Reports Sor Emmanuel

Selecciona un año:

15 de diciembre de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1- El 2 de diciembre, la vidente Mirjana recibió su aparición mensual en la carpa verde de la Comunidad Cenacolo en Medjugorje. A nuestra gran sorpresa, apenas finalizada la aparición, Mirjana escribió el mensaje recibido y pidió que sea traducido de inmediato ante las personas presentes. Cabe remarcar que este procedimiento no es el habitual, sino que generalmente Mirjana no comunica mensaje alguno luego de las apariciones del 2. He aquí el texto del mensaje:
“¡Tengo necesidad de ustedes! ¡Los estoy llamando, necesito su ayuda! Reconcíliense con ustedes mismos, con Dios y con su prójimo. De esta forma me ayudarán. Conviertan a los no-creyentes. ¡Enjuaguen las lágrimas de mi rostro!”
Recordemos que los 2 de cada mes, la Virgen viene a orar con Mirjana y con todos aquellos que desean unirse a ella (¡Mirjana es la única que la ve!), para interceder por los no-creyentes. “Enjuaguen las lágrimas de mi rostro!” ¡¡Vaya pedido de ayuda!! Navidad es “el día de la Alegría”, pero en esta Navidad, ¿acaso habrá lágrimas sobre el rostro de la Madre de Dios? Queremos preguntarnos: ¿Cómo vamos a colmarla de alegría, y cómo con ella colmar de amor al Niñito Jesús en el momento de su nacimiento? ¿Cómo preparar ese espacio acogedor para Jesús donde podrá descansar en paz en nuestra casa? He aquí algunos ejemplos para ilustrar la llamada de la Gospa a la reconciliación, primordial antes de la Navidad…

2 –.Una pareja amiga mía, profundamente unida en una obra común para Cristo y para la Virgen en España, me confió un día el secreto de su fidelidad conyugal y de su felicidad. Son ahora abuelos. El ver el cariño y la especial ternura que se tienen mutuamente en el seno de un mundo minado por los conflictos y la inestabilidad afectiva, llama a la reflexión… Le cedo la palabra a Pedro:
“Nos casamos en el 1960 y tenemos 6 hijos. Primero hemos vivido en el extranjero, lejos por lo tanto de nuestras raíces familiares y de España, nuestro país. Durante esos ocho años, era indispensable que pudiéramos contar el uno con el otro. Cuando aún estábamos de novios, la madre de mi señora me confió  en varias oportunidades el secreto de su matrimonio: “Que el sol no se acueste sobre tu enojo!” Son palabras de san Pablo en su carta a los hermanos de Efeso (4, 26). Nos hemos aplicado por lo tanto a ponerlas en práctica, sobre todo cuando la situación era difícil. Sabemos por experiencia que la actitud interior con la que nos dormimos por la noche “madura” con el sueño, por lo que cosas de menor importancia pueden, al día siguiente, convertirse en verdaderas montañas. Practicamos la siguiente regla entre nosotros: Oramos juntos cada noche, y esto hasta que la reconciliación sea efectiva entre nosotros si nos ha habido algún enfrentamiento. Vivir de la palabra de Dios nos ha edificado día a día y nos ha protegido de bogar a la deriva”.

Cuando les contamos a los peregrinos sobre la bella tradición utilizada para el sacramento del matrimonio entre los croatas (ver PS1), las parejas ya casadas experimentan cierta tristeza. En efecto, de haberlo sabido con antelación, les hubiera gustado tanto poder aplicar aquella tradición para ellos mismos, en el día de su boda! Felizmente, con el Dios Vivo, nunca nada es demasiado tarde. Para los que desean apropiarse de esta gracia, les aconsejamos lo siguiente: Para su aniversario de bodas, pidan a su sacerdote poder renovar las promesas matrimoniales durante la misa parroquial, de forma más o menos discreta, según él lo considere conveniente. Ese día, que él los bendiga como pareja y, a la usanza croata, lleven consigo un hermoso crucifijo. El sacerdote lo tomará en su mano sosteniéndolo con su estola, la esposa posará su mano sobre la cruz, y el marido posará la suya sobre la mano de su esposa. Entonces, pronunciarán su oración y renovarán sus promesas matrimoniales el uno para con el otro. Jesús será el cemento de su unidad y su más grande amigo. Su amor estará basado y anclado en SU fidelidad en comunicarles el amor divino que tiene en reserva para su matrimonio y para su familia. ¡Jesús será su centro, su roca, su citadela! Al regresar a su hogar, coloquen esta cruz en una pared de su dormitorio. Cada noche, oren juntos delante de la cruz y, si necesitan hacerlo, pídanse mutuamente perdón. No tendrán entonces ningún temor del Destructor pues, como lo afirma el apóstol Pablo: “si Dios está con nosotros,¿ quien estará contra nosotros?

3 – La Gospa nos exhorta a reconciliarnos primero con nosotros mismos. A veces, vemos personas devastadas por su falta de paz interior, aún cuando han confesado sus pecados del pasado y creen firmemente en el perdón de Dios. Viendo que la paz se les escapa y que su tormento permanece, vuelven a confesar a menudo ese mismo pecado del pasado, con la esperanza que la misericordia de Dios actuará por fin en su corazón y depositará en él esa paz tan deseada. ¡Todo en vano! A menudo, este tormento viene del hecho de que, aunque Dios la haya perdonado, la persona no se ha perdonado nunca a ella misma. Esto ocurre frecuentemente en el caso del aborto. Por ejemplo, una mujer de 56 años sufría crueles tormentos interiores desde hacía 30 años. En cada confesión, mencionaba ese pecado cometido a la edad de 26 años, pero la paz de Dios huía siempre de ella. Vino a Medjugorje en búsqueda de ayuda y le preguntamos si ella creía que su hijo le había perdonado desde arriba, desde el Cielo. Ella respondió que “sí”. Luego le preguntamos si ella se había perdonado a sí misma, y dijo horrorizada: “¿Cómo podría perdonarme de haber hecho una cosa tan abominable!?” Allí estaba la clave de su mal. Invitada a revisar su posición a la luz de Dios, aceptó reconocer humildemente que efectivamente, era capaz de eso, y aún de cosas peores que esas; que la sola cosa que le pertenecía como propia era su miseria (como Jesús le dijo a Sor Faustina). Reconoció que ese aborto la había humillado y había arruinado la buena opinión que tenía sobre ella misma. La falta de paz provenía en gran parte de su orgullo, sutilmente disfrazado en virtud. Al descubrir esto, aceptó aplicarse a sí misma la misericordia que Dios le había otorgado de manera inconmensurable. Reconciliarse con uno mismo no es llamar “bien” al mal cometido, o negar el pecado. ¡Al contrario! Es llamarlo “mal” y aniquilarlo para siempre en el corazón de Dios, en sus entrañas de misericordia. Esta señora recuperó la paz del corazón. Habia cambiado de anteojos y no tenía más miedo de su miseria: no se miraba más a sí misma sino que tenía los ojos fijos en su Salvador, y lo veía todo a la luz de su misericordia. Había transformado su remordimiento en arrepentimiento.

4 – También es bueno estar dispuestos a acoger a Jesús, que vendrá como un ladrón. No olvidaré nunca a mi amigo Jakov, un hombre de la aldea de Medjugorje que poseía viñedos, y por lo tanto, vino y una buena bodega, y… una inclinación particular por el alcohol; sobre todo luego de su regreso de Alemania, donde había trabajado muy duramente. A causa de ello, sus actitudes eran a veces difíciles de soportar para su entorno, a pesar de su maravilloso gran corazón. Un día, desarrolló un cáncer de estómago. Esto no le impedía seguir con sus ocupaciones agrícolas y otras. Conservaba alta su moral. Una mañana, llamó a uno de sus hijos y le dijo: “Ve a buscar a todos nuestros vecinos, amigos y familiares. Tengo algo que decirles”. El hijo, sorprendido, hizo lo que le había pedido sin comprender. Jakov se sentó en su habitación, y los hizo pasar uno por uno. Les pidió perdón a cada uno por el mal, que voluntaria o inconscientemente había podido hacer. Hizo lo mismo con sus hijos. Se preocupó de reconciliarse con cada uno, por cancelar todas sus deudas. Fue a la iglesia y se confesó. A la noche, durante la cena, estaba jovial. ¿Habría presentido algo? Esa noche, se acostó como de costumbre; y luego, a gran sorpresa de todos, se durmió en la muerte, colmado de paz.

Antes de la venida del Salvador en el pesebre, busquemos bien… ¿quien de entre nosotros tiene una hermosa tarea que llevar a cabo??

Querida Gospa, mientras caminas hacia Belén con José
adoramos contigo al Niño Dios que va a iluminar al mundo,
y que está oculto en tu seno!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004
Nota Bene: Como todos los años, preparamos una lista de santos para que puedan recibir su compañero para el año 2005. Se la enviaremos en unos días para que puedan utilizarla en sus encuentros familiares de Navidad y de Año nuevo.

PS1 – Ver en el libro “Medjugorje, el Triunfo del Corazón”, pág. 368 de la Editorial Paulinas, el capítulo “Matrimonios que resisten a vientos y mareas” 25 nov 97.

PS2 – Para aquellos que quieren llegar a Medjugorje lo más económicamente posible, existe un autobús que parte diariamente de la estación de micros de Trieste (Italia) a las 18 hs., llegando a Medjugorje a la mañana siguiente a las 8:30 hs. Precio: 38 Euros.

PS3 ¡Una buena noticia para México! Nuestra familia de los “Hijos de Medjugorje” cuenta desde ahora con apoyo local en ese país !! Patricia Gout,a quien damos la bienvenida, se encargará de brindarles una atención personalizada y las noticias que conciernan especificamente a México. Pueden contactarla en la siguiente dirección: hijosdemedjugorje@prodigy.net.mx
Gisele Riverti seguirá ocupándose de la atención de los “Hijos de Medjugorje” de Argentina y por el momento, de los demás países de habla hispana. Pueden contactarla, como de costumbre, a través de Denis Nolan dnolan@childrenofmedjugorje.com , o de Oscar Jara juay00@netex.com.ar

La procedencia de algunas de las direcciones de nuestro listado general es facilmente identificable, en el caso de otras, no resulta tan sencillo. Gracias por hacernos llegar a través de Oscar Jara, juay00@netex.com.ar los siguientes datos:
Nombre y Apellido
Ciudad
Pais
Dirección e-mail
Oscar seguirá retransmitiéndoles los reportes de Children of Medjugojre y los mensajes del 25 en español, como viene haciéndolo hasta ahora.

15 de noviembre de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1- La vidente Vicka y su marido Mario Mijatovic acogieron maravillados a su segundo hijo el 18 de octubre 2004, un pequeño Anton. Rara es la familia croata que no cuente con un Antonio en su seno, pues san Antonio de Padua, gran amigo de san Francisco, es el santo más venerado en estas regiones evangelizadas por los franciscanos. Además, durante los siglos de persecusión, san Antonio multiplicó los milagros a favor de quienes lo invocaban… y no es por cierto olvidado por sus beneficiarios.

2 –Patricia C., mi traductora para nuestras emisiones televisivas grabadas en México, se me ha convertido en una muy querida amiga. Su trayectoria es sorprendente. Joven, talentosa, sensible, madre de cuatro hermosos ninos, había organizado su vida sin Dios, o mejor con Dios ocupando el último lugar, ya que tenía derecho a una hora por semana el domingo ¡Ahora, su entorno ya no la reconoce más! Dejemos que sea ella misma quien nos lo cuente:
“Cuando Dios llega a nuestros corazones, nunca es para castigar sino en cambio para acariciar. En medio de las penas, nos abraza tiernamente. Su poder transformador es tal que hasta una historia de muerte se vuelve una historia de amor.
He perdido a mi madre hace 10 meses, el 2 de febrero, luego de 5 meses de vida vegetativa donde su cerebro estaba prácticamente muerto. Sin embargo – nunca hubiera creído que esto fuera posible – mi corazón salta de alegría a causa de esos últimos meses con ella, por cierto los peores desde el punto de vista humano, pero tan ricos en bendiciones y en amor, estaban llenos de Dios. Nuestro querido y magnífico Dios hila tanto más fino que nosotros! Sabe qué necesitamos aún cuando nosotros ni siquiera tengamos idea de ello. Cuando mi madre padeció ese ataque cardíaco que la dejó suspendida entre la vida y la muerte, entre la tierra y el cielo, y cuando la vimos inerte e ida tan lejos, prisionera de un cuerpo que rehusaba morir junto con el cerebro… entonces nos pusimos a rezar. Le suplicamos a Dios que se la llevara a cualquier precio, que no la dejara vivir en este estado. En ese momento pensábamos que no era una vida digna de nuestra madre tan activa y tan maravillosa. ¡Ella no se merecía eso!
Yo no sabía entonces… no podía saber.
No sabía que, en profundo silencio se podía enseñar y que desde un lecho de enfermo, estando completamente inerte, se podía amar. No sabía que al precio de su vida, mi madre nos conducía hacia nosotros mismos. Pensaba que éramos nosotros quienes nos ocupábamos de ella… ¡craso error! Era ella quien continuaba a cuidar de nosotros, conduciéndonos hacia nuestros orígenes: el corazón de Dios. Al intentar hacerle el bien, hemos llegado allí donde anhelábamos llegar.
Por ejemplo, antes, jamás se me hubiera ocurrido participar diariamente de la misa ni rezar el rosario todos los días. Comencé a hacerlo sólo por ella. Lo veía como un medio de complacerla, aún si ella ya no podía escucharme más. ¡Oh! Qué lejos estaba de pensar que en esas misas iba a encontrar a mi amor, mi morada! ¡Qué lejos estaba de pensar que el rosario se transformaría en mi consolación y mi alegria! Jamás había sospechado que en esas pequeñas cuentas estaba contenida la vida entera; ¡lazo bendito tendido entre el cielo y la tierra!
Antes de tomar conciencia de ello, con mi familia y mis amigos, nos reuníamos a diario alrededor de su cama para orar; y de repente esa oración por ella se convirtió en oración por nosotros… ¡Quien hubiera sospechado que la verdadera enferma no era la que yacía en su lecho!
Y poco a poco, de plegaria en plegaria, cual silenciosa brisa, Dios se apoderó de mí. Tocó mi corazón y cambió mi vida. El día en que mi madre partió, nos había ya dejado bien afirmados en el saludable abrazo de Dios. Permaneció justo suficientemente tiempo como para asegurarse nuestro buen destino. ¡Querida mamá! ¡Es tan tuyo el actuar de esta forma! ¡Has ganado! Te habías transformado en una hostia para nosotros; pues en un cuerpo tan herido y reducido a nada, como en ese insignificante pedacito de pan, Dios estaba allí. Te habías transformado en su alhajero, y en esta ofrenda de ti misma, el milagro se produjo.
No lo olvidemos nunca: lo que parece un final es en realidad un nuevo comenzar. Que siempre podamos poner a Dios en el centro de nuestra historia, y entonces nuestras vidas se llenarán de comienzos y aún la historia de una muerte será una historia de amor”.

3 – En noviembre intensifiquemos nuestra intercesión por los difuntos pues, como nos lo ha vuelto a decir la Gospa a través de sus mensajes, “muchas almas permanecen largo tiempo en el Purgatorio porque no tienen a nadie que ore por ellas”. Pero este mes es también el mes donde contemplamos maravillados las realidades que nos esperan “luego de esta vida”. La Gospa no dijo refiriéndose al P. Slavko: “Está muerto”, sino más bien “ha nacido al Cielo”. ¡Lo que es completamente diferente!
(Hoy estamos a nueve días del nacimiento del padre Slavko al Cielo, el 24 de noviembre 2000, aprovechemos la ocasión para rezarle y darle trabajo a ese gran trabajador ante el Eterno!)*
En una homilía en Medjugorje, un sacerdote recordó algunas palabras significativas pronunciadas por el vidente Ivan en ocasión de su pasaje por Dublin. (Junto con Marija y Vicka, Ivan ve aún a la Virgen todos los días). “Si ustedes llegaran a ver a la santísima Virgen aunque solo fuera por un segundo, declaró Iván ante la asamblea, entonces este mundo perdería inmediatamente toda su atracción para ustedes. Yo mismo, oro mucho para poder soportar permanecer en la tierra”. Alguien le preguntó: – Iván, ¿qué le dirías a la Virgen si ella te propusiera llevarte consigo en el curso de una aparición? Sin dudarlo ni una centésima de segundo Iván respondió: – ¡Partiría de inmediato con ella!

4 – El adviento llegará pronto, ¿cómo podemos vivirlo al máximo con María?
En Medjugorje, en la escuela de la Gospa, el grupo de jóvenes ha sido formado en el recogimiento, medio ineludible para sumergirse profundamente en la oración y unirse a Dios. La Virgen les ha dado el gusto por los espacios interiores, por la inmensa capacidad de santidad que éstos contienen. ¡Pero nuestro mundo es tan chacharachero y ruidoso! ¿Por qué deberíamos trocar nuestra íntima felicidad contra el vacío del alma, engendrado por tantas futiles distracciones? El Adviento es un tiempo de gestación, es la ocasión para ahondar en lo profundo de nuestro ser para alcanzar los más preciosos tesoros interiores y sacar partido de ellos. Un día, el 29 de noviembre de 1936, la Virgen se apareció a sor Faustina en su convento de Polonia y le enseñó lo que ella misma había vivido, hace 2000 años… ¡enseñanzas que valen oro para nosotros!!
“La Madre de Dios me enseñó cómo prepararme para la fiesta de la Navidad, – cuenta sor Faustina – .Hoy la he visto sin el Niño Jesús; ella me dijo: ‘Hija mía, esfuérzate en ser dulce y humilde para que Jesús que vive constantemente en tu corazón pueda encontrar allí su descanso. Adóralo en tu corazón, no salgas de tu interior. Obtendré para ti, hija mía, la gracia de una vida interior tal que permaneciendo en el interior de ti misma, puedas cumplir exteriormente todos tus deberes con mayor celo aún. Permanece continuamente con él en tu propio corazón, Él será tu fuerza; mantén con las demás creaturas los contactos que te sean necesarios a causa de tu deber. Eres una morada agradable para el Dios vivo, en la cual él permanece constantemente con amor y predilección; y la viva presencia divina que sientes de manera tan real y diferenciada te confirmará, hija, lo que acabo de decirte. Intenta proceder de esta forma hasta el día de Navidad y luego él mismo te dará a conocer de qué manera debes actuar y unirte a él”.

Querida Gospa, ¡tu simple presencia a nuestro lado
nos da un anticipo de Cielo!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

Mensaje del 25 de octubre 2004: “¡Queridos hijos! Este es un tiempo de gracia para las familias y por eso los invito a renovar la oración. Que Jesús habite en el corazón de vuestra familia. Aprendan en la oración, a amar todo lo que es santo. Imiten la vida de los santos para que ellos sean un impulso para ustedes y sus maestros en el camino de la santidad. Que cada familia se convierta en testigo del amor en este mundo sin oración ni paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

PS No habrá Reporte el 1° de diciembre y el próximo será enviado el 15 de diciembre, salvo en caso de urgencia.

* la traducción les llegará más cerca aún de la fecha, pero en el Cielo el tiempo no cuenta. Siempre estamos a tiempo de comenzar una novena en su honor.

15 de octubre de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1- A fines de setiembre antes de dejar Medjugorje para irme en misión, fui a ver a Mirjana y le  pregunté si tenía algo importante para transmitir a los americanos en mis conferencias. Sin siquiera tomarse el tiempo para reflexionar, surgió de su boca esta respuesta: “¡Infúndeles confianza! ¡Dales amor!” Evocando algunas de las cargas y problemas de la gente de Occidente, me hizo remarcar la epidemia del miedo que afecta a tantos corazones en la actualidad. Sabemos cómo Mirjana, al igual que los otro cinco videntes, no andan con medias tintas cuando se trata de compartir las palabras exigentes de la Santísima Virgen. Sin embargo, esa mañana, Mirjana me sorprendió cuando dijo: “Quienes tienen miedo no son creyentes”. Al principio, esas palabras pueden parecer duras, pero reflexionando sobre ellas, nos ofrecen buenas razones para regocijarnos y reavivar nuestra esperanza. Es muy sencillo: cuanto más nos unimos a Jesús, menos miedo tenemos. Más nos acercamos a Dios, y más se aleja el miedo de nosotros. Debemos lograr que nos entre en la cabeza que el miedo y el amor son incompatibles. Allí donde hay amor, el miedo está ausente y puesto que Dios es amor puro, el verdadero amor elimina el miedo.

Mirjana me hizo recordar ese maravilloso mensaje recibido en los años 80: “Aquellos que toman a Dios Padre como padre de su familia, que me toman a mí (María) como madre, y que consideran a la Iglesia como su casa, no tienen nada que temer del porvenir, nada que temer de los secretos” ¡Ojalá que estas palabras fueran enmarcadas en cada hogar!  Me gusta sobre todo la forma con la cual san Pablo sintetiza esto: “Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?” (Rom 8,31)

Efectivamente, el único temor que deberíamos permitir entrar en nuestro corazón es el temor de estar separados de Dios (por el pecado grave y el rechazo de su misericordia). Estar separado de Dios es el único verdadero desastre. La Sma. Virgen lo subraya así: “Les ruego, no permitan que derrame lágrimas de sangre a causa de las almas que se pierden en el pecado”. (22 marzo 1984)

Luego hablar sobre el miedo, Mirjana dijo enfáticamente: “Sabes, no hay nada que no podamos obtener por medio de la oración y el ayuno. A veces la gente me pregunta: “Mirjana, ¿qué puedo hacer en esta situación, además de orar? ¡Preguntan esto porque no han comprendido aún el gran poder de la oración! ¿Por qué buscar otro medio cuando tenemos a nuestro alcance el mejor y más poderoso? ¡Nuestro esfuerzo debería consistir en orar más, mejor, y con mayor confianza en Dios, que nos guía como un padre a sus hijos! Esta confianza elimina por completo el miedo y hace que nuestra oración sea tan potente.

Al escucharla, decidí permanecer vigilante y que cuando se filtren temores en mi corazón, recurriría inmediatamente a la oración en lugar de dar rienda suelta a mi imaginación.
Mirjana agregó: “Muchos peregrinos italianos me preguntan: Mirjana, ¿por qué la Virgen pide esto o aquello en sus mensajes? Pero nosotros, los videntes, ¡no nos cuestionamos sobre los por qué! A ninguno de nosotros se nos ocurriría pensar en ello, porque sabemos que nuestra vida está en manos de Dios”.

Mirjana tiene razón; no tenemos necesidad de comprenderlo todo. He notado que esta gran sabiduría de los videntes es patrimonio de la mayoría de los croatas creyentes. Esto proviene sin duda del sentido de la trascendencia divina que han sabido conservar. Para ellos, la Virgen sabe por qué pide hacer esto o aquello y les basta. Están en paz y lo realizan con sencillez. Podemos adoptar esta actitud, porque obedeciendo comprenderemos el bien contenido en lo que nos es pedido. Nunca nos equivocamos cuando obedecemos a la voluntad de Dios! Pero si cuestionamos a Dios sobre sus intenciones antes de ponernos en camino hacia él, entonces seremos los grandes perdedores. Luego de 23 años de apariciones, algunos peregrinos no han aún comenzado a ayunar porque continúan cuestionándose por qué deberían hacerlo. Durante ese tiempo, cuántas gracias han sido concedidas a aquellos que, con fe de niño, simplemente han ayunado.

