16/06/2016 – Corazón Inmaculado

Sin título¡Queridos hijos! Hoy los invito a acercarse a mi Corazón Inmaculado. Los invito a renovar en sus familias el fervor de los primeros días, cuando los llamé al ayuno, a la oración y a la conversión. Hijitos, ustedes han aceptado mis mensajes con un corazón abierto, a pesar de que no sabían qué era la oración. Hoy los invito a que se abran totalmente a mí para que pueda transformarlos y guiarlos al Corazón de mi Hijo Jesús, para que Él los llene con su amor. Sólo así, hijitos, encontrarán la verdadera paz, la paz que sólo Dios les da. Gracias por haber respondido a mi llamado.

Medjugorje, mensaje del 25 de octubre de 1998.

Hoy los invito a acercarse a mi Corazón Inmaculado

Por  el padre Slavko Barbaric  

Esta es una llamada maternal, ya que cada madre lleva dentro de su corazón el profundo anhelo de estar con sus hijos y de estar presente en ellos, de manera que sus hijos también puedan estar presentes en ella.

Entonces, para que podamos comprender mejor el deseo de María pensemos, por un momento, en Su corazón.

Creemos que fue concebida sin pecado, como ella misma dijo a Bernardita en Lourdes que era la Inmaculada Concepción.

Su corazón era obediente a Dios; su corazón estaba colmado de amor, confianza, esperanza y fe; su corazón era misericordioso y, además, era la madre que guardaba las palabras de su Hijo en su corazón y las meditaba; su corazón estaba lleno de paz y totalmente al servicio de Dios y de los demás. Esta es la razón por la que fue a visitar a Isabel, y también por la que pudo ver, gracias a su paz y amor, en las bodas de Caná, que aquellas personas tenían un problema, y su corazón la inspiró para interceder ante Jesús por esa familia. Cuando María desea que nos acerquemos a Ella, significa que también nuestros corazones deben parecerse más al suyo.

Por eso, cada oportunidad de poner en práctica la paciencia y la confianza en la fe, la esperanza y el amor, y cada intento de perdón, realmente hacen que nuestros corazones se parezcan más al suyo. Especialmente, cuando nos encontramos en alguna dificultad o tenemos problemas, pero nos mantenemos firmes y no perdemos la fe, la esperanza y el amor, nos estamos acercando a su corazón, ese corazón que también conoce el sufrimiento y que a pesar de ello ha permanecido fiel a Jesús durante su padecimiento.

Aquí es importante que nos preguntemos si ese anhelo de mantenernos cerca de nuestra Madre realmente existe dentro de nosotros. Esto significa que debemos preguntarnos qué es lo que nos impide cumplir este anhelo, o qué nos apaga este deseo de estar cerca de Ella.

Cada uno de nosotros, ciertamente, se encontrará con algo en la vida que lo querrá alejar del corazón de María. Pero, en general, podemos decir que quien desee acercarse a María debe despojarse de todo orgullo y practicar la humildad a cada momento. Quien desee acercarse a su corazón debe despojarse de toda impureza, de manera que pueda parecerse más a su Corazón Inmaculado. Cada cosa positiva que hacemos nos acerca más a su corazón, especialmente, cuando llevamos en nosotros la Palabra de Dios y reflexionamos sobre ella.

De esta forma, nos acercaremos a María y, en nuestras vidas, Jesús vivirá como lo hizo en la vida de su Madre. También de esta forma, descubriremos el significado de las palabras que Él nos dice respecto a aquellos que cumplen la voluntad del Padre acerca de que son sus hermanos, hermanas y familiares.

Fuente: http://crownofstars.blogspot.com.es/2014/06/the-immaculate-heart.html

traducción del inglés a cargo del equipo de www.virgendemedjugorje.org