2 – ¡Gracias Señor! ¡Hemos finalmente iniciado el Año de la Eucaristía! ¡Fijemos más que nunca nuestra mirada en Jesús Eucaristía! La Hna. Briege McKenna (USA) me dijo recientemente por teléfono que el Enemigo hará todo para distraernos e impedirnos que vivamos plenamente este Año de la Eucaristía. Sin embargo, dijo, es lo más importante que debemos hacer hoy en día, por nosotros y por el mundo.
El Santo Padre nos manifiesta una vez más su comunión de espíritu con la Santísima Virgen al haber declarado el presente año, el Año de la Eucaristía. Podemos mostrar desde ahora nuestra unión con él dejando más lugar en nuestra vida a la Eucaristía. Durante los primeros años de las apariciones, la Virgen expresó el deseo de que en cada parroquia haya adoración del Santísimo Sacramento. En la actualidad hay lamentablemente aún muchas parroquias que no ofrecen esta posibilidad de los fieles. Sugiero por lo tanto que cada uno se comprometa a orar humildemente por su parroquia y por su diócesis, hasta que el deseo de la Gospa se vuelva realidad. El 15 de marzo de 1984 la Virgen dio el siguiente mensaje: “Adoren sin cesar al Santísimo Sacramento del Altar. Estoy siempre presente cuando los fieles están en adoración. En ese momento se reciben gracias especiales”

Existen muchas maneras de manifestar nuestro amor por Jesús en la Eucaristía, y podemos pasar muy concretamente a la acción. Por ejemplo, conozco una mujer que no tiene muchos recursos pero que desde hace años se comprometió a llevar flores frescas a todos los sagrarios de su pueblo, en signo de amor hacia Jesús Eucaristía y hacia María, su Madre.

Por tu oración, querida Gospa, Madre de la Eucaristía,
¡que nuestra vida pueda ser una misa y nuestra alma, una hostia!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS El próximo reporte será enviado el 15 de noviembre, a menos que haya un acontecimiento mayor para compartir.

15 de septiembre de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1- Madre Teresa de Calcuta tenía un don especial para hacer cambiar a la gente con una simple palabra. Su permanencia diaria por largas horas frente al Santísimo (¡en sequedad sensible, debemos subrayarlo!), la llenaba de la Palabra viva de Dios y esta Palabra emanaba de ella y se derramaba sobre su entorno a lo largo de su jornada.
Cierto día, una mujer hindú muy adinerada vino a verla, cubierta de costosas joyas y revestida con un magnífico sari. Esta mujer quedó sorprendida por la luz que emanaba de Madre Teresa. Quiso esa luz para sí, y deseó acercarse a Dios. Le propuso a la madre Teresa darle mucho dinero, pero ella le respondió que lo importante no era su dinero, sino su corazón. ¡Es el corazón que debe transformarse!
– “¿Cuánto cuesta el sari que tienes puesto?, le preguntó Madre Teresa.
La mujer pensó un momento y luego dijo un precio exorbitante.
– “Bueno, le dijo Madre Teresa. La próxima vez que vengas a verme, ven con un sari menos caro”.
– “¿Es todo?” contestó muy sorprendida la mujer. Se esperaba a que le dijera una palabra radical, como se ve en la vida de los santos.
Cambiar la calidad de su sari le parecía realmente poca cosa, pero sin embargo la picaba un poco en su orgullo femenino. Se atuvo a ese consejo tan sencillo y con frutos, ya que al cuidar que su atuendo fuera más sobrio, se dejó alcanzar poco a poco por la gracia de Dios. Había abierto la puerta de su corazón y, en forma espontánea, otros elementos de su vida se transformaron. Volvió a visitar a Madre Teresa con un sari más discreto y ésta le volvió a recomendar lo mismo: “¡La próxima vez, ponte un sari aún más sencillo!” Y así durante varias ocasiones. ¡Finalmente, Madre Teresa tuvo que insistirle para que la mujer no se vistiera con un sari aún más pobre que el suyo! En la reiteración de ese pequeño esfuerzo, la mujer vivió una conversión radical de su vida y se convirtió en un maravilloso instrumento de Dios en Calcuta.
Madre Teresa había dado en el clavo: esta mujer no hubiera podido perseverar en un cambio inmediato demasiado radical. Hubiera seguramente bajado los brazos al primer contratiempo y habría rápidamente perdido el combate contra el desaliento. Pero la sabiduría de este camino humilde, de este pequeño esfuerzo reiterado, le permitió hacer que todo cambiara en su vida, según el ritmo de la capacidad de amor del momento, en la bendición de Dios. Una pequeña elección atrajo a otra, y se produjo un crecimiento que respetaba el ritmo del corazón. Como una flor que ansía los rayos del sol, pero que se abre según sus leyes internas. Sucede frecuentemente que las flores que se abren muy pronto duran menos tiempo.

La Gospa nos invita a todos a la conversión del corazón (ver mensaje en PS). ¿Qué cambio voy a hacer en mis costumbres? Veamos, a partir de hoy, ¡voy a hacer algo que hasta ahora no hacía!, por ejemplo:
– Mientras me dirijo a mi oficina, voy a transmitir una bendición a todos los que viajen conmigo en el bus o en el metro, encomendando sus vidas a la Santísima Virgen.
– Cuando les esté dando de comer a mis hijos o a mis nietos, les contaré una historia de Jesús tomada del Evangelio, y los ayudaré a encontrar ocasiones concretas para imitar a Jesús a lo largo del día.
– Cada noche leeré un salmo antes de ir a dormir y memorizaré el versículo que más me haya llegado para conservarlo en mi corazón.
– Utilizaré parte del tiempo que reservaba para ver la tele o leer revistas inútiles para orar por los moribundos que están angustiados a fin de que se abandonen a la misericordia de Dios, y voy a enviarles mi ángel de la guarda para reconfortarlos (ver PS 2).
– Etc. (ver la continuación en el PS 4).
Hay algo que me fascina en las computadoras, que por otra parte no gozan de mi simpatía: cuando uno está escribiendo un texto, basta con agregar una palabra para que todo se reordene y vuelva colocarse en el lugar preciso. La armonía del texto queda preservada, como si esa palabra siempre hubiera estado allí, a pesar de que ninguna de las otras palabras se encuentren en el lugar anterior. Toda comparación es defectuosa, por cierto, pero en la vida espiritual sucede lo mismo, si me decido a cambiar en un solo aspecto, todo cambiará en mi corazón, ese pequeño sol que introduzco va a tocar cada zona de mi vida y, poco a poco, el fuego del amor acabará por abrirse camino y abarcarlo todo!

2 – Acabo de regresar de una bella misión en España. En una de las iglesias donde hemos podido dar testimonio de los mensajes de la Gospa, el cura párroco me preguntó al final de la velada: “¿Qué debo hacer para conservar tan llena mi iglesia como lo está hoy?” En la oración, hemos transmitido la inquietud al Señor y a la Santísima Virgen y hemos charlado sobre la escuela de María en Medjugorje. Me conmovió mucho la soledad de este sacerdote: “Soy el único sacerdote en este barrio y ya soy viejo”. Una pregunta se formulaba incesantemente en mi corazón: “¿Dónde están los que han sido llamados? Pues el Señor llama hoy al igual que en el tiempo en que los seminarios desbordaban, pero el ruido de la vida y las distracciones multiplicadas ahogan muy fácilmente el dulce murmullo de la voz de Jesús en los corazones. ¡Y ya no se escucha su llamada, no se toma tiempo para detenerse a conversar sencillamente con Dios y conocer los deseos de su corazón!
Me parece que un buen debut, para iniciar un cambio radical en nuestra vida, sería arrodillarnos y pronunciar varias veces estas simples palabras hasta que penetren profundamente en nuestra consciencia y se conviertan en un verdadero deseo: “Señor, ¿qué quieres que haga por ti? ¡Aquí estoy! ¡Que tu voluntad se cumpla en mí, muéstrame el camino a seguir!”
Una vez más, la Gospa nos indica en su mensaje el camino de la felicidad plena.
La mística francesa Marthe Robin, cuya causa avanza en Roma, hablaba magnificamente de este abandono a la voluntad de Dios, ella, que supo vivirlo hasta el extremo:
“El abandono, decía, es vigilante, activo, atento a las exigencias más secretas, más íntimas de Dios” “En el abandono no se trata de dar sólo lo que uno tiene, sino de ofrecer hasta la raíz misma de lo que uno es, que viene del Padre, que es para el Padre. No se trata de dar sólo lo superfluo, una parte, aunque sea una gran parte de nuestra vida, de nuestra actividad, de nuestro apostolado, sino de dar toda la esencia de nuestro ser”.
“Abandonarse, es llegar hasta el sumum de las exigencias de Dios”.

Querida Gospa, sóplame por qué debo comenzar,
¡y lo haré hoy mismo, por amor a ti!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1 Queridos hijos, los invito a todos a la conversión del corazón. Decídanse, como en los primeros días de mi venida aquí, por un cambio total de sus vidas. Así, hijitos, tendrán la fuerza de arrodillarse ante Dios y abrir sus corazones. Dios escuchará sus oraciones y las concederá. Yo intercedo ante Dios por cada uno de ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado. (Mensaje del 25 de agosto de 2004)

PS2 El Papa Juan XXIII acostumbraba, antes de iniciar una tarea importante o difícil, pedir a sus allegados que le enviaran sus ángeles de la guarda para asistirlo. Muchos otros santos, como santa Teresita del Niño Jesús, han expresado su familiaridad con su ángel cuando era el caso de ayudar a alguien a distancia. ¡El Padre Pio vivió esta gracia de manera sorprendente!

PS3 No habrá Reporte el 1° de octubre. El próximo reporte será enviado el 15 de octubre.

PS4 Otras propuestas:
– ¿Por qué no limpiar, abrazar, colgar y colocarle flores a ese crucifijo lleno del polvo y abandonado? Cada mañana le dirigiré una plegaria salida del corazón.
– Voy a colocar este billete de 10 euros en el buzón de esta madre de familia en dificultades. De esta forma ni siquiera sabrá que este don proviene de mí! Me propongo darle algo a alguien todos los días.
– Llueve a cántaros y debo salir… En lugar de protestar, bendeciré al Señor: “Gracias Señor, por la bendición de la lluvia! Decido que cada día, a la primer contrariedad que se presente, bendeciré a Dios.
– Voy a revisar mi ropero y retirar de él todo lo que he comprado con intenciones impuras. De ahora en más le pediré a la Santísima Virgen que me acompañe cuando salgo de compras, será más seguro!

15 de agosto de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1- Con gran alegría, el 14 de agosto, celebramos a san Maximiliano Kolbe, este gran santo que ofreció su vida para salvar a un padre de familia. El sacerdote que celebró la misa en francés, aquí en Medjugorje, nos tenía reservada una sorpresa especial: un pintor polaco amigo suyo había sido compañero del padre Kolbe en el campo de concentración de Auschwitz, y en su calidad de testigo ocular, le había descrito la famosa escena que hizo del padre Kolbe un mártir de la caridad. Efectivamente, este pintor formaba parte de los prisioneros del campo.

Esa mañana, los detenidos fueron informados que uno de ellos se había fugado. El pánico cundió en el campo ya que la regla era inflexible: ¡Diez por uno! “Si para esta noche no lo hemos encontrado, advirtió el “Kapo”, ¡10 morirán en lugar suyo!” Los prisioneros esperaron durante todo el día, inmóviles bajo los rayos del agobiante sol de agosto, constantemente amenazados por los perros y los látigos de los “kapos”. Al atardecer, los guardas escogieron a diez hombres al azar para hacerlos morir de sed y de hambre. Uno de los condenados prorrumpió en sollozos, tenía esposa e hijos y suplicaba ser indultado. En ese momento, el padre Kolbe, formado cerca de allí, dio un paso al frente y se dirigió hacia el oficial. Todos los prisioneros, petrificados, lo seguían con la mirada. Pensaban para sí: “Está loco, va a hacerse matar!” Nunca prisionero alguno había osado mover siquiera un dedo ante los verdugos durante esas interminables permanencias de pie en el patio del campo. Pero el padre estaba tranquilo, con pleno dominio de sí, visiblemente decidido. El jefe del campo le preguntó quién era. “Soy sacerdote católico”, respondió el padre Kolbe con gran paz. Le solicitó entonces tomar el lugar del hombre condenado. Silencio mortal, y luego el oficial hurla: “¡Ve con ellos!” El pedido había sido aceptado. Nuestro amigo pintor vio entonces como el padre Kolbe se alineaba detrás de los otros nueve condenados a muerte que se alejaban. Caminaba con calma, cerrando la marcha. Antes de desaparecer a los ojos de sus compañeros, se dio vuelta, levantó la mano e hizo un gesto en señal de saludo. Fue la última imagen del padre para los prisioneros.

Pero desde el primer día de ese largo martirio desde el fondo de sus bunkers, esas celdas minúsculas donde apenas podían entrar, ¡los prisioneros oían como los condenados le cantaban a Dios! En la celda del padre Kolbe los gritos de desesperación y las blasfemias bien pronto habían cedido el lugar a himnos de alabanzas al Señor. ¡El padre los preparaba para el encuentro con su Dios! Los carceleros quedaron muy sorprendidos cuando los cantos se propagaron en las celdas vecinas, y luego a todo el campo, ¡que se unió en alabanza! Antes de esto, el padre solía hacer pequeñas homilías a sus compañeros de prisión, exhortándolos siempre a no dejarse abatir. “¡Oren! No aflojen”, les decía, “¡Crean contra toda esperanza!” Él mismo era tuberculoso y tenía un sólo pulmón desde su juventud. Este bunker fue algo así como su última parroquia. ¡Celebró su última “misa cantada” en ese reducto infame!

Después de una decena de días, tenían que desocupar la celda para llevar allí a otras víctimas. El soldado a cargo que fue a retirar los cuerpos se encontró con nueve cadáveres, y con el padre Kolbe que aún seguía vivo, luminoso, radiante. Cuando quiso colocarle la inyección letal, el padre le extendió humildemente el brazo con mirada alegre y sonriente, como lo atestiguó este mismo soldado durante el proceso. Según él, el padre tenía una mirada tan llena de amor que los oficiales del campo le decían: “¡Baja los ojos!”

El padre Kolbe fue portador de paz y de amor en medio de este infierno. Llevaba en sí la fuerza de Jesús resucitado, ¡capaz de todo! Después de su muerte, los prisioneros decían a los recién llegados: “Esto no es nada, en comparación con lo que hemos vivido del tiempo suyo!” Hasta el jefe del campo fue tocado: después de la liberación en 1945, los americanos lo encontraron escondido en una granja y lo entregaron en manos de los polacos quienes lo ahorcaron en medio del campo de concentración, frente a los hornos crematorios. Ahora bien, instantes antes de morir, pidió la asistencia de un “sacerdote católico”…

Cuando Juan Pablo II canonizó al padre Kolbe, eligió como tema para su homilía: “No hay amor más grande que dar su vida por sus amigos” (Jn 15,13)

2 – Si la paz del corazón pudiera ser comprada en los supermercados, éstos harían fortunas de la noche a la mañana. En su último mensaje, la Gospa nos revela la forma de obtener esta paz, gratis, en casa, mediante un movimiento del corazón. “Cuando tengan amor en el corazón, la paz reinará en ustedes” (Ver PS 2)

¿Tener amor?? ¿Podemos realmente TENER el amor de Dios adentro nuestro?? Sí, podemos, porque el Creador nos hizo capaces de contenerlo a Él, Dios, en todas sus dimensiones. ¡Nuestro corazón es infinitamente más grande de lo que nos imaginamos! Pero si no está lleno de Dios, entonces padecemos la tortura del vacío, mal encubierta por nuestros miserables sustitutos, nuestras satisfacciones pasajeras, que nos dejan aún más vacíos. En hebreo, paz se dice SHALOM, y su significado original es diferente de la acepción que le damos nosotros. El shalom significa totalidad, plenitud, y no ausencia de conflictos o de problemas. Jesús, colmado por el amor del Padre, ¿no dormía acaso en la barca sacudida en plena tempestad? Como el padre Kolbe lo mostró, quien posee el Shalom no se deja desmoralizar, permanece tranquilo en medio de las situaciones más catastróficas. ¿La paz de su corazón no reinaba cual reina y señora, en ese campo a pesar de sometido a un régimen inhumano?

La Gospa nos dice: “tienen vacíos dentro de ustedes”. El vacío es lo contrario al shalom. Estos vacíos sólo pueden llenarse con la oración, pero con una oración verdadera, activa, transformante, anclada en el deseo sincero de vivir el Evangelio, de asemejarse a Cristo. El Shalom es algo vivo, y si no estamos abiertos a él, se retira. He aquí un ejemplo de vacío, a menudo inconsciente, que impide que el Shalom reine en nosotros:

  1. “Soy un buen cristiano, voy a misa todos los domingos, y sin embargo, no tengo paz. Tengo miedo a enfermarme. En efecto, la idea de la enfermedad me persigue, tengo miedo a sufrir, a tener que abandonar mis actividades, y nunca sabemos a dónde puede conducirnos la enfermedad! La salud es lo primero para mí y tengo miedo de perderla”.

 

  1. Este hombre tiene un gran vacío en él, una zona donde la paz de Dios no puede penetrar. Cada vez que quiere tomarla, pareciera que rebotara como sobre una pared y se le escapara. ¿Por qué?

Porque este hombre, al ser bautizado fue revestido de Cristo y, desde su bautismo lo que es de Dios es suyo, como todo lo que es suyo es de Dios (Jn 15, 5-26). Si todo lo que es suyo es de Dios, entonces su cuerpo es de Dios. ¿Su cuerpo es de Dios?? En ese caso, si se enferma, ¡es problema de Dios y no suyo! El cuerpo del padre Kolbe pertenecía tanto a Dios que no precisó ni un minuto de reflexión para entregarse en lugar del padre de familia. ¡Es lo que Jesús habría hecho en su lugar! Pero el hombre que no entregó verdaderamente sus bienes a Dios y que “posee” su cuerpo, impide inconscientemente que la paz de Dios fluya en él: conserva una zona de su ser cerrada a la Realeza de Cristo. Se quedará con un gran vacío, tendrá siempre miedo de perder lo que cree poseer. Esto ocurre con todos los aspectos de nuestra vida o de nuestros bienes, el dinero, el porvenir, el trabajo, los hijos u otros seres queridos, etc… Inclusive a veces, ¡nuestros apostolados! (Lc 9, 3-6)

Si me abandono amorosamente a Dios y digo: “Señor, te pertenezco en todo, glorifícate en mí según TU voluntad. TUS elecciones serán las mías”, entonces mis vacíos se llenarán de la presencia viva de Dios, y el Shalom se instalará en mí. Dicho de otra manera, cuanto más nos entregamos a Dios por amor, más plenos estamos (Mt. 19-29). Cuanto más guardamos ansiosamente aquello que tenemos, más vacíos y tristes estamos. En el Cielo, sólo tendremos lo que hayamos dado en la tierra. El Shalom es el anticipo del Cielo y la Gospa desea ardientemente introducirnos en él desde ahora!

3 – En Lourdes, al llegar a la Gruta de las apariciones esta mañana, el Santo Padre se arrodilló (lo que no estaba previsto en el protocolo) fuertemente emocionado. Tuvo el don de lágrimas y parecía que iba desplomarse, como Jesús camino al Calvario. No pudo pronunciar su discurso y dejó que un cardenal lo hiciera en lugar suyo.

Ayer por la noche, habló al inicio de la procesión de las antorchas, y terminó su alocución a los peregrinos con esta invocación: “Reina de la paz, ruega por nosotros!” Declaró más tarde: “Soy un enfermo entre los enfermos. Estoy al final de mi vida”.
Este “hijo predilecto” de la Virgen, el Papa del Totus Tuus que ella misma ha elegido para estos tiempos (mensaje del 25 de agosto de 1994), vive su última linea recta entre nosotros. Es un tiempo de gracia en el que le prodigamos nuestra oración y afecto a este prodigioso profeta. Un tiempo de gracia con María que nos dijo el 25-01-97: “Este es mi tiempo”.
Un periodista le preguntó cierto día: “¿Cuál es su secreto, Santo Padre?” a lo que él respondió: “¡La tengo siempre de la mano!”

Querida Gospa, yo también vengo a tomarme de tu mano,
para no soltarla nunca más!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1 Se trata del padre Henri Ormaechea, un capuchino francés apasionado por el padre Kolbe.!

PS2 “Queridos hijos, los invito nuevamente: estén abiertos a mis mensajes. Deseo, hijitos, acercarlos a todos ustedes a mi Hijo Jesús; para ello, oren y ayunen. Los invito especialmente a orar por mis intenciones, para poder presentarlos a mi Hijo Jesús y él transforme y abra sus corazones al amor. Cuando tengan amor en el corazón, reinará la paz en ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado. (25 de julio de 2004)
PS3 No habrá Reporte del 1° de setiembre. El próximo reporte será el del 15 de setiembre.

1 de agosto de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabado sea Jesucristo!

1- Se oyen a veces comentarios que parecen juciosos a primera vista:
“¿Por qué ir tan lejos en peregrinación y gastar tanto dinero, cuando Dios está en todas partes y que la Virgen está incesantemente con sus hijos?”.
El peregrinar forma parte de la vida espiritual, toda la Biblia nos lo enseña. Ciertas veces debemos abandonar nuestras costumbres y dejarnos movilizar concretamente hacia Dios, no sólo interior sino también físicamente (siempre y cuando la salud lo permita). Dios ve nuestro esfuerzo, nos habla de manera privilegiada en esos momentos que le están específicamente reservados. Bendiciones especiales están ligadas a las peregrinaciones.
La misma Santísima Virgen nos da el ejemplo, al igual que san José. ¿Acaso no tenían consigo al mismo Dios, Dios Hijo en su casa de Nazaret? Podrían haber pensado: “Dejemos que nuestros hermanos judíos vayan en peregrinación a Jerusalén, donde la gloria de Dios llena el Templo, ¡es bueno que ellos vayan! Pero nosotros vivimos con el Hijo de Dios, nuestra casa es tabernáculo de su presencia, hablamos con él a diario, aquí ya tenemos lo mejor, ¿qué más ganaríamos con ir a Jerusalén??”
En aquella época, todo judío piadoso iba a Jerusalén en las tres fiestas de peregrinación: Pessaj (Pascua) hacia el mes de abril, Shavuot (Pentecostés) hacia junio y Sukot (Fiesta de las Tiendas) hacia octubre. Estos viajes se acompañaban de una liturgia especial particularmente bella. Era el momento para cada uno de ellos de hacer el balance de su vida con Dios. Allí, en el Templo, era “visto” por Dios que le acordaba gracias y favores particulares. A través de sus profetas, el Señor ha pedido a su pueblo hacer esto y él sabe por qué. ¡La peregrinación es también una institución divina!
Si José María y Jesús han peregrinado a Jerusalén tres veces por año a pie (¡170 km!) a pesar de la inseguridad de los caminos de la época, de la incomodidad y del cansancio, ¿quiénes somos nosotros para lanzar una nueva espiritualidad según la cual las peregrinaciones serían inútiles de ahora en más? Los testimonios de conversión, las curaciones y las bendiciones debidos a peregrinaciones abundan. ¿Dios nos habría acaso enviado un mensaje reciente, diciendo que ha cambiado de opinión y que las lluvias de gracias que daba en sus santuarios no merecen más la pena del translado?
Sobre la montaña, en el curso de las apariciones nocturnas, cuántas veces la Virgen nos ha dicho: “Queridos hijos, estoy contenta de verlos tan numerosos!” ¡Nos está invitando! Ahora bien, cuando invitamos a alguien a casa, ¿no disponemos nuestro corazón para conversar con él, para compartir con él lo mejor que tenemos, para manifestarle nuestro amor? Preparamos una sorpresa para nuestro invitado, y ¡no se va con las manos vacías! Para muchos peregrinos, su pasaje por Medjugorje ha marcado un punto decisivo en sus vidas, y por nada del mundo quisieran haber faltado a la cita! (Ver PS 1)
¿Tenemos a nuestra Madre en casa todos los días? ¡Sí! ¿Tenemos la Eucaristía en nuestras parroquias? Sí, al menos allí donde haya sacerdote. Entonces, ¿por qué no responder a la invitación de Jesús y María cuando nos toman de la mano y viajar con ellos?? Descubriremos en el transcurso del camino nuevos aspectos de su personalidad y acojeremos lo que ellos tienen reservado para nosotros en estos lugares de gracias. En este desierto tan duro que es a veces el mundo, ¿vamos a despreciar estos oasis creados por el Pastor para nosotros?
2 – ¡Fue una gran alegría ver llegar a Medjugorje a un grupo de 25 peregrinos venidos de Nazaret y de otros pueblos de Galilea! ¡Esto se repetirá seguramente! Uno de ellos comentaba: “Cuando subí al Krizevac, me parecía estar en el monte Carmelo!”
3 – Como lo había prometido en el reporte del 1° de julio, he aquí una breve explicación sobre los grupos de oración. Un grupo de oración se forma, según las palabras de Jesús, cuando “hay dos o más reunidos en mi nombre”. En el Evangelio, Jesús dice a menudo: hagan esto “en mi Nombre”. En los Hechos, vemos a los apóstoles de Jesús actuar “en su Nombre”. Esta expresión bíblica es poderosa y es bueno conocer su alcance si queremos vivir y actuar en el nombre de Cristo. Todo bautizado está revestido de Cristo, y está en condiciones de actuar “en Nombre de Jesús”. Pero la mayoría de los cristianos vive muy por debajo de sus medios y deja de lado muchos tesoros, se impone una sub-alimentación y se hunde en la tristeza. Camina a ciegas y se deja muy facilmente engañar por satisfacciones materiales pasajeras. Por otra parte, ¡Dios está tan deseoso de entregarnos todos sus dones! ¡No es para nada mezquino o avaro, todo lo contrario! Entonces, ¿cómo recibir esos bienes que nos son ofrecidos tan divinamente?
Jesús nos da la clave – su propio Nombre – para que podamos acceder a sus riquezas, imbebirnos de ellas y distribuirlas alrededor nuestro “Lo que pidan al Padre, él se los dará en mi Nombre. ¡Hasta el momento no han pedido nada en mi Nombre! (Juan 16, 24). Es como si alguien diría: “Tengo una fortuna colosal en el banco, y te considero como uno de los míos. Confío en ti, tu firma valdrá como si fuera la mía en mi cuenta bancaria. Retira lo que quieras a voluntad, ¡lo que es mío es también tuyo! Cuando le pedimos al Padre algo en nombre de Jesús, es como si Jesús mismo lo pidiese. Una imagen puede ayudarnos a comprender esto: cuando un rey nombra a un delegado para que actúe en nombre suyo en cierto asunto, esta persona es investida de un poder por delegación, su firma vale por la del rey. “Todo lo que pidan en mi Nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo”, nos dijo Jesús (Juan 14,14). Personalmente no puedo dudar de esto, porque cuando vivía en París, fui salvada de la muerte por el nombre de Jesús: en una asamblea de oración, una persona con gran fe tuvo la valentía de invocar sobre mí el poderoso Nombre de Jesús y pasé de la muerte a la vida. ¡El nombre de Jesús nos otorga un poder insospechable! Pero también una gran responsabilidad.
En hebreo, el nombre indica la identidad de la persona y a veces su rol en el plan de Dios. Así, el nombre del arcángel Rafael significa en hebreo: “Dios sana”, y es lo que este arcángel hizo con Tobit (Tobías 11, 7-14)! El nombre de Jesús, “Yeshouah”, significa: “Dios salva”, ¡y es lo que Jesús hizo! ¡Nos ha salvado! Y es por eso que utilizar el nombre de Jesús para un emprendimiento, una oración de sanación o de liberación milagrosa, supone que nos adherimos plenamente a Jesús. No sólo a la persona de Jesús pero también a lo que ese nombre implica, a la obra que él vino a realizar, etc. En nuestro fuero interior, ¿nuestra intención es la de prolongar el Espíritu de Jesús, de ser para él un instrumento para salvar? El nombre de Jesús no es en absoluto un pase mágico. Si nuestra intención no es pura, si nuestro propósito no es el de glorificar a Jesús, nuestra boca podrá por cierto pronunciar 100 veces el nombre de Jesús, y este nombre estará vaciado de su sustancia, de su poder. Es por ello que Jesús dijo: “Nadie puede hacer un milagro invocando mi Nombre y luego hablar mal de mí!” (Mc 9, 39). Si camino sinceramente con Jesús, su Nombre me habita y lo glorifico. (ver PS 2).
La Gospa dijo: “Los grupos de oración son fuertes, y a través de ellos, hijitos, puedo ver que el Espíritu Santo actúa en el mundo” (Mensaje del 25 de junio de 2004). Aquí es donde reside la fuerza de un grupo de oración: en la adhesión de sus miembros a Jesús. Adherirse a la fuente misma realiza la unidad de los corazones. ¿Estamos unidos al nombre de Jesús? ¡Jesús viene! ¡Está en medio nuestro y su alegría consiste en compartir con nosotros sus riquezas! Cada miembro dispone de la “firma” de Jesús y, conforme a su confianza y audacia, toma los bienes que Jesús le ofrece, se alimenta de ellos y los distribuye abundantemente. El Destructor no puede dañar a ese grupo pues, aún cuando el grupo pase a través de las llamas sus miembros, cual los tres jóvenes del horno que confiaron en el nombre de Dios, salen indemnes del fuego (Daniel, capítulo 3) El rey Nabucodonosor vio que había en medio de ellos un hombre que tenía “el aspecto de un hijo de dioses (prefiguración de Jesús). ¡Magnifico ejemplo de un grupo de oración en acción en una situación crítica! Otro bello ejemplo: La Gospa ha dado sus secretos a los videntes. ¿Por qué siente la necesidad de hablarles de las cosas por venir? Porque de esta forma, en sus venidas, forma con ellos un poderoso “grupo de oración”! Ella permite a cada vidente de unir su voz a la suya, de formar con ella un solo corazón y de orar a Dios por estos acontecimientos futuros!
Me parece que en “los Tiempos Nuevos” donde florecerá la primavera de la primavera de la Iglesia (mensaje del 25 de octubre 2000), la Iglesia vivirá en forma amplificada la hermosa experiencia de los Hechos de los Apóstoles! (reunirse en oración incesante con María, qué magnífico modelo para un grupo de oración y qué fecundidad para el mundo!). Por ello, en Medjugorje, la Gospa forma misteriosamente a aquellos que quieren decirle “Sí” y entrar vivos en su plan. , “Sí, querida mamá, aquí estoy para ponerme a tu escuela, para vivir tus mensajes y convertirme en tu apóstol! Aquí estoy para formar un solo corazón y una sóla alma con Jesús, como tú y contigo, para llevar a cabo el hermoso plan de paz y de felicidad que ustedes tienen para el mundo! ¡Totus Tuus!”

Querida Gospa, mira a estos miles de jóvenes que llegan para el Festival
¡Bendícelos con tu bendición maternal, reconfórtalos,
háblales al corazón y guíalos hacia Jesús!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1 Para aquellos que no pueden venir a Medjugorje por motivos económicos, familiares u otros, sepan que a la Santísima Virgen , le gusta que se le exprese nuestros deseos con audacia. Tomen a su Madre por el lado de los sentimientos: “Has invitado ya a millones de tus hijos a Medjugorje, ¿y yo, no estoy en tu lista? ¿No tengo también necesidad de convertirme? Si me quieres allí para cambiar mi corazón, ocúpate de quitar los obstáculos y dame los medios, tú que lo puedes todo!

PS2 Un día en que sor Faustina estaba enferma y que no podía ir a confesarse, su padre espiritual entró en su celda y escuchó su confesión. Cuando se aprontaba para retirarse, sor Faustina se dio cuenta de que se trataba del mismo Jesús, que había tomado los rasgos de su padre espiritual y que había venido en persona a confesarla. Estaba muy conmovida y cuenta que, como penitencia, Jesús le había pedido que recitase las letanías del Santo Nombre de Jesús. (Pequeño Diario, 816)

Letanías del Santo Nombre de Jesús
-Señor, ten piedad de nosotros
-Cristo, ten piedad de nosotros
-Señor, ten piedad de nosotros
-Cristo, óyenos
-Cristo, escúchanos

-Dios, Padre celestial, ten misericordia de nosotros
-Dios Hijo, Redentor del mundo,
-Dios Espíritu Santo,
-Santísima Trinidad, un solo Dios,
-Jesús, hijo de Dios vivo,
-Jesús, esplendor del Padre,
-Jesús, pureza de la luz eterna,
-Jesús, rey de la gloria,
-Jesús, sol de justicia,
-Jesús, hijo de la Virgen María,
-Jesús, amable,
-Jesús, admirable,
-Jesús, Dios fuerte,
-Jesús, padre del siglo futuro,
-Jesús, mensajero del plan divino,
-Jesús, todopoderoso,
-Jesús, pacientísimo,
-Jesús, obedientísimo,
-Jesús, manso y humilde de corazón,
-Jesús, amante de la castidad,
-Jesús, amador nuestro,
-Jesús, Dios de paz,
-Jesús, autor de la vida,
-Jesús, modelo de virtudes,
-Jesús, celoso de la salvación de las almas,
-Jesús, nuestro Dios,
-Jesús, nuestro refugio,
-Jesús, padre de los pobres,
-Jesús, tesoro de los fieles,
-Jesús, pastor bueno,
-Jesús, verdadera luz,
-Jesús, sabiduría eterna,
-Jesús, bondad infinita,
-Jesús, camino y vida nuestra,
-Jesús, alegría de los ángeles,
-Jesús, rey de los patriarcas,
-Jesús, maestro de los apóstoles,
-Jesús, doctor de los evangelistas,
-Jesús, fortaleza de los mártires,
-Jesús, luz de los confesores,
-Jesús, pureza de las vírgenes,
-Jesús, corona de todos los santos,

- Senos propicio, perdónanos, Jesús.
- Senos propicio, escúchanos, Jesús.

-De todo mal, líbranos Jesús
-De todo pecado,
-De tu ira,
-De las asechanzas del demonio,
-Del espíritu impuro,
-De la muerte eterna,
-Del menosprecio de tus inspiraciones,
-Por el misterio de tu santa encarnación,
-Por tu natividad,
-Por tu infancia,
-Por tu divinísima vida,
-Por tus trabajos,
-Por tu agonía y Pasión,
-Por tu cruz y desamparo,
-Por tus sufrimientos,
-Por tu muerte y sepultura,
-Por tu resurrección,
-Por tu ascensión,
-Por tu institución de la santísima Eucaristía,
-Por tus gozos,
-Por tu gloria,
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos Jesús
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escuchanos Jesús
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros Jesús

Jesús óyenos,
Jesús, escúchanos.

ORACIÓN
Te pedimos Señor, que quienes veneremos el Santísimo Nombre de Jesús disfrutemos en esta vida de la dulzura de su gracia y de su gozo eterno en el Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen.

15 de julio de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Si alguna vez han venido a Medjugorje, sin duda se habrán cruzado con Ruzica, de 82 años, caminando con dificultad por los campos hasta alcanzar su lugar favorito, al borde del caminito de tierra que lleva al Podbrdo, donde vende sus rosarios y mantelitos hechos a mano. Su hermosa cabellera blanca se esconde bajo el tradicional pañuelo local de las abuelas y todo su cuerpo está surcado por arrugas, signo de sabiduría. Ella me contó un día cómo había llegado a tener la espalda encorvada, casi en ángulo recto al nivel de la cintura: mucho antes que los viñedos comenzaran a desarrollarse, las plantaciones de tabaco coloreaban los paisajes de Medjugorje. Su padre y sus hermanos trabajaban duro y parejo el día entero plantando, y cosechando luego las hojas que les aseguraban una vida precaria y frugal. Un día mientras ayudaba a guardar la cosecha, una bolsa de hojas de tabaco le cayó sobre la espalda partiéndosela en dos. En aquella época no había hospital de urgencias, ni medicamentos para atenuar el dolor. El rosario fue su único consuelo. Milagrosamente, con la paciencia y la oración, soportó los dolores hasta que su espalda sanara por sí misma; pero, por falta de cuidados adecuados, su espalda quedó encorvada para siempre, como el mango torcido de una cuchara. Le pregunté cómo podía mostrar tanta entereza frente al sufrimiento. Me respondió: “¡Jesús y María!”
¡Esta es la verdadera fe! Si pudiésemos ver los frutos de la fe, no tendríamos necesidad de ver visiones! Como no-videntes, caminaríamos con aplomo, sabiendo que nuestros obstáculos aparentes son en realidad nuestros más grandes aliados. ¿No nos transmite suficiente paz este ejemplo como para avanzar paso a paso en la fe y cambiar el curso de nuestra vida? En esto radica el secreto de la santidad. Santa Teresita escribió: “La santidad es una disposición del corazón que nos hace humildes y pequeños en los brazos de Dios, conscientes de nuestra debilidad y confiados hasta el extremo de la audacia, en la bondad de nuestro Padre del Cielo”.

2 – Para recibir mensualmente el mensaje del 25 y los reportes quincenales en castellano directamente en su correo, puede escribir a dnolan@childrenofmedjugorje.com  

3 – Cuando recibimos el mensaje del 25 de junio, todo el pueblo estaba feliz. La gente exclamaba: “¡La Santísima Virgen está contenta con nosotros!”. Estábamos colmados de alegría, cual pequeñuelos que su madre recompensa por una buena acción. María nos anima a cada uno de nosotros y nos pide que perseveremos: “¡Queridos hijos, … cada uno de ustedes es importante, por eso hijitos, oren y alégrense conmigo por cada corazón que se ha convertido y que ha llegado a ser instrumento de paz en el mundo…” (Ver PS 1)

No digamos: “¡Esto no lo dice por mí! ¡Es para los santos! No soy digno, soy tan poco importante a los ojos de Dios”. Porque de esta forma, nos encerramos en nosotros mismos y ¡quedamos atrapados! Acudamos en cambio a Jesús, y ¡Él nos mostrará hasta qué punto cuenta con nosotros! Un día, mientras santa Teresa de Avila recitaba el rosario, fue detenida por algunas de sus hermanas que le confiaron: “Madre, cuando llegamos al 2do. Misterio doloroso, no sabemos nunca cómo meditar sobre la flagelación de Jesús”. Teresa les respondió: “Jesús estaba solo en su agonía, solo en casa de Pilato. Durante la noche que pasó en la sombría y fría prisión del Sumo Sacerdote, suspendido por los brazos, a la espera del veredicto, pensaba que hasta su Padre lo había abandonado. ¿Cuando comenzó la flagelación, quién se encontraba cerca suyo? ¡Su madre! Permanezcan junto a María, estén simplemente con Jesús, consuélenlo con su presencia”. Cada uno de nosotros es importante para Jesús.

Un día, la Santísima Virgen le pidió al pequeño Jakov, que tenía entonces 10 años, que orara con todo su corazón a cada momento de la jornada. Una semana después, mientras jugaba al futbol con sus amiguitos, recordó el pedido de la Gospa; aunque no sentía deseo alguno de rezar. Sin embargo, se recogió y dijo rapidamente un Avemaría para complacer a la Virgen. Esa tarde, en el momento de la aparición, la Virgen le agradeció su esfuerzo y, para animarlo, le dijo que se había valido de su oración, aunque cortita, para hacer el bien. Le mostró entonces un hombre en Asia que había podido ser salvado gracias a su pequeña oración. Jakov sólo era un niño cuando las apariciones comenzaron; hubiera podido pensar que era el menos importante de los videntes. Pero, a su gran sorpresa, él fue el primero en oír que la Virgen le dijera: “¡Eres importante para mí!”

Hoy la Santísima Virgen nos sigue exhortando: “Cada uno de ustedes es importante”. Nuestra debilidad y nuestra pobreza son las que nos dan la audacia para ofrecernos al Señor tal como somos. Precisamente porque somos pobres y no tenemos nada, nos lo quiere dar todo, para que podamos regocijarnos y que irradiemos Su amor por todos los hombres. Teresita dijo: “Porque eres débil… haz como yo: Gánate al Señor por el corazón! Arrójate en sus brazos y pídele que te “castigue” con un beso. ¿Cómo podría El resistir? Cuando arrojamos nuestras faltas en ese horno ardiente con total confianza filial, cómo podrían dejar de ser consumidas para siempre? (Ver PS 2) Ignoramos lo que nos espera, en particular en los momentos más oscuros de nuestra vida. Pensamos que debemos conformarnos con lo que el mundo considera importante. Nos han preguntado a menudo: “¿A qué se dedica? ¿Cuánto gana? ¿En qué etapa de su vida espiritual se encuentra?” Y entonces, nuestra importancia es medida según la escala de valores del mundo. ¡NO! ¡Somos importantes porque somos hijos de Dios, creados a su imagen y semejanza! ¡Porque Jesús ha vertido su sangre por nosotros! ¡Nos ama a cada uno en particular como la pupila de sus ojos! Y su mayor alegría consiste en unirse a nosotros en el amor, siempre y cuando se lo permitamos. La Madre Teresa de Calcuta solía decir que santa Teresita era su mayor modelo porque tenía muchos secretos para compartir sobre la manera de irradiar el amor de Dios. La Madre Teresa decía: “Un cristiano es un tabernáculo del Dios Vivo. El me ha creado, me ha elegido, ha venido a habitar en mí porque me quería. Ahora que saben hasta qué punto Dios está enamorado de ustedes, es completamente natural que por el resto de sus vidas irradien ese amor” y también “Para poder transmitir Su paz, Su alegría, Su amor, debemos primero tenerlos nosotros mismos, porque no podemos dar lo que no tenemos”

Cada uno de nosotros tiene un gran rol en el plan de Dios para la salvación de la humanidad y la Gospa nos ayuda a descubrir esa misión en su plenitud, como lo dijo en su mensaje del 25 de enero de 1987 (Ver PS 3). Para eso Jesús la ha enviado a Medjugorje. Cuando nos pide de alegrarnos con ella “oren y alégrense conmigo por cada corazón que se ha convertido y que ha llegado a ser instrumento de paz en el mundo…”, ella espera que estemos junto a Jesús, pero también que estemos llenos del Espíritu Santo, que irradiemos a Dios al igual que los Apóstoles cuando el Fuego los consumió y los hizo arder de amor por dentro. El hecho de irradiar a Cristo forma parte del Nuevo Pentecostés de Amor. Teresita de Lisieux lo explicaba así: “Conoces los torrentes, o mejor dicho los océanos de gracia que han venido a inundar mi alma. ¡Ah! Desde ese día bendito, me parece que el AMOR me penetra y me rodea. Me parece que a cada momento, este amor misericordioso me renueva, purifica mi alma, eliminando todo rastro de pecado. (ver PS 2)

Querida Gospa, ayúdanos a mirar hacia Él
¡y a irradiar su Luz!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1 Mensaje del 25 de junio de 2004
”¡Queridos hijos! También hoy hay gozo en mi corazón. Deseo agradecerles por hacer que mi plan sea realizable. Cada uno de ustedes es importante, por eso hijitos, oren y alégrense conmigo por cada corazón que se ha convertido y que ha llegado a ser instrumento de paz en el mundo. Los grupos de oración son fuertes y a través de ellos puedo ver, hijitos, que el Espíritu Santo obra en el mundo. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

PS2 Extractos de Cartas de Santa Teresita del Niño Jesús y de Historia de un Alma.

PS3 Mensaje del 25 de enero de 1987
“¡Queridos hijos! Quiero invitarlos a todos a que desde hoy vivan una nueva vida. Queridos hijos, deseo que comprendan que Dios los ha elegido a cada uno de ustedes como instrumento para Su plan de salvación de la humanidad. Ustedes no pueden entender cuán importante es su puesto en este plan de Dios, por eso, hijos queridos, oren para que en la oración puedan comprender el plan de Dios para ustedes. Estoy con ustedes para que puedan realizarlo plenamente. Gracias por haber respondido a mi llamado.

1 de julio de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Para el 23° aniversario de las apariciones, se congregaron multitudes en Medjugorje. Fue para todos una hermosa sorpresa oír el bello mensaje dado por la Gospa en esta ocasión (ver PS, mensaje del 25 de junio). ¡La alegría del Cielo había acudido a la cita y se leía sobre los rostros!
Este mensaje aparentemente tan simple, contiene a mi entender, si sabemos leerlo entre líneas, una clave importante para la comprensión del pensamiento de la Virgen en lo que respecta al porvenir. La Gospa, en su aniversario, reúne a una cantidad inmensa de sus hijos venidos de los cinco continentes, y en ese día cuando ella es escuchada por tantos hijos suyos con suma atención, nos reveló la siguiente confidencia: “los grupos de oración son fuertes”. ¿Por qué no habrá dicho en cambio: las parroquias son fuertes, o las familias son fuertes, o los seminarios son fuertes, etc…???  Todo el mundo puede adivinar la razón: ¿las familias acaso no se encuentran en este momento más debilitadas que nunca? Al designar a los grupos de oración, la Reina de la Paz parece indicarnos cuál es la fuente principal de su esperanza para el porvenir del mundo y de la Iglesia. Ella cuenta prioritariamente con los grupos de oración, que tienen  y tendrán por cierto un papel preponderante en la Iglesia, son los que anticipan el Nuevo Pentecostés de Amor: “… a través de ellos puedo ver, hijitos, que el Espíritu Santo obra en el mundo”, nos dice. Así como un pararrayos atrae las descargas eléctricas de la atmósfera, el Fuego del Espíritu Santo es atraído por los grupos de oración. Hemos visto cómo en tiempos de persecución, pequeños grupitos orantes han logrado conservar viva la fe en sus países. Hoy en día, Occidente está siendo perseguido por el materialismo, el satanismo y por la imposición de leyes que ofenden gravemente al Creador. Ahora bien, para conformar un grupo de oración, basta que dos o tres personas unan sus voces para orar a Dios en un solo corazón. ¡Miles de grupos de oración se han formado en el mundo a partir de Medjugorje, algunos son pequeñitos en cantidad de personas pero ¡cuánta importancia tienen ante Dios! La Gospa tiene predilección por lo que está oculto a los ojos de los hombres pero que brilla esplendoroso ante los ojos de Dios. Lo grandioso radica en la unión de los corazones, una unión que día a día se torna más divina. Y esta unión constituye la verdadera fuerza. ¡Es realmente dinamita! Satanás aborrece esta clase de unidad. Cuando la Gospa comenzó a aparecerse en Medjugorje, la parroquia ya existía, al igual que las familias y las comunidades religiosas (franciscanas). ¡Pero ella quiso crear un grupo de oración nuevo! Eligió a sus responsables y aún señaló nominalmente a algunos jóvenes que se convertirían en miembros del mismo. ¡Esto sin exclusión del resto, sino todo lo contrario! Bendijo y guió a la Parroquia y a sus familias, y sigue bendiciendo a la Iglesia entera, pero sabe que estas realidades sólo están vivas en Dios en la medida en que la unión de los corazones predomine en ellas. “Queridos hijos, la finalidad del grupo de oración, no es la oración en sí, ¡sino el amor! Y la oración es el medio para alcanzar el amor.” ¡Las parroquias y las familias deberían constituir los grupos de oración más bellos! Con respecto a las familias puntualizó: “Que sus familias sean su primer grupo de oración” Una familia es fuerte sólo cuando sus miembros viven esa unión de amor en Dios entre ellos, y podemos decir lo mismo de las parroquias, de las comunidades religiosas o de los distintos movimientos cristianos. Los grupos de oración tienen la misión de promover la comunión entre los miembros de las familias y de las parroquias; y si realmente la cumplen, surgirán iniciativas, al igual que vocaciones.

La educación intensiva que la Gospa impartió a los jóvenes del grupo de oración contenía exigentes ejercicios de acogida mutua y caridad fraterna. Las simpatías y atracciones naturales debían ceder el lugar a ese amor sobrenatural, gozoso y oblativo, que el Espíritu Santo derrama en los corazones. A primera vista, las exigencias y los sacrificios pedidos por la Virgen a estos adolescentes pueden parecer duros, pero ninguno de ellos se lamenta en la actualidad de haber pertenecido a tal escuela. ¡La escuela de la Madre de Dios! Los jóvenes tienen necesidad de exigencias, ¡las buscan! (Tenemos excesivo miedo de desanimar a los jóvenes si les presentamos el Evangelio con todas sus exigencias, ¡pero cuántos santos no hubieran nunca llegado a la santidad si se les hubiera presentado una visión edulcorada de la vida cristiana! ¿No es precisamente esta visión edulcorada la que ha vaciado nuestras iglesias?)

El 23 de mayo de 1983, la Virgen le dijo a Jelena Vasilj (PS 2): “Reúne a una veintena de jóvenes que estén dispuestos a seguir a Jesús sin reservas. Tienes un mes para reunirlos. Yo los iniciaré en la vida espiritual. Pueden también ser más de veinte. Inclusive pueden ser adultos o niños; a condición de que todos acepten la regla.
A estas personas les pediré que hagan penitencia por ciertas intenciones. Ayunarán y orarán por el obispo. Renunciarán a aquello que más les agrada la bebida, el café, los placeres, la televisión. Es necesario que haya personas deseosas de consagrarse a la vida espiritual y otras prontas a consagrarse más especialmente a la oración y al ayuno. Yo les daré las reglas que tendrán que seguir. Las personas que sigan estas reglas estarán consagradas, sea cual fuera su estado”.

En junio de 1983, la Virgen le dictó a Jelena las reglas del grupo de oración que comenzaba a constituirse. ¡Estoy segura que estas reglas moverán el corazón de muchos jóvenes, y no tan jóvenes, que se encuentran en la búsqueda de un camino que valga la pena!
“ 1. Renuncien a todas las pasiones y deseos desordenados. Eviten la televisión, particularmente las emisiones nefastas, los deportes excesivos, el goce intempestivo de los alimentos y bebidas, el alcohol, el tabaco, etc.
2. Abandónense plenamente en Dios.
3. Dejen de lado definitivamente toda angustia. Quien se abandona en Dios no tiene lugar en su corazón para la angustia. Las dificultades subsistirán, pero servirán para el crecimiento espiritual y para dar gloria a Dios.
4. Amen a sus enemigos. Quiten de sus corazones todo odio, amargura y juicio preconcebido. Oren por sus adversarios y atraigan sobre ellos la bendición divina.
5. Ayunen dos veces por semana a pan y agua.
6. Que el grupo se reúna por lo menos una vez por semana.
7. Consagren un mínimo de tres horas diarias a la oración, media hora por lo menos por la mañana y otro tanto por la noche. En ese tiempo de oración están comprendidas la santa misa y la oración del santo rosario. Resérvense momentos de oración a lo largo del día y, cada vez que las circunstancias lo permitan, reciban la santa comunión. Oren con gran recogimiento. No estén mirando el reloj, déjense conducir, en cambio, por la gracia de Dios. No se preocupen demasiado por las cosas del mundo, confíen todo en la oración a nuestro Padre Celestial. Si están muy preocupados, no podrán orar bien porque les faltará serenidad interior. Dios hará que todo lo de aquí abajo tenga buen fin si se empeñan por realizar Sus obras.
Aquellos que vayan al colegio o que trabajen deberán orar media hora por la mañana y por la noche, y si es posible, participar de la Santa Eucaristía. Deberán permanecer en espíritu de oración durante el trabajo cotidiano, es decir acompañar su trabajo con la oración.
8. Sean prudentes pues el demonio tienta a todos, y particularmente a los deciden consagrarse a Dios. Les sugerirá que oran demasiado, que exageran con el ayuno, que deben actuar como los demás jóvenes e ir al encuentro de los placeres. ¡No lo escuchen ni lo obedezcan! Deben escuchar la voz de la Gospa. Cuando estén fortalecidos en la fe, el demonio ya no podrá seducirlos.
9. Oren mucho por el obispo y los responsables de la Iglesia. Por los menos la mitad de sus oraciones y sacrificios deben estar dedicados a esta intención.

2 – ¡Los grupos de oración son una institución divina! En efecto, Jesús dijo a sus discípulos: “También les aseguro que si dos de ustedes se unen en la tierra para pedir algo, mi Padre que está en el cielo se lo concederá. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos.” (Mt 18, 19-20). En el pensamiento judeo-cristiano, la expresión “en mi nombre” es muy rica en significado, veremos esto en una próxima ocasión.
Si la Gospa hoy nos señala esta fortaleza dentro de la Iglesia, es para invitarnos a que vivamos la felicidad de orar juntos! Si alguien se encuentra aislado en su fe y en su oración, que pida la gracia de encontrar un hermano o una hermana con quién orar; me parece que la Virgen no se la rechazará. Como dice Vicka: “Basta con pedir!”

Querida Gospa, ¿cómo orabas con José y Jesús en Nazaret?
¡Regálanos tu oración! ¿El tesoro de la madre, no pertenece acaso al hijo?

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1 Mensaje del 25 de junio de 2004
¡Queridos hijos! También hoy hay gozo en mi corazón. Deseo agradecerles por hacer que mi plan sea realizable. Cada uno de ustedes es importante, por eso hijitos, oren y alégrense conmigo por cada corazón que se ha convertido y que ha llegado a ser instrumento de paz en el mundo. Los grupos de oración son fuertes y a través de ellos puedo ver, hijitos, que el Espíritu Santo obra en el mundo. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

PS2 Jelena Vasilij, nacida el 14 de mayo de 1972 recibió el don de la locución interior el 15 de diciembre de 1982.

15 de junio de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Nos quedan algunos días antes del precioso 25 de junio, ¡vigésimo tercer aniversario de las apariciones! Cuando una fiesta ha sido bien preparada, luego es bien celebrada. ¿Cómo podemos prepararle un regalo de cumpleaños para la Gospa, cómo agradecerle y hacer que se sienta lo más feliz posible? ¿Cómo podemos corresponder a su infatigable paciencia para con nosotros, a su amor tan tangible en estas venidas a Medjugorje? Cada uno sabrá encontrar la respuesta en el fondo de su corazón, respuesta que la Virgen misma se encargará de soplarle en la oración; ¡y será el mejor de los regalos! Les cuento una respuesta que me llegó en estos días. La Gospa expresó a menudo al grupo de oración de jóvenes que cuando vienen a orar junto con su Hijo Jesús y que nuestros corazones están unidos por el amor, ella siente una gran alegría. En efecto, ¡una fuerza inimaginable se desprende de esta unión de corazones en el orden de la gracia! Un grupo de oración, una familia, una parroquia viviente donde reine el amor, son más poderosos que una central atómica! Esto es lo que la Gospa desea construir ardientemente entre sus hijos; pero por otra parte es también lo que Satanás intenta destruir con más saña. Y de allí se desprende una idea para el regalo: descubrir en nuestra vida concreta los impedimentos que frenan esta unión, y ver cómo, con la ayuda de María, impediremos que Satanás se meta en nuestras vidas por medio de malos entendidos, incomprensiones o rechazos mutuos. (Ver PS 1)
Para que nuestra gestión sea real y concreta, podríamos escribirle una carta a la Virgen, como suelen hacerlo tantos peregrinos, una carta donde le abramos lo mejor de nuestro corazón. Si una madre humana se emociona al recibir una carta de su hijo, cuánto más se conmoverá a nuestra Madre celestial! Las cartas de amor depositadas al pie de la Gospa son innumerables, sin contar las que ella encuentra sobre la colina de las apariciones, entre dos piedras! La Gospa responde siempre a las cartas que recibe, hablando directamente a los corazones a través de los acontecimientos, etc… ¡los testimonios superabundan! Cuando un peregrino me pide que rece a la Virgen por él, lo hago por supuesto y también lo invito a que él ore confiado, a menudo le sugiero que le escriba a su Madre del Cielo. He comprobado que de esta forma las gracias llueven más copiosas y se crea un nuevo vínculo entre “la Madre y su hijo”.
Este bello relato de Zeliko habla por sí mismo. Zeliko pertenecía al grupo de oración y amaba tiernamente a la Virgen, entre ambos había un pequeño secreto: como él vivía muy cerca de los videntes, se las arreglaba siempre para depositar sobre el mismo lugar de las apariciones un pequeño mensaje para la Virgen antes de su venida. A menudo, sus pequeñas misivas de amor se limitaban a unos pocos renglones escritos a las apuradas por falta de tiempo. A veces, un simpre dibujo de un corazón en un pedacito de papel. Un día, Zeliko rompió con esa bella tradición absorbido por el gran número de peregrinos que lo tenía atareado todo el tiempo, y durante ocho días hizo “huelga de cartas de amor”. Por otro lado, una especie de duda lo asaltaba: “¿Y si, mis notitas no sirven para nada? ¡Qué va a hacer la Gospa con mis míseros garabatos! Ella ve mi corazón, y eso es lo esencial…”. De todas formas, el noveno día volvió a colocar unas líneas en su escondite secreto, justo antes de la aparición, sin decirle nada a nadie por supuesto. Apenas terminada la aparición, Maríja se incorporó y comienzó a buscar con la mirada a este hermano con aire intrigado.

  1. Zeliko, ¡ven aquí!
  2. ¿Qué pasa?, preguntó Zeliko con voz inquieta.
  3. ¡La Gospa estaba supercontenta! Me dijo que te  transmitiese este mensaje: “Te agradezco mucho por tu carta, me causó gran alegría. Durante estos ocho días, extrañé tanto tus notitas!” Me dijo que te dijera eso.

Zeliko se derretía de felicidad y permaneció absorto por largo tiempo.
Así de sublime es la Madre que nos dio Jesús… ¿Quién puede imaginar aunque sea la centésima parte de la alegría que le causa el más pequeño gesto de amor de parte nuestra? Nuestras cartas conmueven profundamente sul corazón. El 25 de junio próximo, para agradecerle su permanencia con nosotros desde hace tanto tiempo, algunos van a escribirle las 23 principales razones que tienen para agradecerle, dicho de otra forma, recordarán las 23 gracias que han recibido de parte suya a lo largo de su vida, desde su infancia. Es una sugerencia entre otras, ¡una sugerencia positiva! Porque frecuentemente somos más proclives a pedir que a agradecer. Cuando agradecemos, aprendemos a ser felices, y otras gracias son liberadas (PS2)

2 – El Santo Padre ha realizado un maravilloso acto profético con la apertura del Año de la Eucaristía, en la reciente fiesta de Corpus Christi! ¡Qué alegría! ¡Vamos a hacer todo lo que esté a  nuestro alcance para vivir verdaderamente este año como el Papa nos lo recomienda! Es una nueva ocasión que el Cielo nos ofrece para atraer el mundo hacia el Corazón de Jesús, y queremos acogerla con seriedad!
En Medjugorje, todos los mensajes nos conducen a centrarnos en la Eucaristía, en Jesús vivo. La Gospa nos propone que  de la misa nuestra vida (25-1-98), de “vivir diariamente la misa si las circunstancias no lo permiten”, nos dice que “nada puede reemplazar la misa”, y también: “Cuando están en Misa, queridos hijos, no son conscientes”, “no celebran la Eucaristía como deberían. Si supieran cuántas gracias y dones reciben, se prepararían para la misa cada día durante al menos una hora” (1985) “La misa es la oración más sublime” (mensajes citados por los videntes con frecuencia).
A veces circunstancias tales como una enfermedad o la ausencia del sacerdote no nos permiten asistir diariamente a misa. Pero Jesús no por eso ceja en sus ansias de unirse a nosotros! Podemos entonces hacer una “comunión espiritual” o una comunión de deseo, es decir invitar a Jesús a venir a nosotros como en una comunión sacramental. Vendrá con alegría, se entregará a nosotros según la apertura de nuestro corazón comunicándonos todos los dones que tiene en reserva para nosotros. Muchos santos hacían numerosas “comuniones espirituales” a lo largo del día, y es por ello que avanzaban en la santidad a pasos agigantados. Por ejemplo, sor Faustina entabló un tal diálogo de amor con Jesús Eucaristía que recibió la gracia de conservarlo constantemente en ella, tal como ella se lo había pedido. El Papa de “Totus Tuus”, que María “ha elegido para estos tiempos”, desea indicarnos el mejor camino de felicidad y de gloria antes de su retorno a la casa del Padre. Como buen pastor nos dice en resumidas cuentas: aquí tienen la mejor de las comidas, permanezcan focalizados en Jesús vivo, tómenlo, cómanlo, adórenlo! Eh aquí un extracto de su Encíclica sobre la Eucaristía: “Si, en nuestra época, el cristianismo debe distinguirse sobre todo por el “arte de la oración”, como no experimentar el renovado deseo de permanecer largo tiempo en conversación espiritual, en adoración silenciosa, en actitud de amor ante Cristo presente en el Santísimo Sacramento? Muchas veces, queridos hermanos y hermanas, he tenido esta experiencia y he recibido fuerza, consolación y sostén!” “Deseo nuevamente volver a decir esta verdad, uniéndome a ustedes queridos hermanos y hermanas, en adoración frente a este gran misterio, misterio de misericordia. ¿Qué más podía hacer Jesús por nosotros? En la Eucaristía nos muestra verdaderamente un amor que llega “hasta el extremo” (cf. Jn 13, 1), un amor que no conoce medidas” (15) (De la presentación realizada por Mons. Jean-Pierre Ricard presidente de la Conferencia episcopal francesa a la encíclica Ecclesia de Eucharistia – La Iglesia vive de la Eucaristía – 2003)

3 – Tenemos una pequeña imagen del Angel de Fátima en nuestro oratorio, llamado también el “Angel de la Eucaristía”, porque se apareció a los tres pastorcitos llevando un cáliz en su mano. Medjugorje es la continuación de Fátima, un lugar donde la Virgen quiere realizar los secretos comenzados en Fatima (Ver PS 3) Sepamos que para aprovechar al máximo este providencial año de la Eucaristía, ¡tenemos un amigo celestial a nuestra disposición! ¿Por qué no aceptar su ayuda angelical que es tan poderosa y recurrir a él de manera especial? El nos comunicará esa misma unción que le fue acordada a los pastorcitos de Fátima, ese espíritu de adoración y consciencia de la grandeza de Dios, tan ignorado por nuestro mundo materialista! La videne Lucia relata así ese momento inolvidable de su vida:
“Apenas habíamos llegado, nos arrodillamos, el rostro en tierra, y comenzamos a repetir la plegaria del ángel: ‘Dios mío, creo, adoro, espero y te amo…’ No sé qué cantidad de veces habremos repetido esta oracióncuando vimos brillar una luz desconocida por encima de nuestras cabezas. Nos incorporamos para observar qué estaba aconteciendo y volvimos a ver al Angel. Sostenía un cáliz en su mano izquierda y por encima del mismo había una hostia. Algunas gotas de sangre se desprendían de ella y caían en el caliz. El Angel dejó el caliz suspendido en el aire, se arrodilló junto a nosotros y nos hizo repetir tres veces: ‘Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te ofrezco el precioso Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias por las cuales eres ofendida, y por los méritos del Sacratísimo Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de los pobres pecadores’’. Luego, se incorporó y tomó nuevamente el cáliz y la Hostia en sus manos. Me dio la santa Hostia, a Jacinta y a Francisco les hizo beber del cáliz diciendo: ‘Tomen y beban el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo horriblemente ultrajado por los hombres ingratos. Reparen sus crímenes y consuelen a su Dios’. Y postrándose nuevamente en tierra, repitió con nosotros por tres veces consecutivas la misma jaculatoria: ‘Santísima Trinidad…’ y luego desapareció. Permanecimos postrados, repitiendo una y otra vez las mismas palabras. Cuando finalmente nos incorporamos, vimos que ya era de noche y que era hora de volver a casa”. (Memorias de Sor Lucía p. 65, 1991)

Querida Gospa, introdúcenos en tu silencio adorador,
¡restaura el espíritu de adoración en nuestros corazones agitados y sedientos!
Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS 1: “… Hijitos oren y no permitan que Satanás obre en sus vidas a través de malentendidos, incomprensiones y falta de aceptación entre unos y otros…” (mensaje del 25-1-90)

PS2: Si les parece podrían colocar sus cartas detrás de un ícono o una imagen de María que tengan en sus hogares o en sus Parroquias.

PS3: “…Los invito a la renuncia durante nueve días para que, con la ayuda de ustedes, todo lo que quería que se realizara por medio de los secretos que comenzaron en Fátima, pueda cumplirse. Los invito, hijos queridos, a comprender la importancia de mi venida y la seriedad de la situación. Deseo salvar a todas las almas y presentarlas a Dios. Por eso, oremos para que todo lo que he comenzado se realice totalmente. (25-8-91)

PS4: Agradecemos a nuestros hermanos de Cipoletti, de Tandil y de Once (Capital) – Argentina, por su contribución para el proyecto televisivo satelital, que ya ha sido enviada para Children of Medjugorje.

1 de junio de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

El mes de junio es maravilloso, ¡porque está consagrado a Jesús! Festejaremos a Jesús en la Sma. Trinidad, en Corpus Christi y en la fiesta de su Sagrado Corazón… Como su mayor alegría consiste en darse a nosotros en la santa comunión, ¡me imagino la cantidad inmensa de gracias que nos tiene reservadas para estos días!

1 – Cuando mantenemos nuestras antenas alertas, vemos que en la actualidad, se están produciendo signos de esperanza como nunca antes. He aquí un ejemplo:
Una gran mística francesa terciaria franciscana, “Filiola”, recibió una gracia muy especial: Jesús le colocó Su propio Corazón en el suyo (ver PS1). Insignie favor que le permitió tener un conocimiento interno de las alegrías y sufrimientos de Cristo. En sus escritos, describe su sufrimiento cuando Jesús le mostraba el mal practicado entre los “elegidos” dentro de la Iglesia, hecho que la hacía agonizar de dolor, con la agonía de Jesús en Getsemaní. Con palabras muy sencillas, de una persona sin formación literaria, grita su dolor a Jesús de manera desgarradora, suplicándole tener misericordia con el mundo. Por otro lado, felizmente, también veía aquellos que construían lo que Jesús denomina “La Iglesia de la Luz”. La belleza de estas visiones y de estas realidades futuras la transportaban de alegría. (La eclosión de la Iglesia de la Luz es lo que sin dudas la Gospa llama “el Tiempo Nuevo” en su mensaje del 25-10-00- ver PS2). Filiola estaba dispuesta a sufrir para que esta Iglesia de la Luz finalmente surgiera con todo su esplendor y acogiera en su seno a todos sus hijos extraviados de hoy. Al igual que Marta Robin – cuya causa progresa en Roma – Filiola vivía anticipos del Nuevo Pentecostés de Amor, que vendrá luego de algunas purificaciones. Cinco años antes de la muerte de Filiola (1976), María comenzaba sus apariciones en Medjugorje (1981); ¿con qué fin, sino precisamente el de construir esta Iglesia de la Luz, primero en el corazón de cada uno de nosotros y luego en nuestras familias? ¿Cómo no estremecernos de alegría frente a semejante don, y seguir con entusiasmo a semejante Madre?

2 – Durante una homilía recientemente pronunciada en Medjugorje, un sacerdote americano compartió una conversación que había tenido con la Madre Teresa. En síntesis, la Madre Teresa veía que los estragos de la miseria espiritual eran mucho más terribles hoy en día que los de la miseria material, que ella había tanto combatido. Agregaba que:

  1. Inglaterra, Francia y los Estados Unidos han propagado la pobreza espiritual en el mundo entero.
  2. La primer gran urgencia hoy es la de frenar esta pobreza espiritual.
  3. Para curar este mal, debemos reencontrarnos con el Sacerdocio Real de los Fieles y vivirlo en plenitud.

Para lograrlo, la Madre Teresa señalaba que EL remedio por excelencia era: vivir la Santa Misa, venerar, amar y adorar a Jesús en la Eucaristía; nutrirnos de su presencia para luego irradiarla a los demás y así vivir nuestro Sacerdocio Real. ¡Así es como se construye la Iglesia de la Luz!

3 – En Medjugorje hay gente con corazones muy simples que han incorporado a Jesús y a María en su vida de todos los días. Las Babas (abuelas) que cultivan sus viñedos, los pastores que caminan los campos, hombres y mujeres de fe que han permanecido unidos a Jesús durante el comunismo. Nunca se profundizará suficientemente la santidad y potencia ocultas detrás de la simple fidelidad de un corazón a la escuela de María!

En 1998, el Santo Padre canonizó al Cardenal Stepinac de Zagreb (Croacia), mártir heroico de la época comunista. ¡Pero detrás de este santo, no podemos dejar de ver a su madre, Bárbara!! Esta mujer había colocado a Cristo en el primer lugar de su vida, y eso en el seno de una sociedad hostil. Rezaba diariamente el Rosario completo y el Espíritu Santo le había inspirado ayunar tres veces por semana (los lunes, miércoles y viernes) para que su hijo Alojzije sea sacerdote. En su plegaria íntima, el Espíritu Santo le había colocado esta moción en el corazón y ella no le había resistido. De todas formas, ocultó la razón de su ayuno a su hijo para no influenciarlo sobre su elección de vida. Cuando su hijo fue ordenado sacerdote, el director de Bárbara le sugirió que parara con sus ayunos puesto que había logrado su objetivo.

  1. ¡Oh no, le replicó ella por su parte, voy a orar aún más el rosario y ayunar más, para que mi hijo sea un santo sacerdote!

¡Este es un gran ejemplo, que ilustra muy bien el llamado de la Gospa a nuestras familias hoy! Bárbara era consciente de la falta de buenos pastores y guías espirituales en la Iglesia, y sin embargo, no cayó en la trampa de las habladurías ni de la crítica. Adoró a Cristo, contempló su sed e hizo todo lo que estaba a su alcance para apagarla. Actuó movida por amor, en respuesta a Su amor. Cultivó su propio jardín, se aplicó a vivir su Sacerdocio Real y dejó que Dios hiciera el resto. Y así, acumuló toneladas de gracias para los suyos y para el mundo.

Hoy la Gospa nos está llamando como nunca antes. Se maravilla al ver que Dios ha colocado en cada uno de nosotros un inmenso potencial de santidad, de unión a Cristo. Ella nos lo asegura: por esta santidad, por esta unión, la desesperación de este mundo se transforma en alegría y la unión de los corazones ocupa el lugar de los interminables conflictos de lo minan. El amor oblativo de una madre, de un corazón que busca primero el Reino de Dios; una familia que reza y ayuna como la de los Stepinac, ¡allí se encuentra la verdadera fuerza que transforma al mundo!

¿Voy a ahogar hoy este llamado y mantenerme en mi tibieza? ¿No voy, por el contrario, a elevarme, ver qué está a mi alcance y a decidirme a entregarme por completo por amor al Señor? Sobre la colina de las apariciones, cuando los peregrinos se unen al Grupo de Oración de Iván, la Virgen aparece siempre feliz y alegre. Nos saluda con un “¡Alabado sea Jesucristo, queridos hijos!, y, con las manos extendidas, ora sobre nosotros y nos bendice con su bendición maternal: ¡qué inmensa gracia para las personas presentes! Por esta sola bendición de la Madre de Dios, ¡vale la pena venir de Australia o de Japón! Cuando las apariciones habrán cesado, nos lamentaremos: “¡Ah si hubiera ido cuando mi Madre aún se aparecía allí”. Iván nos recuerda a menudo que lo más importante de estos encuentros en la montaña, es estar todos unidos junto a María para orar.

La Virgen viene esencialmente para bendecirnos y orar con nosotros. Le preocupa mucho la falta de paz en nuestras familias. El mundo no tendrá paz hasta tanto no haya paz en nuestros corazones y en nuestras familias. Si queremos que la paz, la alegría y la santidad retornen a nuestras familias, contamos con un medio que ella nos propone incesantemente: ¡que la oración vuelva a nuestras familias! ¡La escuela de María es tan sencilla! Pero hace falta ser valientes para seguirla y decirle que NO a nuestros falsos dioses: exceso de televisión, de alimentos, de computadoras, de autos, de tiempo ocioso… estos ídolos nos acosan por todas partes y carcomen nuestras familias. “Satanás quiere la guerra”, nos dice la Virgen. Ahora bien, si estamos en un campo de batalla y no combatimos, somos vencidos. Colocar a Cristo en el primer lugar y combatir junto a él contra el Mal no es una elección facultativa, es una cuestión de supervivencia.
¿En qué lado del campo de batalla estamos ubicados?

Querida Gospa, haznos pequeñitos y cobíjanos bajo tu manto
¡para que tengamos parte en la victoria de Jesús!
Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1 – Filiola, Chemins de Lumière- Qui est Filiola? Editions Téqui, 82 rue Bonaparte, 75006 Paris, Francia – Solo disponibles en francés.

PS2 “Queridos hijos, hoy deseo abrirles mi corazón maternal e invitarlos a todos a orar por mis intenciones. Deseo renovar con ustedes la oración e invitarlos al ayuno, que deseo ofrecer a mi Hijo Jesús para la venida de un nuevo tiempo, un tiempo de primavera. En este año jubilar muchos corazones se abrieron a mí y la Iglesia se está renovando en el espíritu. Me regocijo con ustedes y doy gracias a Dios por este don y los invito, hijitos, a que oren, oren, oren para que la oración se vuelva para ustedes alegría. Gracias por haber respondido a mi llamado”. 25 de octubre de 2000

PS3 La novena de preparación al Aniversario de las apariciones comienza el 16 de junio. ¡No se la pierdan!

15 de mayo de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Laurence es una dinámica joven que vive en una gran metrópolis holandesa. Viene todos los años a Medjugorje y transita el camino del Señor… Vive sola y difunde profusamente los mensajes de la Virgen, y está siempre a sus órdenes para servirla. El testimonio que nos comparte aquí, puede inspirarnos y ayudarnos a hacer buen uso de nuestra libertad:

“Durante 15 años no miré televisión. Sin embargo, cuatro meses atrás decidí tomar un abono. Quería estar al tanto de las actualidades. Y ahora después de estos cuatro meses anulé mi suscripción, firmemente convencida de estar tomando la decisión correcta. ¿Por qué? Porque cuando miraba televisión por la noche, me sentía vacía. Aún cuando se tratara de un programa informativo que me ponía al tanto de las novedades a nivel mundial, para poder luego orar por esas intenciones, en mi caso, no funcionaba. Cada vez me ocurría lo mismo: después de haber mirado una hora de televisión, no podía rezar porque mi corazón estaba endurecido y algo en mí se había cortado de Dios, de mi fuente. Por lo tanto no podía rezar por esos acontecimientos porque mi espíritu estaba turbado. Me cuestionaba cuál sería la causa, hasta que encontré la respuesta: cuando miro la televisión, el espíritu del mundo se apodera de mi corazón. En el momento en que oprimo el botón de encendido, me conecto voluntariamente con el espíritu del mundo, le digo conscientemente que “sí”. Luego este espíritu carcome en mí lo que me une a Dios y me siento cada vez más vacía.

Inmediatamente después de haber tomado la decisión de suprimir la televisión, la puse en obra cancelando mi abono al día siguiente. Al franquear la carta, sentí que una gran alegría inundaba mi corazón. Percibí la sensación de estar sumergida en luz y que el Cielo aprobaba mi decisión. Le dije entonces a María: “Esa hora que no voy a utilizar más para ver el informativo, la voy a emplear para rezar el rosario. Efectivamente a partir de ese día, rezo el rosario entero todas las noches, y ¡siento que es tiempo muy bien aprovechado! Estaba perdiendo mi tiempo y mi vida en el Espíritu mirando la tele. Al rezar el rosario, comencé a experimentar un gran deseo de ayunar. Me doy cuenta que cuando uno es consecuente en un aspecto, tiene fuerzas para crecer y poder ser consecuente otros también. El hecho de rezar el rosario todas las noches me ha dado la fuerza y el espacio necesario para ayunar a pan y agua como lo pide la Virgen.

No quiero generalizar, puedo tan sólo decir que esta fue mi manera personal de colocar a Dios en primer lugar en ese aspecto particular de mi vida. Discerní que era lo que el Señor me estaba pidiendo: que dejara de ver televisión, ¡al menos tal como está en la actualidad! Si se elige ver televisión, me parece que es necesario estar muy vigilantes para protegerse del Maligno, especialmente activo a través de determinadas emisiones.”

2 – Durante los años 80, la Gospa ha hablado sobre la televisión, no la ha prohibido, ni nos ha pedido de deshacernos de nuestros televisores. Como buena madre, sabe muy bien que esto sería demasiado duro para algunos de sus hijos. (¡Aquellos que sufren de depresión o de soledad excesiva a veces sólo a través de la televisión pueden ver y escuchar otras personas!) Por otra parte, algunas emisiones son muy bellas, ¡es tarea nuestra que se multipliquen! Pero para los días de ayuno la Gospa dijo:

“Si no tienen fuerza para ayunar a pan y agua, pueden renunciar a ciertas cosas. Sería bueno que renunciaran a la televisión, porque luego de haber mirado ciertos programas, están distraídos y no son capaces de orar…” (Dic. 1981)
–“Si miran los programas, si leen los diarios, tienen la cabeza llena de noticias y entonces no hay más lugar para mí en sus corazones (17 de abril de 1986)
A los jóvenes del grupo de oración que ella guió y formó en Medjugorje durante siete años les dijo:

  1. “Renuncien a todas las pasiones y deseos desordenados. Eviten la televisión, sobre todo los programas perjudiciales, los deportes excesivos, la ingesta irracional de alimentos y bebidas, de alcohol, el cigarrillo…” (primer punto de su regla de vida comunicada a Jelena Vasilj, el 16 de junio de 1983)
  2. María nos pide que apaguemos el televisor durante los nueve días que preceden las grandes festividades como Pascua, Pentecostés o Navidad; desea que la familia se reúna y que, Biblia en mano, comparta los textos relativos a esa festividad (como lo hacen los judíos)

Para concluir, les transcribo el final del relato de Laurence:
“Por la noche, independientemente de la hora que sea, rezo en silencio durante una hora antes de acostarme. En ese momento experimento una gran alegría y todo se ordena. Por supuesto, es importante tener contactos con otras personas para crecer en la vida espiritual, a través de llamadas telefónicas por ejemplo, pero me doy cuenta que esto no es posible si uno no se sumerge antes en la presencia de Dios a través de la oración. Primero está la oración, y el resto viene luego!
Concretamente, si tengo que elegir entre hablar con alguien u orar, le doy la prioridad a la oración. Y así recibo la libertad interior necesaria para dejarme conducir por el Espíritu Santo. El es quien me muestra si debo o no contactar determinada persona”.

Querida Gospa, como Madre, ¡introdúcenos en la comunión con Dios!
y como Reina, ¡ven a reinar sobre nuestros medios de comunicación!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1 El viernes 21 de mayo comienza la novena a Pentecostés. Aquí hay una oración compuesta por el P. Slavko que puede servir para ser rezada todos los días:

Oh Espíritu Santo, oro a ti con María que me ha invitado a invocarte y te pido que vengas a mí y derrames sobre mí todos tus dones.
Derrama sobre mí el don de la sabiduría, para que en todo momento, en cualquier cosa que haga, piense, sienta o decida esté siempre dispuesto a actuar bajo tu luz.
Oh Espíritu de consejo, desciende sobre mí, para que por medio del conocimiento y palabras de amor, sea siempre capaz de ayudar a todos aquellos que piden mi consejo. Que cada palabra mía sea luz para otros.
Espíritu de Jesús, concédeme el don de tu fortaleza para que pueda soportar toda prueba y haga siempre la voluntad del Padre, ¡especialmente en los momentos difíciles! Espíritu de fortaleza sosténme en mis horas de fragilidad.
Oh Espíritu de vida, desarrolla en mí la vida divina que ya me fue dada por ti en el seno de mi madre y en mi bautismo.
Fuego divino, inflama mi corazón con el fuego del amor, para que desaparezcan de él el hielo del pecado y la oscuridad.
Espíritu de sanación, cura en mí todo lo que está herido y haz crecer lo que aún no ha crecido.
Desciende sobre mí con toda tu fuerza, para que siempre esté dispuesto a dar gracias, aún por las cosas pequeñas. Ilumíname, oh Espíritu Santo, para que aprenda a agradecer las cruces y las dificultades.
Oh Espíritu de la verdad, ilumíname con tu verdad, para que viva en todo momento la verdad del amor, de la paz y de la justicia. Ayúdame para que mi vida diaria, mis hechos y mis palabras proclamen la luz de la Palabra Divina en toda su plenitud.
Espíritu Santo guía a nuestro Papa, a nuestros obispos, sacerdotes y a todos aquellos que proclaman la palabra de Dios.
Espíritu de oración, enséñanos a orar. Purifica nuestros corazones para que nuestra oración sea siempre escuchada y para que siempre encontremos tiempo para hacer oración. Espíritu Santo ora en mí y hazme exclamar: “¡Abba, Padre!. Concédeme la gracia de orar con el corazón.
Espíritu Santo aparta en mi toda carga, para que mi corazón pueda ser como una flor que crece y se desarrolla produciendo fruto abundante. María que el Espíritu Santo comience y prosiga en mi interior la tarea que inició en ti, para que a través de su acción amorosa el Verbo Divino crezca en mí.
¡Oh Espíritu Santo, por medio de María yo te escojo en este día como amo de todo mi ser. Lleno de confianza y de esperanza en tu amor infinito, que se manifestó de manera admirable en la Virgen María, hoy me decido por ti y por tus dones. Renuncio a cualquier espíritu del mal y a su acción y te acepto a ti, Espíritu de paz, de amor y de orden. Te consagro todas mis facultades y deseo actuar siempre al amparo de tu luz. Te entrego todos los derechos sobre mi vida. ¡Protégeme y guíame hacia el Padre! Oro a ti con María, en nombre de Jesucristo. Amén.

1 de mayo de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Qué alegría volver a encontrarnos con nuestro buen san José en su fiesta, ¡esta vez como artesano! Sabemos que en aquella época, los carpinteros eran también arquitectos. Tenían que hacer sabios planos para que las construcciones se mantuvieran en pie, y esto sin contar con los medios de la tecnología de hoy en día. Podemos imaginarnos a san José pensando junto con Jesús la manera de construir una casa, buscando juntos el mejor plano posible para satisfacer las necesidades de sus clientes. Podemos también pensar que san José fue el primero que colocó sobre los hombros de su hijo esos pesados tablones que transportan los carpinteros…
Por otra parte, rara vez nos imaginamos a san José como un hombre que diseña planos. Pero constatamos que en Medjugorje, su esposa, la Gospa, habla a menudo de sus planes para el mundo, y nos pide que la ayudemos a llevarlos a cabo. Jesús también tiene su plan de salvación para la humanidad. ¡Toda la Sagrada Familia es especialista en planes! ¿Y nosotros, qué plan tenemos para nuestra vida??
Es muy reconfortante saber que el plan para nuestra vida ya existe en el corazón de Dios nuestro Creador y que no necesitamos inventarlo. Podemos descubrirlo en la oración y en la lectura inspirada de los acontecimientos, y debemos protegerlo para no desviarnos por tangentes resbaladizas. Hoy, muchos jóvenes se desaniman porque nadie les hace ver lo valiosa que es su vida y que Dios tiene un plan maravilloso para ellos, y eso desde mucho antes que ellos tuvieran la mínima idea sobre este plan. La alabanza y la confianza permiten esta apertura de corazón que Dios necesita para poder hacerles oir su voz y hacerles gustar lo valiosas que son sus vidas y la felicidad a la cual fueron llamados.
San José es el santo que necesitamos para transformarnos en entusiastas de la vida y del don de la vida. Como buen arquitecto, hábil, meticuloso y laborioso, va a ayudarnos a enmarcar nuestra vida y a ajustarla al sueño de Dios sobre nosotros. Porque es el “Justo” por excelencia; hombre que, para los judíos de la época, “ajusta” toda su vida a Dios. (Nada que ver con nuestros Ministerios de Justicia) ¡Nuestras vidas necesitan tanto ser reajustadas en Dios! Sí, ¡qué felicidad poder celebrar a este gran experto de los planes de Dios, a este artesano elegido por el Padre para acompañar el crecimiento de su Hijo Jesús hasta alcanzar su altura de hombre adulto! Me parece que san José se encuentra muy a gusto de continuar su tarea sobre la tierra en medio de nosotros, sobre todo con los que se toman en serio las apariciones y los mensajes de su esposa Myriam! Vicka nos repite a menudo: “No tengan miedo, ¡pidan!” San José tiene un stock de gracias en espera, y estará encantado de ayudar a quien lo invoque amigable y confiadamente, ya sea para proteger su vida del maligno, proteger un niño de la impureza, reconstruir la armonía de una personalidad herida por la vida, no demorar más un “sí” al llamado de Dios, perseverar en la oración en medio de un mundo hostil, ganar su vida por un trabajo que engendre paz, testimoniar a todos la caridad y la alegría de Dios, ofrecer paz en medio del sufrimiento, o para vivir un gran amor con la Virgen… en fin, ¡para caminar humilde y firmemente por caminos de santidad!
Me conmueve sobremanera su ternura de san José. Socorre sin demora al corazón confiado. Un día san José me concedió un automóvil para Medjugorje luego de una novena. Al principio de aquella novena, le había indicado: “es para poder servir mejor a tu esposa donde ella se aparece”. Me parecía que era un caso de fuerza mayor y que me escucharía por amor a ella! Pero una jovencita, que se enteró del incidente, pensó que ella no podía utilizar el mismo argumento para convencerlo. También necesitaba un coche; simplemente para ir a su trabajo de oficina, en una empresa común que no realizaba un trabajo específicamente cristiano. Sin embargo, confiada en la bondad del santo, hizo de todas formas la novena. Y el auto le llegó providencialmente, y del tamaño que deseaba, ¡no podía creerlo! Ese día, descubrí un nuevo aspecto de la personalidad de san José: ¡la gratuidad de su ternura para con nosotros!
El año pasado, un amigo norteamericano, Randy, fue licenciado de su trabajo. La empresa donde trabajaba desde hacía veinte años presentó quiebra. El personal fue prevenido a último momento y la empresa no le pagó compensación alguna. ¡Fue muy duro! A pesar de ello, tomó la noticia con paz. Se había estado ejercitando en los 5 puntos de Medjugorje y esto le fue de gran ayuda en la prueba. Lo dejo relatar su testimonio:
“Estaba desocupado desde hace varios meses cuando el 22 de abril, una empresa que me gustaba mucho me concedió una entrevista laboral. La entrevista se pasó bien, pero simplemente me dijeron que se comunicarían más tarde conmigo. Mientras hablábamos sobre la entrevista con mi mujer, nos dimos cuenta de que se aproximaba la fecha de la festividad de san José Obrero, y decidimos comenzar una novena a san José esa misma noche. Coincidencia (¿o Providencia?), ésta debía terminar el 30 de abril, vísperas de su fiesta como patrono de todos los trabajadores.
Fuimos muy específicos sobre la intención de nuestra novena. Pedimos que esa empresa me haga un ofrecimiento para el 17 de mayo, fecha de nuestro aniversario de matrimonio. Recitamos fielmente cada día las oraciones de nuestra novena. Luego llegó el 1º de mayo y la fiesta de san José Obrero. Estabamos inquietos porque la empresa no se había vuelto a comunicar. Sin embargo, el 1º de mayo (¡a la hora de la aparición en Medjugorje!) recibí una llamada: la empresa me proponía una segunda entrevista para el 5 de mayo. Inútil decirle que estábamos felices y muy agradecidos a san José. Mientras el día de la segunda entrevista se aproximaba, continuamos nuestras plegarias a san José, orando siempre para que tenga un ofrecimiento de empleo para el 17 de mayo.
El 5 de mayo llegó finalmente y la entrevista se pasó bien. Me advirtieron, sin embargo, que la decisión final no tendría lugar antes de la última semana de mayo. Agradecimos a san José por el éxito de la entrevista y le pedimos simplemente el poder obtener ese empleo. Pero san José se había tomado nuestro pedido al pie de la letra, y el 15 de mayo recibí una llamada de la empresa ofreciéndome el puesto. ¡Qué gran regalo de aniversario de parte de san José! Ya van 10 meses que ocupo el cargo, estoy muy a gusto con el trabajo que hago, al igual que con la empresa para la cual trabajo.
Por cierto, las oficinas de la empresa dan sobre el río san José, en el distrito de san José, en Indiana (Estados Unidos) ¡Gracias san José!

2 – ¡La Gospa sabe lo que dice cuando nos invita a imitar el ejemplo de los santos, a leer sus vidas y a rezarles! Estas manifestaciones de amor nos permiten experimentar en cierta forma los intensos intercambios de amor existentes entre los elegidos en el Cielo, aquella alegría indescriptible que allí impera. ¡Qué bocanada de aire puro en el seno de nuestra sociedad viciada y pronta a olvidar lo esencial: el amor que proviene del Espíritu Santo! En este mes de mayo especialmente dedicado a María, junto a san José Obrero, tenemos cuatro semanas para prepararnos para Pentecostés… Con la ayuda de todos nuestros amigos del Cielo, atraigamos la poderosa venida del Espíritu Santo sobre nuestro mundo que ansía desesperadamente ser colmado de amor!

Querida Gospa, ven a habitar aún más intensamente en nuestros corazones
para que hallándote allí, el Espíritu Santo se precipite en ellos!

Sr. Emmanuel
© Children of Medjugorje 2004

PS1: A los 90 años, María Simma partió hacia el Padre. Luego de una vida bien llena al servicio de las almas del Purgatorio, se apagó paciblemente en Alemania, lugar donde residía desde hace algunos años, hospedada en casa de una familia amiga. Ella se preparaba para su último viaje en la oración… Oremos por ella como ella lo ha hecho con tanta asiduidad por los difuntos!

15 de abril de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Los mensajes de María en Medjugorje han inspirado a millones de corazones pequeñitos a orar en sus casas, en el secreto, por la venida de estos “Tiempos Nuevos” anunciados por la Gospa en los años 90. ¿En el secreto? Sí, pero parece que Dios, que ve en lo secreto, ha acumulado suficiente cantidad de oraciones y ha suscitado un celebérrimo cineasta, a que realice una obra maestra “La Pasión” y desde hace algunas semanas todos los diarios hablan de la historia de Jesús! Es fascinante ver la mano de Dios en este acontecimiento!

¿Cómo dejar de regocijarse ante las múltiples conversiones que este film ha provocado, sobre todo entre los jóvenes a veces tan alejados de la Iglesia? ¿Cómo no ver en ello los albores de este nuevo Pentecostés de Amor?

Cuando se terminó la filmación, Jim Caviezel volvió una vez más a Medjugorje (había venido para el Festival de Jovenes en agosto pasado) para fin de año y nos hizo una presentación del film. El P. Jozo expresó su admiración ante semejante obra. Señalo, sin embargo, que no podía concluir con la muerte de Cristo: ¡faltaba la Resurrección! En la escuela de la Gospa, no hemos acaso aprendido: “Sean entusiastas de la Resurrección”. Y entonces, Mel Gibson decidió agregar la escena de la Resurrección.

“La Pasión” está dando maravillosos frutos y a pesar de ello son muchos los que todavía no se deciden por ir a verla. Pero si tomamos la mano de María durante la proyección e intentamos estar junto a ella, ese tiempo se convertirá en tiempo de oración que incrementará enormemente nuestro amor por Jesús y por ella. Así, experimentaremos un poquitito de lo que esta increiblemente valerosa mujer ha vivido durante las últimas horas de vida de su Hijo.

Otra cosa: A raíz de ciertas criticas negativas, se ha difundido providencialmente un párrafo esencial del Concilio Vaticano II sobre los judios, clarificando un punto esencial. Este pasaje permite eliminar de raiz todo antisemitismo. Declara en síntesis que cada hombre, a causa de su pecado, es responsable de la muerte de Cristo (ver PS 1) Y así los críticos del film colaboraron en la difusión masiva de este concepto, que desde hace 40 años el Vaticano II desea hacer conocer. ¡El Señor se sirve de todo!

2 – El 25 de marzo, la Gospa nos ha invitado a “expresar nuestro amor al Crucificado”. ¡Hermoso mensaje! ¡Maravilloso programa! (ver PS 2)
Los hermanos que se ocupan de diseñar las tapas de nuestros libros o cassettes han constatado que si colocan en ellas una cruz, el libro o el cassette no se vende tanto. ¡Muchos aún le temen a la cruz! ¡Pero quien le tiene más miedo es Satanás, que ha sido vencido para siempre por ella! Así como la Virgen desea hacernos compartir sus sentimientos hacia Jesús, Satanas desea inyectarnos sus propios venenos y transmitirnos su frustración. ¡Es muy diestro en lograrlo! Cuanto más nos inyecte su miedo hacia Jesús en la cruz y nos aleje de ella, más fácil le será realizar su obra en nuestro corazón. Satanás sabe que Jesús nos comunica sus más preciados tesoros desde lo alto de la Cruz y no quiere que los acojamos porque de esta forma perdería toda su influencia sobre nosotros… La Gospa lo ve actuar, y por ello nos invita a resistirle y a beber confiadamente de la fuente de Cristo. Ella le dijo a los jóvenes del grupo de oración que el miedo proviene de Satanás. Cuando hay miedo, no hay amor. Satanás siembra el miedo, Jesús el amor!

Los regímenes totalitarios han quitado por la fuerza los crucifijos de las escuelas, de los hospitales y de los hogares. ¡Pero nuestros países que se dicen libres también, y a veces las prohiben! ¿Qué clase de beneficio buscan con ello? Si descartamos al Crucificado, ¿quién nos salvará?

Muchos llevan colgado un signo del Zodíaco o algun amuleto en lugar de sus pequeños crucifijos del bautismo… ¡Esto es terrible! Sin tener conciencia de ello, se alían a la adivinación y ¡esto no les traer bendición alguna! (Ver Deuteronomio 18, 9-12 – PS 3) La Virgen, como buena madre, nos recomienda llevar siempre un crucifijo o una medalla bendecida ¡y sabe por qué esto es tan importante hoy en día! Igualmente para nuestras casas: ¡coloquemos un crucifijo en la pared! ¿El ambiente en nuestros lugares de trabajo es pesado? Tomemos un pequeño crucifijo y hagamos una señal de la cruz al entrar y será eficaz. Entronizado como Rey, Jesucristo va a derramar su paz, que aplacar la agitación anteriormente reinante.

¿Cómo responder a la invitación de la Gospa?
Es preferible procurarse un hermoso crucifijo, con el cuerpo de Jesus. Tomo la cruz entre mis manos e invoco a la Virgen María. Le confio todos mis temores acerca de la cruz, todas mis dudas y malestares. En silencio, contemplo a Jesús. Contemplo su Cuerpo herido de muerte porque ha querido tomar sobre sí mi pecado, por amor a mí. No son los clavos sino solo el amor lo que lo retiene en la cruz. Lentamente, le digo simplemente, “gracias”. No hace falta muchas palabras. No vale la pena fabricarse sentimientos. El amor que consume su Corazón lentamente va a penetrar en el mío y sus heridas van a curar mis propias heridas. El Crucificado ha tomado mi mal para sí y me da la paz. Mi corazón se expande y se abre tímidamente, la curación brota de su Cuerpo herido. No tengo más miedo, no siento más vergüenza. Lo sigo contemplando y me impregno de la increíble ternura que emana de su persona. Junto con María, digo: “Es mi hijo” o “Es mi bienamado”. Nadie puede amarme como él me ama.
He encontrado la fuente, ya no quiero equivocarme mas, no quiero beber mas en aguas contaminadas. Beso su Corazón abierto y cada una de sus heridas. Dejo que me sacie con su agua viva que brota de ellas.

Jesus, deseo permanecer contigo, no me apartare nunca mas de ti, estaré siempre a tu lado. Tu podrás continuar dándome la vida que brota de ti y me protege del mal. Te daré el lugar de honor en mi corazon, en mi casa, en mi vida. Porque es absolutamente cierto, nadie me ama como tú… ¡y te he ignorado durante tanto tiempo Jesús! la bendición que mana de tu Corazon me reviste de ti y se derrama sobre todos los míos, sobre el mundo entero, errante en el desierto, entre espinas. Jesús, dulce y humilde de corazon, que tu mirada me transforme y me haga semejante a ti. Que lleve tu amor a todos los que estan sedientos, los que estan quebrados, a los desesperados… ¿Jesús, cómo puedo expresarte mi pobre amor?? ¡Déjame simplemente absorber el tuyo! Infúndeme tu amor y que hoy sea el día en que comience a amarte… y que mañana ese amor se incremente, y así hasta el día en que vengas a llamarme por mi nombre y a llevarme contigo a tu Reino!
Jesus, crucificado por amor, no mires mis faltas de amor sino el deseo que tengo de amarte. Jesus, acuérdate de mí cuando vengas a tu Reino!

Querida Gospa, ¿cuál es tu secreto para amarme como me amas?
Ven, a soplármelo en el corazón, porque quiero seguir tu escuela.

Sor. Emmanuel

© Children of Medjugorje 2004
PS1: “Nostra Aetate” n 4
“Aunque las autoridades de los judíos con sus seguidores reclamaron la muerte de Cristo, sin embargo, lo que en su Pasión se hizo, no puede ser imputado ni indistintamente a todos los judíos que entonces vivían, ni a los Judíos de hoy. Y, si bien la Iglesia es el nuevo Pueblo de Dios, no se ha de señalar a los Judíos como reprobados de Dios ni malditos, como si esto se dedujera de las Sagradas Escrituras. Por consiguiente, procuren todos no enseñar nada que no esté conforme con la verdad evangélica y con el espíritu de Cristo, ni en la catequesis ni en la predicación de la Palabra de Dios.
Además, la Iglesia, que reprueba cualquier persecución contra los hombres, consciente del patrimonio común con los Judíos, e impulsada no por razones políticas, sino por la religiosa caridad evangélica, deplora los odios, persecuciones y manifestaciones de antisemitismo de cualquier tiempo y persona contra los Judíos.
Por los demás, Cristo, como siempre lo ha profesado y profesa la Iglesia, abrazó voluntariamente y movido por inmensa caridad, su Pasión y Muerte, por los pecados de todos los hombres, para que todos consigan la salvación”

PS2: Queridos hijos, también hoy los invito a abrirse a la oración. Especialmente ahora, en este tiempo de gracia, abran sus corazones, hijitos, y expresen su amor al Crucificado. Solamente asi ustedes descubrirán la paz y la oración comenzará a fluir desde el corazon hacia el mundo. Sean ejemplo, hijitos, y un incentivo para el bien. Yo estoy cerca de ustedes y los amo a todos. Gracias por haber respondido a mi llamado. (mensaje del 25 de marzo 2004)Los santos han experimentado que contemplando a Jesus en la cruz se incrementaba nuestro amor por Dios.

PS3:
“Cuando hayas entrado en la tierra que Yahveh tu Dios te da, no aprenderás a cometer abominaciones como las de esas naciones. No ha de haber en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, que practique adivinación, astrología, hechicería o magia, ningún encantador ni consultor de espectros o adivinos, ni evocador de muertos. Porque todo el que hace estas cosas es una abominación para Yahveh tu Dios y por causa de estas abominaciones desaloja Yahveh tu Dios a estas naciones delante de ti. (Deut. 18, 9-12)

1 de abril de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – El 18 de marzo, la vidente Mirjana Dragicevic-Soldo tuvo su aparición anual en Medjugorje ante la presencia de una gran multitud de peregrinos. La aparición duró 5 minutos y luego nos dio el siguiente mensaje de parte de nuestra Madre: ”¡Queridos hijos! También hoy, mirándolos con el corazón lleno de amor, deseo decirles que lo que buscan insistentemente, lo que anhelan, hijitos míos, está ante ustedes. Basta con poner en primer lugar a mi Hijo en un corazón purificado y podrán ver. Escúchenme y permítanme conducirlos maternalmente a ello”

La Gospa nos recuerda aquí el clamor del hombre en los Salmos y en toda la Biblia… “Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios viviente: ¿Cuándo iré a contemplar el rostro de Dios?” (Sal 42, 2-3) “Señor, tú eres mi Dios, yo te busco ardientemente; mi alma tiene sed de ti, por ti suspira mi carne como tierra sedienta, reseca y sin agua. Sí, yo te contemplé en el Santuario para ver tu poder y tu gloria”. (Sal 63, 1-3)

”El que busca encuentra”, dice Jesús. Y cuanto más se encuentra, más se desea buscar. ¿Por qué? Porque nuestra alma percibe dónde radica la verdadera felicidad. Entonces está dispuesta a abandonar los bienes de este mundo, hasta su propia vida, para adquirir los bienes del Reino. Por ello, la gente se extrañaba que Rabi Aqiva continuara estudiando la Torah, cuando el poder romano había proclamado que ese crimen sería castigado con la muerte. El sabio respondió: “El judío está en la Torah como pez en el agua. Como puede decírsele a un pez: ‘sal del agua, si quieres conservar la vida’?”
2 – Para nosotros, los cristianos, cada cumpleaños es una ocasión para agradecerle a Dios por el don sublime de la vida. La Gospa nos pide: “Agradezcan a Dios, queridos hijos, por la belleza y la inmensidad del don de la vida”. Pero también es bueno averiguar el aniversario de nuestro bautismo y celebrarlo en la alegría y la acción de gracias; porque ese día  hemos recibido la vida divina que perdura después de la muerte, y nos hemos convertido en hijos de Dios. En la noche de Pascua, volveremos a repetir las promesas bautismales y nos pronunciaremos nuevamente “a favor de Dios y en contra de Satanás”.

En Medjugorje, cuando un recién nacido está presente en el momento de la aparición, la Virgen manifiesta una inmensa alegría. Pero si ese pequeñín  está  bautizado, ¡su alegría es indescriptible! La Virgen percibe todo el esplendor de la señal de su Hijo Jesucristo en el pequeño bautizado que se le presenta… ¡Qué signo para nosotros y para nuestra vocación en el plan de Dios!

La Virgen le ha confiado a cada uno de los videntes una orientación particular en la oración: sabemos por ejemplo que Mirjana ora especialmente por los no-creyentes, Marija por los sacerdotes y toda alma consagrada, Ivan por las familias, etc… En la oración y en la paz del corazón, cada uno experimenta cuál es su propio llamado, sin embargo sólo en el Cielo  conoceremos la increíble magnitud de nuestra misión en los planes de Dios para el mundo.

Deseo invitarlos a cada uno de ustedes a preparar con toda seriedad y en oración esta Vigilia Pascual, dejando expuestas ante la Luz de Dios las raíces más profundas de su vida para ver si se encuentran realmente en estado de gracia y si su corazón está en paz; y que luego vuelvan a ofrecer su vida a Dios, según su propia vocación. La vida es corta, y la Pascua es la ocasión favorable para volver a conectarse con el sentido profundo de nuestra vida terrenal y para volver a enderezar el rumbo. He aquí dos buenos medios (entre otros) para realizar esta acción:
- Preguntarse: ‘Si el Señor me llamase a volver a El esta noche, ¿qué decisión me alegraría de haber tomado hoy?
- Tomar esa decisión sin esperar a mañana.
3 – Unos sacerdotes en peregrinación en Medjugorje nos contaron que desde el comienzo de la exhibición de “La Pasión” en los Estados Unidos, el número de confesiones se ha incrementado considerablemente… Gracias Señor, y ¡gracias a todos los que le han dicho “SI” al Espíritu Santo que les ha inspirado llevar a cabo semejante obra!
4 – El Viernes Santo, 9 de abril, comienza la Novena a la Divina Misericordia revelada por Jesús a Santa Faustina. ¡Los invito a que la hagamos juntos! (ver PS 1)
El Señor está suscitando cada vez más “Apóstoles de la Misericordia”, que desean ardientemente hacer conocer su infinita misericordia. Me viene a la memoria el asombroso testimonio de Stanley, padre de 13 hijos, en Filipinas, muy conocido entre los angloparlantes. Una mañana de marzo de 1993, fue llevado al hospital, escupiendo sangre… Cuatro especialistas declararon que su posibilidad de sobrevida era de una en un millón. A pesar de estar bajo carpa de oxígeno en terapia intensiva, la sangre no paraba salirle de la boca. Muy pronto el electrocardiograma comenzó a emitir una señal llana. (Dejo de lado los detalles técnicos) Se iniciaron los preparativos para el funeral. Sin embargo, sus familiares se oponían a que se desconectara el respirador artificial.

Stanley cuenta que en un momento determinado vio una luz muy brillante, luego de repente reconoció a alguien que estaba frente suyo. ¡Era Jesús! Jesús le mostró entonces toda su vida en una especie de pantalla gigante, desde su más tierna infancia. Cuando Stanley había cometido pecados graves, la película se hacía más lenta, como si Jesús quisiera mostrarle que lo que había hecho estaba mal. Stanley intentaba cerrar los ojos pero esto no le impedía seguir viendo. Cada pecado lo golpeaba y le pesaba. Por el contrario, se sentía ligero como un pájaro viendo el bien que había hecho por ejemplo a los pobres,. Luego Jesús dijo a Stanley que debía volver a la tierra porque tenía aún muchas cosas por hacer.
Mientras tanto Stanley en terapia intensiva… De repente volvió en sí. Se sentía tan bien que él mismo se quitó todos los caños y aparatos que estaban conectados a su cuerpo. El personal médico al verlo entró en estado de choc, y desfilaban examinándolo y volviendo los exámenes. Finalmente, el jefe del servicio le dijo: “Mire, su electrocardiograma emitía una señal lineal en el momento de su admisión, ¡y ahora está normal…! ¡Había estado aparentemente muerto durante tres días! ¡Su médico quedó tan impresionado por el acontecimiento que ingresó al seminario, con los jesuitas!
Durante este tiempo misterioso, Jesús se reveló profundamente al corazón de Stanley  y le confió la misión de orar y de difundir la coronilla de la Divina Misericordia, y desde entonces cumple con su misión. Como la cantidad de gente que venía a verlo para confiarle sus problemas aumentaba día a día y  Stanley no sabía qué debía hacer, se lo preguntó a Jesús y recibió la siguiente respuesta: “Diles tan sólo que oren la coronilla incesantemente y serán guiados.” Cuando se le pide a Stanley que dé su testimonio, comienza a animar una coronilla de la Misericordia ante la asamblea. Pero a veces, su voz se quiebra de emoción al recuerdo de Jesús Misericordioso ¡y no puede seguir hablando! Pide entonces ser reemplazado. Su testimonio ya ha provocado innumerables conversiones.  Los corazones son profundamente tocados y reciben la gracia del arrepentimiento;  se reconcilian con Dios y cambian de vida. Jesús le ha dicho que no era suficiente proclamar su misericordia, que debía también ponerla en acción. Si se le pregunta a Stanley cómo hacerlo, responde: “siendo un ejemplo vivo de Su misericordia”. (El cardenal Vidal que ha investigado la experiencia de Stanley y la considera auténtica, ha aprobado su testimonio público)
Querida Gospa, Madre de Misericordia,
queremos expresar nuestro amor al Crucificado por medio de tu corazón.

Sor. Emmanuel

© Children of Medjugorje 2004

PS 1 La Novena de la Divina Misericordia comienza el Viernes Santo. Se lee la meditación diaria y a continuación se reza la coronilla.
LA CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA

Se inicia rezando un Padrenuestro, un Avemaría y el Credo de los Apóstoles.
En las cuentas grandes antes de cada decena:
Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.
En las 10 cuentas pequeñas de cada decena:
Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
Doxología final después de las cinco decenas:
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten misericordia de nosotros y del mundo entero. (Tres veces)

Para finalizar se dice:
Oh Sangre y Agua que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío.  

 NOVENA A LA DIVINA MISERICORDIA

 Esta novena comienza a rezarse el Viernes Santo, como preparación para la fiesta de la Misericordia (el primer domingo después de Pascua).También puede rezarse en otro momento, según la necesidad que sientan los fieles, de acercarse cada vez más, a la Misericordia de Nuestro Señor Jesús.
Por medio de esta novena, nos acercamos más y más a Jesús que con su gran Misericordia, nos sana el cuerpo y el alma…  Prueba rezarla cada vez que te sientas triste, deprimido, con dolor en el alma… o simplemente cuando quieras consolar su sacratísimo Corazón.

Dijo el Señor Jesús a Sor Faustina:   

Primer Día

Hoy, tráeme a toda la humanidad y especialmente a todos los pecadores, y sumérgelos en el mar de mi misericordia. De esta forma, me consolarás de la amarga tristeza en que me sume la pérdida de las almas.

Jesús misericordiosísimo, cuya naturaleza es la de tener compasión de nosotros y de perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino la confianza que depositamos en tu bondad infinita. Acógenos en la morada de tu compasivísimo Corazón y nunca nos dejes escapar de él. Te lo suplicamos por tu amor que te une al Padre y al Espíritu Santo.
Padre eterno, mira con misericordia a toda la humanidad y especialmente a los pobres pecadores que están encerrados en el compasivísimo Corazón de Jesús y por su dolorosa pasión muéstranos tu misericordia para que alabemos la omnipotencia de tu misericordia por los siglos de los siglos. AMEN.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Segundo Día
Hoy, tráeme a las almas de los sacerdotes y los religiosos, y sumérgelas en mi misericordia insondable. Ellas fueron las que me dieron fortaleza para soportar mi amarga pasión. A través de ellas, como a través de canales, mi misericordia fluye hacia la humanidad.

Jesús misericordiosísimo, de quien procede todo bien, aumenta tu gracia en nosotros para que realicemos dignas obras de misericordia, de manera que todos aquellos que nos vean, glorifiquen al Padre de misericordia que está en el cielo.
Padre eterno, mira con misericordia al grupo elegido de tu viña, a las almas de los sacerdotes y a las almas de los religiosos; otórgales el poder de tu bendición. Por el amor del Corazón de tu Hijo, en el cual están encerradas, concédeles el poder de tu luz para que puedan guiar a otros en el camino de la salvación y a una sola voz canten alabanzas a tu misericordia sin límite por los siglos de los siglos. AMEN.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Tercer Día
Hoy, tráeme a todas las almas devotas y fieles, y sumérgelas en el mar de mi misericordia. Estas almas me consolaron a lo largo del vía crucis. Fueron una gota de consuelo en medio de un mar de amargura.

Jesús misericordiosísimo, que desde el tesoro de tu misericordia les concedes a todos tus gracias en gran abundancia, acógenos en la morada de tu compasivísimo Corazón y nunca nos dejes escapar de él. Te lo suplicamos por el inconcebible amor tuyo con que tu Corazón arde por el Padre celestial.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas fieles como herencia de tu Hijo y por su dolorosa pasión, concédeles tu bendición y rodéalas con tu protección constante para que no pierdan el amor y el tesoro de la santa fe, sino que con toda la legión de los ángeles y los santos, glorifiquen tu infinita misericordia por los siglos de los siglos. AMEN.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Cuarto Día
Hoy, tráeme a aquellos que no creen en Dios y aquellos que todavía no me conocen. También pensaba en ellos durante mi amarga pasión y su futuro celo consoló mi Corazón. Sumérgelos en el mar de mi misericordia.

Jesús compasivísimo, que eres la luz del mundo entero. Acoge en la morada de tu piadosísimo Corazón a las almas de aquellos que no creen en Dios y de aquellos que todavía no te conocen. Que los rayos de tu gracia las iluminen para que también ellas unidas a nosotros, ensalcen tu misericordia admirable y no las dejes salir de la morada de tu compasivísimo Corazón.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas de aquellos que no creen en ti y de los que todavía no te conocen, pero que están encerrados en el compasivísimo Corazón de Jesús. Atráelas hacia la luz del Evangelio. Estas almas desconocen la gran felicidad que es amarte. Concédeles que también ellas ensalcen la generosidad de tu misericordia por los siglos de los siglos. AMEN.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Quinto Día
Hoy, tráeme a las almas de los hermanos separados y sumérgelas en el mar de mi misericordia. Durante mi amarga pasión, desgarraron mi cuerpo y mi Corazón, es decir, mi Iglesia. Según regresan a la Iglesia, mis llagas cicatrizan y de este modo alivian mi pasión.

Jesús misericordiosísimo que eres la bondad misma, tú no niegas la luz a quienes te la piden. Acoge en la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas de nuestros hermanos separados y llévalas con tu luz a la unidad con la Iglesia y no las dejes escapar de la morada de tu compasivísimo Corazón sino haz que también ellas glorifiquen la generosidad de tu misericordia.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas de nuestros hermanos separados especialmente a aquellos que han malgastado tus bendiciones y han abusado de tus gracias por persistir obstinadamente en sus errores. No mires sus errores, sino el amor de tu Hijo y su amarga pasión que sufrió por ellos, ya que también ellos están encerrados en el compasivísimo Corazón de Jesús. Haz que también ellos glorifiquen tu gran misericordia por los siglos de los siglos. AMEN.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Sexto Día
Hoy, tráeme a las almas mansas y humildes y las almas de los niños pequeños y sumérgelas en mi misericordia. Estas son las almas más semejantes a mi Corazón. Ellas me fortalecieron durante mi amarga agonía. Las veía como ángeles terrestres que velarían al pie de mis altares. Sobre ellas derramo torrentes enteros de gracias. Solamente el alma humilde es capaz de recibir mi gracia; concedo mi confianza a las almas humildes.

Jesús misericordiosísimo, tú mismo has dicho: Aprended de mí que soy manso y humilde de Corazón. Acoge en la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños. Estas almas llevan a todo el cielo al éxtasis y son las preferidas del Padre celestial. Son un ramillete perfumado ante el trono de Dios, de cuyo perfume se deleita Dios mismo. Estas almas tienen una morada permanente en tu compasivísimo Corazón y cantan sin cesar un himno de amor y misericordia por la eternidad.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños que están encerradas en el compasivísimo Corazón de Jesús. Estas almas son las más semejantes a tu Hijo. Su fragancia asciende desde la tierra y alcanza tu trono. Padre de misericordia y de toda bondad, te suplico por el amor que tienes por estas almas y el gozo que te proporcionan, bendice al mundo entero para que todas las almas canten juntas las alabanzas de tu misericordia por los siglos de los siglos. Amén.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Séptimo Día
Hoy, tráeme a las almas que veneran y glorifican mi misericordia de modo especial y sumérgelas en mi misericordia. Estas almas son las que más lamentaron mi pasión y penetraron más profundamente en mi Espíritu. Ellas son un reflejo viviente de mi Corazón compasivo. Estas almas resplandecerán con un resplandor especial en la vida futura. Ninguna de ellas irá al fuego del infierno. Defenderé de modo especial a cada una en la hora de la muerte.

Jesús misericordiosísimo, cuyo Corazón es el amor mismo, acoge en la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas que veneran y ensalzan de modo particular la grandeza de tu misericordia. Estas almas son fuertes con el poder de Dios mismo. En medio de toda clase de aflicciones y adversidades siguen adelante confiadas en tu misericordia y unidas a ti, ellas cargan sobre sus hombros a toda la humanidad. Estas almas no serán juzgadas severamente, sino que tu misericordia las envolverá en la hora de la muerte.
Padre eterno, mira con misericordia a aquellas almas que glorifican y veneran tu mayor atributo, es decir, tu misericordia insondable y que están encerradas en el compasivísimo Corazón de Jesús. Estas almas son un Evangelio viviente, sus manos están llenas de obras de misericordia y sus corazones desbordantes de gozo cantan a ti, oh Altísimo, un cántico de misericordia. Te suplico, oh Dios, muéstrales tu misericordia según la esperanza y la confianza que han puesto en ti. Que se cumpla en ellas la promesa de Jesús quien les dijo que: a las almas que veneren esta infinita misericordia mía, yo mismo las defenderé como mi gloria durante sus vidas y especialmente en la hora de la muerte.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Octavo Día
Hoy, tráeme a las almas que están en la cárcel del purgatorio y sumérgelas en el abismo de mi misericordia. Que los torrentes de mi sangre refresquen el ardor del purgatorio. Todas estas almas son muy amadas por mí. Ellas cumplen con el justo castigo que se debe a mi justicia. Está en tu poder llevarles alivio. Haz uso de todas las indulgencias del tesoro de mi Iglesia y ofrécelas en su nombre. Oh, si conocieras los tormentos que ellas sufren ofrecerías continuamente por ellas las limosnas del espíritu y saldarías las deudas que tienen con mi justicia.

Jesús misericordiosísimo, tú mismo has dicho que deseas la misericordia, he aquí yo que llevo a la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas del purgatorio, almas que te son muy queridas, pero que deben pagar su culpa adeudada a tu justicia. Que los torrente de sangre y agua que brotaron de tu Corazón, apaguen el fuego del purgatorio para que también allí sea glorificado el poder de tu misericordia.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas que sufren en el purgatorio y que están encerradas en el compasivísimo Corazón de Jesús. Te suplico por la dolorosa pasión de Jesús, Tu Hijo, y por toda la amargura con la cual su sacratísima alma fue inundada, muestra tu misericordia a las almas que están bajo tu justo escrutinio. No las mires sino a través de las heridas de Jesús, tu amadísimo Hijo ya que creemos que tu bondad y tu compasión no tienen límites. AMEN.
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Noveno Día
Hoy, tráeme a las almas tibias y sumérgelas en el abismo de mi misericordia. Estas almas son las que más dolorosamente hieren mi Corazón. A causa de las almas tibias, mi alma experimentó la más intensa repugnancia en el Huerto de los Olivos. A causa de ellas dije: Padre, aleja de mi este cáliz, si es tu voluntad. Para ellas, la última tabla de salvación consiste en recurrir a mi misericordia.

Jesús misericordiosísimo, que eres la compasión misma, te traigo a las almas tibias a la morada de tu piadosísimo Corazón. Que estas almas heladas que se parecen a cadáveres y te llenan de gran repugnancia se calienten con el fuego de tu amor puro. Oh Jesús compasivísimo, ejercita la omnipotencia de tu misericordia y atráelas al mismo ardor de tu amor y concédeles el amor santo, porque tú lo puedes todo.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas tibias, sin embargo, están encerradas en el piadosísimo Corazón de Jesús. Padre de la misericordia, te suplico por la amarga pasión de tu Hijo y por su agonía de tres horas en la cruz, permite que también ellas glorifiquen el abismo de tu misericordia. Amén (1209-1229).
Rezar la Coronilla a la Divina Misericordia.

Domingo de la Divina Misericordia 

El Señor quiere que este día se conmemore como “Domingo de la Misericordia”. A fin de completar la Novena, hay que acudir a la Confesión, participar en la Santa Misa y recibir la Sagrada Comunión este primer Domingo después de Pascua. Pídele a un sacerdote que escuche tu Confesión antes de la Misa y de comulgar.
Jesús dijo: “Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen a la Confesión y reciban la Santa Comunión el día de la Fiesta de Mi Misericordia” (Aunque la Comunión puede recibirse ese mismo día, siempre y cuando no esté uno en pecado mortal, la Confesión podrá hacerse dentro de los 8 días siguientes a la Fiesta). Que ningún alma tema acercarse a la Fuente de Mi Misericordia (la Confesión) aunque sus pecados sean como escarlata.

La Santísima Virgen dijo… Sólo en la Eternidad conocerán el Gran Misterio realizado en ustedes a través de la Sagrada Comunión.

Jesús le dijo a Santa Faustina: “Hija Mía, habla al mundo entero de la inconcebible misericordia Mía. Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. Ese día están abiertas las entrañas de Mi misericordia. Derramo todo un mar de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de Mi misericordia. El alma que se confiese y reciba la Santa comunión obtendrá el perdón total de las culpas y de las penas. En ese día están abiertas todas las compuertas divinas a través de las cuales fluyen las gracias… La fiesta de la misericordia ha salido de Mis entrañas, deseo que se celebre solemnemente el primer Domingo después de Pascua. La humanidad no conocerá la paz hasta que no se dirija a la fuente de Mi misericordia.”  (Diario 699)  
PS 2 Del 5 al 10 de julio de 2004 se realizará el 9° encuentro internacional de sacerdotes en Medjugorje. El Tema del encuentro será: “LA IDENTIDAD DE LOS SACERDOTES”. Pueden inscribirse por e-mail: medjugorje-mir@medjugorje.hr o en el fax +387 36 651 988 begin_of_the_skype_highlighting              +387 36 651 988      end_of_the_skype_highlighting (para Marija Dugandzic). Se ruega a todos los sacerdotes que aseguren su alojamiento por si solos en las casas de familia de Medjugorje que nos indiquen en el momento de su inscripción el nombre y el número de teléfono de la familia con la cual han acordado el alojamiento. Los sacerdotes que no tengan conocidos directos ni posibilidades de acordar directamente el alojamiento, que lo indiquen en la inscripción y nosotros se lo conseguiremos. Los gastos del seminario se cubren con la celebración de  5 Santas Misas con sus intenciones correspondientes. Es necesario traer consigo el celebret del superior, el alba y la estola, la Santa Biblia, auriculares y una pequeña radio con FM para la traducción simultánea.
Existen numerosos sacerdotes que no tienen acceso a Internet y no están informados quizás de la existencia de ese encuentro internacional que se realizará en Medjugorje. Esta es la razón por la que rogamos amablemente a los organizadores de peregrinajes, a los grupos de oración y a los Centros de Paz de difundir esta información por todos los medios posibles, para que muchos sacerdotes puedan participar en tal evento. Les rogamos también, en la medida en que es posible, que ayuden materialmente a los sacerdotes que tienen el deseo de venir, pero que no tienen los medios necesarios para tal viaje. Les damos las gracias por adelantado invocando la bendición de Dios y de la Reina de la Paz sobre vuestro trabajo. (para mayor informacion ingresar en la página de la Parroquia Santiago Apóstol de Medjugorje www.medjugorje.hr  – Encuentros Internacionales)

PS 3 Donaciones para el proyecto de Televisión Satelital de Children of Medjugorje
Encontrará información detallada sobre este proyecto consultando el reporte del 1ª de noviembre de 2003
Alternativas:
1 - Ingresar a nuestro sitio web www.childrenofmedjugorje.com . Una vez terminada de cargar la pagina de inicio, cliquear en Enter site, dirigir el mouse hacia Medjugorje Reports y sin cliquear esperar hasta que el cursor se convierta en una flechita blanca. En ese momento se abrira una ventana lateral con los nombres de las distintas traducciones del reporte. Dirigir el cursor a Español y esperar nuevamente la aparicion de la flechita blanca, volverá a abrirse una ventana lateral, cliquear en Archives, cliquear nuevamente en Noviembre 1, 2003
2 – Ingresar a www.vamosamedjugorje.com.ar  y cliquear en Children of Medjugorje, deslizar el cursor hasta el reporte del 1° de noviembre de 2003. Esta página tiene la ventaja de estar toda escrita en español.

México

Nuestros hermanos mexicanos pueden colaborar a través de una ficha de depósito en el Bancomer a nombre de Maria Antonieta Bejarano Zúñiga del Centro Reina de la Paz – Cta. 1213999335

Argentina

Les recordamos cómo realizar depósitos sin retención alguna, sólo válido para la Argentina.
Cuenta . 044-1761/1 begin_of_the_skype_highlighting              044-1761/1      end_of_the_skype_highlighting del Banco Francés, a nombre de Gisela Riverti.
Procedimiento sin retención alguna:
1 – Ir exclusivamente a una sucursal del Banco Francés
2 – Realizar el depósito en la máquina de Medios Alternativos)
3 – Ingresar en Depósitos, cliquear Cuenta de Terceros, luego Caja de Ahorros Pesos, Sucursal 044, n° de cuenta 1761-1
Tendrán ingresar luego el importe. La maquina emitirá dos tickets, uno de comprobante de depósito y otro que deberán ser adjuntado al dinero en un sobre, para realizar la operación.
En todas las sucursales hay personal del banco que brinda asistencia para el uso de los Medios Alternativos. Si se realiza el depósito por ventanilla o por cualquier cajero automático, automáticamente el banco deduce 1 peso con 50 centavos por operación.
 
También puede enviarse una colaboración directamente a Children of Medjugorje mediante tarjeta de crédito ingresando a www.childrenofmedjugorje.com  Donations.

Otros países latinoamericanos que quieran colaborar y no sepan cómo hacerlo, pueden comunicarse con dnolan@childrenofmedjugorje.com o directamente con gisele_riverti@hotmail.com

15 de marzo de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Nos sentimos honrados que Ralph Martin, ferviente apóstol de Cristo, casado y padre de familia, forme parte de nuestro consejo en los Estados Unidos. Su ministerio abarca todos los continentes (PS) Un día Ralph conversaba con un amigo aquí en Medjugorje, cuando de repente la alarma del reloj de éste comenzó a sonar. Eran las 17:40, hora de la aparición de la Virgen. Ralph, invitado por su amigo, se recogió para recibir la visita de María en su corazón en ese momento privilegiado, y le rezó con toda el alma, pidiéndole poder amarla y conocerla mejor. Le rogó que entrase en su vida con mayor intensidad. En ese instante recibió una gracia especial: comprendió que la Virgen le ofrecía ser su guía espiritual. Desde entonces, su vida de oración se enriqueció enormemente y desarrolló una profunda amistad con su Madre del Cielo, lo que se percibió de inmediato en su predicación. Por otra parte, en su calidad de predicador y fundador, Ralph siempre buscó ardientemente en su oración “lo que el Espíritu le dice a las Iglesias en la Actualidad (Ap. 1), para poder luego iluminar a los demás en forma apropiada. Quisiera compartir aquí un aspecto de su testimonio que me llegó al corazón y que pienso va a ser de utilidad para muchos:
“Leía a san Juan de la Cruz, hace 10 años, cuando ‘se encendieron todas las luces’ sobre todo lo referente a mi vida, a Dios, a la naturaleza, etc… Esto despertó en mí el deseo de leer sus obras en profundidad. Seguí luego con Teresa de Avila, Teresa de Lisieux y Catalina de Siena. Sentí que el Señor me pedía que comenzase verdaderamente a comprender las enseñanzas de estos cuatro santos. Fue interesante, porque el Papa Juan Pablo II publicó un documento al finalizar el Año Jubilar: ‘Novo Millenio Inuente’ (Al principio del nuevo milenio) en donde dice: ‘Todas las parroquias deben ser un lugar de formación a la santidad y una escuela de oración’. Y también: ‘Para ser cristiano hoy en día, hay que tener una relación profunda y seria con el Señor y crecer en santidad… Para llegar a ello, hay que volver a tomar contacto con la tradición mística de la Iglesia’ Luego el Santo Padre nombra a estos cuatro santos que el Señor coloca en la Iglesia hoy como guías para conducirnos a la santidad y a la oración.
Cuando descubrí esto, continúa Ralph, quedé realmente muy sorprendido. ¡Qué confirmación! ¡El Espíritu me había conducido en la misma dirección! ¡Estamos siendo verdaderamente guiados por el Espíritu Santo para que alcancemos el nivel de la santidad! Por estos cuatro santos, nos conectamos a algo que el Espíritu intenta comunicar a la Iglesia contemporánea: el Espíritu nos exhorta a orar; quiere que intercedamos por todos aquellos que están perdidos. Y estos cuatro santos nos conducen por el camino de la santidad!”

¡Aprovechemos la bendición del tiempo cuaresmal para nutrir también nuestros corazones y nuestros espíritus leyendo a estos cuatro grandes santos! Se producirán cambios en nuestra vida, es decir, nuestros limitados horizontes se verán zarandeados por su lectura; ¿acaso no lo estamos necesitando? Estos santos nos conducirán por el camino del amor puro, en una palabra, por el camino de la santidad. Cada uno de nosotros está llamado a la santidad, la Gospa en Medjugorje y también Juan Pablo II nos están llamado a ella… ¡La santidad es lo único que realmente necesitamos!

2 – El 2 de marzo, la Gospa nos bendijo con su bendición maternal en su plegaria con Mirjana por los no-creyentes. Nos invitó a transmitir esa bendición a todos sus hijos con los cuales nos encontremos, a transmitírsela junto con nuestro amor. (¡No olvidemos que, estando bautizados en Cristo, podemos hacer mucho bien mirando a una persona y bendiciéndola con todo nuestro corazón!)

3 – En su último mensaje, la Gospa pone el acento sobre ‘este tiempo de penitencia y de conversión’. María, al ser judía, no le atribuye a la palabra conversión ninguna connotación amenazadora, ¡al contrario! En efecto, la palabra hebrea Teshouva, expresa la idea alentadora del regreso. Sí, ¡María me invita a ‘regresar’ con alegría! ¿Y regresar adónde? ¡Regresar a casa! La idea terrenal de un regreso nos conduce hacia la idea de regresar hacia Dios, hacia nuestra verdadera morada que se encuentra en El, nuestro Creador. Como el exiliado que regresa, pregustamos la alegría de los re-encuentros. Por nuestros pecados y transgresiones, hemos hecho la dura experiencia de alejarnos de la casa paterna, experiencia de carencia, hemos bebido en aguas contaminadas… En la Biblia, teshouva se traduce espontáneamente por actos de “penitencia”: desgarrar las vestiduras, ayunar y sentarse sobre ceniza (cf Jonas 3). ¡En esa época era evidente que la conversión se manifestaba por actos concretos! Por lo tanto vamos a cambiar el rumbo de nuestra vida y regresar a la tierra de nuestros padres. Vamos a reencontrarnos con los nuestros, allí donde nos concibió nuestra madre, allí donde es bueno vivir, allí donde están nuestra fuentes. De todo corazón, vamos a retomar posesión de nuestro territorio y vivir en seguridad en nuestra heredad: ¡la Casa de Dios y el mismo Dios!

Esta vuelta, por cierto, exige esfuerzo y perseverancia, sobre todo al principio, pues estamos atados de forma malsana a nuestras tinieblas; y nos cuesta separarnos del pecado. Pero ni bien nos ponemos en camino, ese regreso nos hace gustar qué amor nos tiene reservado el corazón de nuestro Padre y qué felicidad experimentaremos uniéndonos a El.
¿Cómo desconectarnos del pecado? ¿Cómo utilizar nuestra brújula interior para reajustar nuestros caminos hacia el Corazón del Padre? He aquí 8 propuestas para acompañar las lecturas arriba citadas:
1. Acercarme a alguien por el cual no me siento atraído, agradecer a Dios por haberlo creado y acogerlo positivamente.
2. Perdonarle la deuda a alguien, así como Jesucristo nos perdona las nuestras.
3. Preparar cuidadosamente mis confesiones, sosteniendo la cruz de Jesús entre las manos, contemplando sus sufrimientos y preguntándole en qué no he respondido a su amor.
4. Por la mañana, levantarme sin demora en cuanto suene mi despertador, luego de dirigir una breve oración a Dios.
5. Evitar los mecanismos que me retienen cautivo y me alejan de Dios (por ejemplo encender automáticamente el televisor) y renunciar completamente a alguno de ellos.
6. Frente a la adversidad, desterrar toda queja y agradecer a Dios por la manera divina con la cual la transformará en un bien.
7. Llamar por teléfono a alguien que padezca de soledad (¡no necesariamente siempre a la misma persona!) y ofrecer algún alimento espiritual – un libro, un video u otra cosa – al menos a una de ellas durante esta Cuaresma.
8. Consagrar una hora por semana para hacer un fervoroso Via Crucis, ya sea en la naturaleza con la ayuda de un libro, o uniéndome a mi parroquia.
El año pasado, Vicka nos recordaba el sentido de la Cuaresma; no es privarse de chocolate para finalmente atiborrarse luego en Pascua, sino más bien caminar junto con Jesús en sus sufrimientos y preguntarle con amor: “Jesús, ¿qué puedo hacer por ti?

Querida Gospa, tú has seguido en todo a Jesús y conoces sus secretos,
¡Introdúcenos en su Corazón redentor y
haz que el nuestro se derrita de amor

Sor Emmanuel

© Children of Medjugorje 2004

PS1 Ralph Martin preside la organización Renewal Ministries, dedicada a la renovación carismática católica y a la evangelización.

PS2 Quisieramos agradecer a todos los que colaboraron con el Proyecto de Television Satelital de Children of Medjugorje. En mi reciente viaje a Medj pude llevar la cantidad total de US$ 330, formada por donaciones entregadas en efectivo y depósitos en la cuenta 044-1761/1 begin_of_the_skype_highlighting              044-1761/1      end_of_the_skype_highlighting del Banco Francés: sucursales Centro, Cordoba Centro, Av. Entre Rios, Mar del Plata, Rio Tercero, Montserrat, Tribunales, Santa Fe, Cipoletti, Scalabrini Ortiz y San Lorenzo.

A mi regreso a Argentina, encontré igualmente dos depositos de Panamericana y Catamarca. Muchas gracias por el esfuerzo de todos.
Para quien todavía no lo haya hecho y quiera colaborar con este proyecto, encontrará información detallada del mismo en el reporte del 1ª de noviembre de 2003 en nuestro sitio web www.childrenofmedjugorje.com ingresando a Archives Espanol y de alli al reporte en cuestión.

Les recordamos cómo realizar depósitos sin retención alguna, sólo válido para la Argentina.
Cuenta . 044-1761/1 begin_of_the_skype_highlighting              044-1761/1      end_of_the_skype_highlighting del Banco Francés, a nombre de Gisela Riverti.
Procedimiento sin retención alguna:
1 – Ir exclusivamente a una sucursal del Banco Francés
2 – Realizar el depósito en la máquina de Medios Alternativos)
3 – Ingresar en Depósitos, cliquear Cuenta de Terceros, luego Caja de Ahorros Pesos, Sucursal 044, n° de cuenta 1761-1
Tendrán ingresar luego el importe. La maquina emitirá dos tickets, uno de comprobante de depósito y otro que deberán ser adjuntado al dinero en un sobre, para realizar la operación.
En todas las sucursales hay personal del banco que brinda asistencia para el uso de los Medios Alternativos. Si se realiza el depósito por ventanilla o por cualquier cajero automático, automáticamente el banco deduce 1 peso con 50 centavos por operación.

También puede enviarse una colaboración directamente a Children of Medjugorje mediante tarjeta de crédito ingresando a www.childrenofmedjugorje.com  Donations.

¡Muchas gracias en nombre de Children of Medjugorje!
Gisele

1 de febrero de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Medjugorje está tranquilo durante estos meses invernales. Para muchos de los propietarios de pensiones y para los videntes, la escasez de peregrinos les permite pasar más tiempo con la familia en el hogar. El mes pasado una señora procedente de China pasó algunos días en nuestra Comunidad. Nos comentó que debía ser fácil para los videntes el discernir la voluntad de Dios.”Como ven a la Santísima Virgen todos los días, saben cómo tomar por el buen camino”, nos dijo. “Pero nosotros, ¿cómo podemos conocer cuál es la voluntad de Dios en nuestras vidas y cómo podemos estar seguros de no equivocarnos? Tomé el riesgo de pedirle a Vicka que pasara un rato de su “tiempo de invierno” con nosotros y que nos compartiera alguna de sus luces al respecto… Acogió muy gentilmente a mi amiga. Vicka irradia una alegría y un amor tan celestiales que se diría que posee una receta mágica para la paz! Por cierto, ella trazó la línea recta que lleva a la felicidad, ¡pero esto no tiene nada de mágico!

Vicka se dirigió directamente a mi amiga sin siquiera esperar que una pregunta le sea posada. “La gente se cree astuta e inteligente, dijo, hacen cosas según su propio parecer y no les importa el plan de Dios. Su orgullo los hace fracasar y deben enfrentarse con numerosas dificultades en la realización de sus proyectos y en su búsqueda de Dios”.

- Por mi parte, dijo nuestra amiga, yo sigo mis propios planes por orgullo, sí, pero también porque quiero saber lo que va a ocurrir paso por paso.
Vicka: Sabes, mucha gente dice que quiere hacer la voluntad de Dios, pero en realidad cuando tienen que elegir un camino, eligen según su propia preferencia y aquello que les proporciona mayor placer. Sin embargo, no es posible hacer algunas veces la voluntad de Dios y, ¡el resto del tiempo, guiarse por sus propios sentimientos! Muchos dicen: “Señor, muéstrame el camino”, pero en el fondo de sus corazones, no han tomado la firme decisión de poner a Dios en el primer lugar. No cesan en sus idas y venidas con Dios, y no conocen por lo tanto la paz. Después de cierto tiempo, se encuentran en un callejón sin salida aparente y experimentan grandes sufrimientos. Entonces invocan a Dios exclamando: “Señor, ¿por qué has permitido que me sucediera esto?”  ¡Desgraciadamente esta gente se creó sus propios problemas! Pero Dios es misericordioso. Cuando lo sigues, lo arregla todo para ti. Cuando tomas la firme decisión de cumplir con los planes de Dios en tu vida, ¡Dios ve tu buena voluntad y te lo da todo! ¡Dios está siempre dispuesto a dar! Si has equivocado el camino, ¡está siempre dispuesto a volverte a tomar en sus brazos y a consolarte! Pero luego de todo ese tiempo transcurrido siguiendo la dirección equivocada y volver luego al punto de partida, ¿ves cuánto tiempo has perdido? ¡No tienes tiempo para perder! Todo lo que tienes que hacer es pedirle lo que necesitas y enseguida abrirte a las gracias de Dios. Sin embargo la gente no se encomienda a Dios. En el corazón de toda persona está Dios. Todo el mundo sabe de alguna manera que Dios existe, pero algunos evitan pensar en ello y se niegan a admitirlo.

- ¿No está bien seguir nuestros sentimientos? ¿Nuestros sentimientos no provienen también de Dios?
Vicka: Hay que mirar la voluntad de Dios primero para experimentar la paz del corazón y la seguridad interior dentro de ti! Cuando sientes miedo en tu corazón, no te puedes sentir bien. Si no estás en armonía contigo misma, no puedes confiarte a tus sentimientos. Busca primero estar feliz contigo mismo y amarte. Cuando algo proviene de Dios, experimentas en ti una gran alegría, una gran paz y una gran armonía. Cuando sientes miedo, confusión o angustia, esto es signo que proviene del enemigo. Si es la voluntad de Dios, habrá problemas sí, pero Él allanará tu camino. Cuando haces la voluntad de Dios, El te da cuánto tú necesitas, y los problemas y dificultades acaban por desaparecer.

- ¡Esto parece tan sencillo para ti!
Vicka: Hay que ir avanzando paso a paso y no pensar a lo grande. Esto no puede lograrse de la mañana a la noche. En general, lo que más cuesta son los inicios. Hay que comenzar lentamente para comprender y escuchar la voluntad de Dios. Día a día, aprende a escuchar la voluntad de Dios. Te darás cuenta que las gracias de Dios trabajan para ti. Recibirás gracias de Dios cuando cumplas su Voluntad. A veces Dios quiere ponernos a prueba para ver si queremos verdaderamente cumplir su Voluntad. Dios quiere que elijas. A veces te debates entre lo que te atrae y otras alternativas. Dios nos ha dado a cada uno un gran don: el libre albedrío, la libertad Quiere que elijas, que hagas uso de tu libertad. Dios no quiere forzarte a nada. A veces fracasamos y hacemos una mala elección. Dios es misericordioso y lo sabe. Apenas mostremos buena voluntad en seguirlo, Dios nos ayudará.

- ¿Cómo podemos vencer esos sentimientos que nos perturban?
Vicka: No le tengas miedo a nada, renuncia simplemente a ellos y entrégaselos a Dios; no puedes orar si dejas penetrar en ti la turbación. Sabes, Satanás intenta siempre de sembrar la confusión en los corazones. ¡Debes ser consciente de su accionar y no permitirle actuar en tu corazón! Quiere que se filtren en ti la inquietud y el miedo, y perturbarte de múltiples maneras. Pero entrega todo eso, ¡dáselo simplemente a Dios y acepta su paz! ¡La gente no se da cuenta de cuánto Él nos quiere dar y hasta qué punto nos ama! ¡No tienes ningún motivo por el cual tener miedo!

2 – Tres días más tarde, una amiga norteamericana va a visitar a Vicka. Ese día, hablan sobre sus viajes de misión.

- ¿Cómo tomas la decisión de ir en misión, lo haces según las invitaciones?
Vicka: Pero, tú lo sabes, la gente quiere siempre que vayas a verla. Los pedidos llegan incesantemente. No, mira, lo importante es mirar su propio corazón: ‘¿Para qué la Gospa me necesita?’ Recibo muchas invitaciones de parte de países que cuentan con medios materiales y podría pasarme todo el tiempo en los Estados Unidos, en Italia, etc. No, debo escuchar también aquellos que no tienen nada, a los países que tienen grandes dificultades y decirme: ‘Haré así, responderé cuando la Gospa me dé una señal en mi corazón’. Espero en la paz, y es así, ella me muestra el momento justo, el lugar indicado, como ella quiere y cuando ella lo desea. Cuando esa señal llega, tú lo sabes, lo sientes, está claro. Y aún cuando mis amigos insistiesen en que vaya a verlos en cambio, no debo hacerles caso, la amistad no tiene nada que ver con todo esto, es otra cosa. No vas a decidir un viaje para complacer a tus amigos, debes seguir lo que te dice tu corazón en la oración y atenerte a ello. Debes ser fuerte. Lo importante es avanzar, en la paz, y como Dios te lo muestra en tu corazón.”

Estas palabras de Vicka pueden ayudar mucho a las personas que desean sinceramente ser instrumentos en los planes de la Gospa. En efecto, cuando aparecen las confusiones, cuando las presiones se hacen sentir en el trabajo en común por una misión, un retiro o alguna otra actividad, qué gracia la de poder compartir la misma meta y decidir juntos: “¡Tenemos que abrir nuestros corazones para acoger lo que Dios tiene reservado para nosotros!”¿Cómo podemos ponernos al servicio de Jesús y de María y descubrir su plan para nosotros sin anteponer nuestros propios planes?”

Cuando Dios está verdaderamente primero en nuestra búsqueda, nuestra primer preocupación es la de complacerlo. Es evidente que podemos todos comprobar que Dios bendice los esfuerzos de aquellos que no hacen compromisos entre Su obra y otras prioridades.

Querida Gospa, enséñanos a escucharte
en nuestro corazón y a vivir en la bendición de Dios!

Sor Emmanuel

 © Children of Medjugorje2004

PS En el Reporte del 15 de enero se ha deslizado un error. Esta es la versión correcta:

Un acontecimiento sin precedentes ha ocurrido en Medjugorje. Efectivamente, desde el año 1981, la Gospa se aparece siempre la noche de Navidad  trayendo al Niño Jesús recién nacido en brazos. Por primera vez en estos 22 años, María se ha aparecido con el Niño Jesús fuera de Navidad, durante su aparición a Mirjana el 2 de enero, a las 9:12 de la mañana, bajo la carpa verde del Cenacolo (Campo de la Vida de Sor Elvira). La Virgen tenía al Niño Jesús en brazos.  Cuando Mirjana salió de su éxtasis, estaba tan sacudida por el acontecimiento que se puso a escribir de inmediato el mensaje recibido durante la aparición. Más tarde dijo que casi no había podido ver al Niño Jesús, porque la Virgen estaba muy alto frente a ella.

Este es el mensaje que Mirjana nos transmitió en ese momento:
“Hoy les traigo a mi Hijo, su Dios. Abran sus corazones para saber aceptarlo y llevarlo con ustedes. Acojan la felicidad y la paz que Él les ofrece. Gracias por haber respondido a mi llamado”.

Esta venida del Niño Jesús entre nosotros conlleva una significación que no debemos pasar por alto. ¿Por qué vino el Niño Jesús a principios de este año 2004? ¿Por qué la Gospa nos pide de “llevarlo con nosotros?” ¿Por qué nuestra Madre ve que tenemos necesidad de esta gracia especial ahora? ¿Cómo vamos a abrir nuestros corazones a este “Bebé” que ella nos da con tanta vehemencia? Mirjana no ha dado explicación alguna, éste no es su rol. Pero en la oración, cada uno de nosotros sabrá hacer resonar este mensaje de manera única para sí.

15 de enero de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – El 1° de enero les compartimos que nuestra familia de “Children of Medjugorje” recibió por compañera celestial por el año 2004 a la Beata Madre Teresa (Ver PS). ¡Qué regalo! Entre los 60 nombres de santos de la selección, ¡ella es la única que conoció, adhirió a los acontecimientos de Medjugorje y soñó con poder venir aquí! Conoció a muchos testigos de Medjugorje, entre otros a Mons. Hnilica y al P. Slavko Barbaric. Bendijo a Kathleen Martin; y habló con Denis Notan asegurándole el sostén de su oración por Medjugorje. En 1975 en Calcuta, me bendijo y más tarde en 1996, escribió de su puño y letra unas palabras de apoyo para mi libro para los niños (Ver PS1), ¡cosa que nunca hacía! Invoquémosla juntos cada dia  este año para que ella nos obtenga la gracia de ser santos y de trabajar mano a mano con la Gospa para sus planes de paz. Para que no olvidemos la intercesión de la Madre Teresa, los invito a colocar una fotografía suya en su altar familiar con las palabras “Tengo sed” y a invocarla en forma espontánea.

Como prometido, aquí tienen algunas “florecillas” suyas para alimentar el corazón:
Cuando se supo la fecha de la beatificación de Madre Teresa, inmediatamente decidimos estar presentes en Roma el 19 de octubre del 2003. No sólo recibimos a la Madre Teresa para Children of Medjugorje este año, sino que en Roma pudimos ver a sor Nirmala Joshi, que la sucedió como superiora de las Misioneras de la Caridad. Después de las exequias de la Madre Teresa, contó que el día de su deceso por la mañana había dictado una carta con el siguiente encabezamiento: “Queridos hijos”. Lo que sigue es sorprendente si pensamos en su amor y dedicación increíbles hacia los pobres: “Pueden imaginar que por haber hecho pequeñas cosas con gran amor, la Iglesia la ha hecho Doctor (a sta. Teresita), igual que a san Agustín y a santa Teresa la grande. Así como en el Evangelio, cuando Jesús le dice al que estaba sentado en el último lugar: “Amigo, acércate”. Por lo tanto, permanezcamos pequeñitos y prosigamos en el camino de confianza, de amor y de alegría de Teresita y obtendremos la promesa de nuestra Madre de dar santos a nuestra Madre la Iglesia”.

La Madre Teresa falleció a las 21:30 hs luego de una jornada donde su cuerpo se fue debilitando a ojos vista. Según los testimonios de sus hermanas relatados en la película: Mother Theresa, The Legacy (un film de Ann y Jeannette Petrie-info@petrieproductions.com) en su última hora la Madre Teresa pidió ayuda diciendo: “¡No puedo respirar!” Las hermanas que la cuidaban trajeron un respirador y se lo colocaron sobre su nariz. Pero justo en ese momento se produjo un corte de electricidad, y el equipo no pudo funcionar. Corrieron a buscar ayuda y trajeron otra fuente de energía, tampoco funcionó. Por primera vez en veinte años, no había electricidad en el convento donde vivía la Madre Teresa! La Madre Teresa murió a oscuras, privada de aire. ¡Murió sobre la cruz, identificada con los pobres que ella tanto amaba!

A pesar de que la Madre Teresa había pedido a sus consejeros que no revelaran nunca sus pensamientos más íntimos acerca de su vida espiritual, las indagaciones con motivo de su canonización han revelado cosas muy sorprendentes. Cartas de los años 50 y 60, así como testimonios de sus directores espirituales de los últimos años, nos muestran que la Madre Teresa vivió por muchos años en la oscuridad del alma. “Sólo experimento el terrible dolor de una pérdida, el dolor de Dios que me rechaza, de Dios que no es Dios, de Dios que no existe verdaderamente”. El P. Neuner, un jesuita de la India que ha escrito sobre la Madre Teresa para la prensa mundial, relata sus atroces combates interiores: “No podemos aspirar a algo que no está íntimamente cercano a nosotros”. ¡Pero lo que emanaba de ella era bondad, luz, alegría, esperanza! Es la vida de una mística, de una mística que hizo de las palabras: “Tengo sed” su lema, de una mística que se ha identificado tan íntimamente con Jesús que la sed de las almas del Salvador se ha convertido en su propia sed.

2 – Un acontecimiento sin precedentes ha ocurrido en Medjugorje. Efectivamente, desde el año 1981, la Gospa se aparece siempre la noche de Navidad  trayendo al Niño Jesús recién nacido en brazos. Por primera vez en estos 22 años, María se ha aparecido con el Niño Jesús fuera de Navidad, durante su aparición a Mirjana el 2 de enero, a las 9:12 de la mañana, bajo la carpa verde del Cenacolo (Campo de la Vida de Sor Elvira). Pero esta vez, en lugar de tenerlo en sus brazos, lo elevó bien alto frente a ella, de cara a la multitud y girando con él de manera que su mirada pudiera abarcar a todas las personas presentes. Cuando Mirjana salió de su éxtasis, estaba tan sacudida por el acontecimiento que se puso a escribir de inmediato el mensaje recibido durante la aparición. Más tarde dijo que casi no había podido ver al Niño Jesús, a no ser su espalda, porque estaba de cara a la asamblea.

Este es el mensaje que Mirjana nos transmitió en ese momento:
“Hoy les traigo a mi Hijo, su Dios. Abran sus corazones para saber aceptarlo y llevarlo con ustedes. Acojan la felicidad y la paz que Él les ofrece. Gracias por haber respondido a mi llamado”.

Esta venida del Niño Jesús entre nosotros conlleva una significación que no debemos pasar por alto. ¿Por qué vino el Niño Jesús a principios de este año 2004? ¿Por qué la Gospa nos pide de “llevarlo con nosotros”? ¿Por qué nuestra Madre ve que tenemos necesidad de esta gracia especial ahora? ¿Cómo vamos a abrir nuestros corazones a este “Bebé” que ella nos da con tanta vehemencia? Mirjana no ha dado explicación alguna, éste no es su rol. Pero en la oración, cada uno de nosotros sabrá hacer resonar este mensaje de manera única para sí.
Que el Niño Jesús sea verdaderamente el centro de nuestro corazón y cautive nuestra atención, pues, según el profeta Isaías: “Un niño pequeño los conducirá”.

Querida Gospa, ¡gracias por darnos tu más preciado tesoro!
Por favor, ¡enséñanos a amarlo como tu lo amas!

 

Sor Emmanuel +

 © Children of Medjugorje2004

PS Encontrarán el listado de Santos en www.childrenofmedjugorje.com  ingresando en la parte de archivo Español, Santos.

PS1 En la Argentina este libro se titula: “Fátima explicada a los niños”, Editorial Paulinas. Larrea 49/50 – Capital Federal TE 011 4952-5924 begin_of_the_skype_highlighting              011 4952-5924      end_of_the_skype_highlighting. Puede adquirirse en su Casa Central, sucursales y otras librerías católicas.
En México el libro se titula: “¡Niños, ayuden a mi Corazón Inmaculado a vencer! Para averiguar dónde adquirirlos contactar a la Comunidad de las Bienaventuranzas, Convento San Francisco, Apartado Postal 208, CP 74750 Atlixco Puebla – www.beatitudes.org

PS2  Para los Hijos de Medjugorje de Argentina:
Con respecto al proyecto de televisión con enlace satelital, (ver el reporte del 1-11-03 en www.childrenofmedjugorje.com – Español – Archivo), agradecemos de corazón a los peregrinos que respondieron a este llamado de colaboración. Hasta la fecha se han recibido 6 depósitos, 1 de Río Tercero, otro de Mar del Plata y 4 de sucursales del Banco Francés de Capital Federal totalizando pesos 92. Además de esta suma, me fueron entregados en forma personal pesos 12 y dólares 56 en el curso de mi estadía en el país. Convertiré los pesos a dólares y llevaré la suma total en mi próximo viaje del 8 de febrero a Medjugojre. Una  persona de confianza de Children of Medjugojre está autorizada a retirar sumas que sean ingresadas en la cuenta con posterioridad a mi partida y las hará llegar a Medjugorje aprovechando sucesivos viajes. Sólo si todos colaboramos con nuestro grano de arena, este proyecto podrá convertirse en realidad. Esto es sólo una gotita de agua que unida a muchas gotitas puede formar el gran océano necesario para este proyecto.

Gracias por depositar el equivalente de 1 dólar (3 pesos), o la suma con la que usted desee colaborar, en la cuenta 044-1761/1 begin_of_the_skype_highlighting              044-1761/1      end_of_the_skype_highlighting del Banco Francés, a nombre de Gisela Riverti.
Procedimiento libre de toda retención:
1 – Ir exclusivamente a una sucursal del Banco Francés
2 – Realizar el depósito en la máquina de Medios Alternativos
3 – Ingresar en Depósitos, cliquear Cuenta de Terceros, luego Caja de Ahorros Pesos, Sucursal 044, n° de cuenta 1761-1
Tendrán ingresar luego el importe. La maquina emitirá dos tickets, uno de comprobante de depósito y otro que deberá ser adjuntado al dinero en un sobre, para realizar la operación.

En todas las sucursales hay personal del banco que brinda asistencia para el uso de los Medios Alternativos. Si se realiza el depósito por ventanilla o por cualquier cajero automático, automáticamente el banco deduce 1 peso con 50 centavos por operación.

Para donaciones de otros países de Latinoamérica, gracias de contactarse conmigo a gisele_riverti@hotmail.com  Gracias en nombre de la Gospa.

Gisele  

1 de enero de 2004 Queridos hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – Cuando fue a visitar a su médico, un pulmonólogo de Chicago, Colleen se dirigió a la recepcionista y le dijo: “Soy Colleen Willard”. Todos en el servicio la conocían bien y exclamaron: “¡No, usted no es Colleen Willard!”. Ella insistió: ¡Sí, soy yo! Pegaron un grito, y corriendo hacia el consultorio exclamaron: “Dr. Duggan, Dr. Duggan, venga por favor!” El Dr. Duggan se asomó, sorprendido por el alboroto reinante. Al ver a Colleen, toda su perspectiva de vida cambió, y como alcanzado por un rayo, exclamó: “¡Dios mío! ¡Dios mío!”.

En septiembre pasado nos enteramos de la historia de Colleen por Patrick Latta, que vive desde hace largo tiempo en Medjugorje. Inmediatamente llamamos a Gail y a Jack Boos y Gail nos relató lo siguiente:

“Colleen tenía un tumor cerebral inoperable que le afectaba el funcionamiento de la glándula pituitaria al igual que toda su motricidad tanto fina como gruesa; estaba raquítica, su tiroides reducida al tamaño de una pasa de uva, sufría de esclerosis múltiple, de lupus, fibromyalgia y de otras nueve enfermedades mortales muy dolorosas. En la clínica Mayo de Rochester, Minnesota  (la mejor clínica en investigación oncológica cerebral y de traumatismos a nivel de la médula espinal de los Estados Unidos) le solían recordar a Collen que, aún sin tener en cuenta su tumor cerebral, el sólo hecho de que estuviera viva en esas condiciones era de por sí un milagro. A pesar de sus sufrimientos, Colleen pidió colaborar como voluntaria en nuestra asociación “St. Clare Helper of the Poor”, y así fue como la conocimos. Se convirtió en una de nuestras mayores recaudadoras de fondos en ayuda de los refugiados y de los pobres de Bosnia, usando tan sólo el teléfono, cuando su voz se lo permitía.

En las últimas fases de su cáncer, los dolores de Colleen se habían tornado tan agudos que la oración se convirtió en su último recurso. Ya no podía subir las escaleras para ir a su cuarto o a su oratorio, era incapaz de ir al baño sin ayuda, y el sólo hecho de que la tocaran le causaba un dolor inimaginable. Su esposo, John, siguió trabajando, mientras que su hijo de 21 años se quedaba en casa y cuidaba de su madre. Un día le comenté a Colleen sobre nuestros numerosos viajes a Medjugorje. Colleen sintió deseos de ir, aunque sabía que físicamente eso no era posible; por otra parte, las facturas de la Clínica Mayo se incrementaban día a día y su famlia carecía de los medios necesarios para el viaje. Sin embargo, Colleen nos dijo: “No deseo ir para ser curada, simplemente quisiera ir y tener una experiencia de la Santísima Virgen y de ese lugar santo”. Esto fue en abril. En agosto me llamó y me dijo: “John y yo hemos estado orando para ir a Medjugorje con la peregrinación que estás organizando”. Le repliqué: “Colleen, en tus condiciones podrías ir a Europa tan sólo por gracia de Dios”. Y ella me contestó: “Mira Gail, estuvimos orando con el corazón y le dije al Señor: ‘Señor si realmente quieres que vaya, necesito que me des un signo. Permite que el P. Agniello me llame mañana y sabré que debo ir’. A la mañana siguiente a las 9:00, el P. Agniello me llamó por teléfono y me dijo: “Colleen, no sé por qué lo hago, pero sentí que debía llamarte esta mañana”. Esto le confirmó que ella y John tenían que hacer el viaje.

Estábamos en las últimas semanas previas a la partida. John pagó los pasajes y debíamos encontrarnos todos en Chicago. Le aconsejé que sacara una segunda cobertura de seguro porque si la enfermedad de Colleen llegaba a complicarse en Medjugorje y moría allí, porque el costo para repatriarla podría llegar a superar el millón de dólares.

En el avión, Colleen y John fueron ubicados milagrosamente en clase ejecutiva. Había que administrarle medicamentos cada dos horas, para atenuar sus dolores. En el aeropuerto de Split, John y Jack le levantaron los pies alternativamente para poder llegar, paso a paso, hasta el autobus. A pesar de todos sus dolores, Collen estaba alegre, sonreía siempre, y alababa a Dios por haberle permitido llegar tan lejos. Al día siguiente, mientras Vicka hablaba, acercamos su silla lo más posible para que pudiera por lo menos verla más de cerca. Pero la gente alrededor suyo no cesaba de empujarla, inclinándose sobre ella; madres que habían traído a sus niños los pasaban a otras personas por encima de la cabeza de Colleen . Entonces pensé:”Cometí un grave error al traerla aquí. Perdóname, Señor, te lo ruego. ¡Esto es demasiado para ella!” De repente Colleen dejó caer su cabeza y pensé que había muerto. Recordé que me había dicho que podía morirse en cualquier momento si su glándula pituitaria dejaba de funcionar o si su cabeza recibía un fuerte golpe. Su marido que estaba en el fondo, avanzó rápidamente a través de la multitud, le levantó la cabeza y le colocó una mezcla de morfina y otro medicamento bajo la lengua, y esperamos. Le tomó un tiempo recuperarse.

Cuando Vicka terminó de hablar, se abrió paso a través de la gente y llegó hasta donde estaba Colleen. Las primeras palabras que le dijo (en inglés) fueron: “¡Alabado sea Dios! ¡Alabado sea Dios!” Vicka abrió sus brazos, y la estrechó contra su corazón, la besó y siguió abrazándola. Luego posó su mano izquierda sobre la cabeza de Colleen y cuando iba a posar también su mano derecha, los peregrinos la llenaron de peticiones de oración, rosarios y fotos. Vicka con su hermosa presencia de cielo y su sonrisa, continuó orando sobre Colleen y muchos de nosotros vimos lo siguiente: una especie de globo de oro salía de la mano de Vicka. Mantuvo su mano sobre Collen por largo rato mientras Colleen no cesaba de decir:¡ “Mi cabeza arde como un carbón encendido. Mi cabeza quema! Es como si sintiese un espiral que me atraviesa el cuerpo!” Después de aproximadamente 10 minutos, cuando Vicka terminó de orar sobre Colleen, volvió a abrazarla y a besarla. Colleen lloraba.

Acomodamos a Colleen en un taxi y nos dirigimos a la parroquia. John la condujo bien adelante cerca del altar. Jack y yo nos quedamos en el fondo. Más tarde, Colleen nos comentó que cuando el sacerdote comenzó la consagración de la hostia, escuchó la voz de la Virgen María que le preguntaba: “Hija mía, ¿quieres abandonarte a Dios Padre? ¿quieres abanonarte a mi Esposo, el Espíritu Santo? ¿quieres abandonarte a mi Hijo, Jesús? Y Colleen oyó que la Santísima Virgen insistía: “¿Te abandonarás ahora?” Colleen replicó: “Sí, me abandono, para la gloria del Cielo, para la gloria de Dios”. De repente en ese momento, comenzó a sentir un cosquilleo en sus piernas. Sabía que algo estaba pasando y cuando la misa concluyó, se sabía curada. Se levantó y comenzó a caminar. Yo estaba completamente en estado de shock. John, detrás de ella, empujaba la silla de ruedas vacía; y allí estaba Colleen, de pie. Salió de la iglesia caminando. Fuimos al restaurante Viktor y la gente se agolpaba a su alrededor. Habían oído de su curación, la habían incluso visto. Volvió caminando a la pensión e hizo a un lado a su marido que bloqueaba la puerta con la silla de ruedas. Al día siguiente ascendió a la Colina de las Apariciones por sus propios medios. Luego, también por sus propios medios, subió hasta la sexta estación del Krizevac – a pesar de sentirse con fuerzas para alcanzar la cima, a pedido de un sacerdote, oró allí en lugar de continuar.

De regreso a su país, un equipo de médicos la examinó: Colleen fue sometida a una serie de tests: todos ellos dieron resultados normales. Su tiroides funcionaba normalmente, el tumor cerebral había desaparecido, al igual que las demás enfermedades. Al llegar a la Clínica Mayo, Colleen se preguntaba cómo le explicaría esta sanación a su médico. Cuando ingresó al consultorio, el médico le dijo:  “Entonces, ¡usted estuvo en Medjugorje! Con éste es el tercer caso de curación mayor de personas venidas de Medjugorje que hemos comprobado aquí! El problema estaba resuelto, no había nada que explicar.

La curación de Colleen fue incorporada a los registros de la Parroquia de Santiago Apóstol donde figuran un centenar de otras curaciones, curaciones similares a las de Lourdes. Pero la historia de Colleen está lejos de concluir aquí. Así como ella servía valientemente a Jesús y a los pobres antes de su curación, ofreciendo los terribles y continuos dolores que padecía, ofrece ahora su salud como respuesta al llamado de Jesús. Las palabras clave de la vida de Colleen, que fueron fuente de increíbles bendiciones son: “Sí, me abandono”.

2 – Según nuestra querida tradición, hemos sacado un santo que será el compañero de Children of Medjugorje para el 2004. Resultó ser…  ¡la beata Madre Teresa!! ¡Pareciera que esperó a ser beata para elegirnos! En nuestros próximos reportes, les contaremos sobre nuestra nueva compañera de ruta, esperando que ustedes también hayan sacado un santo para ustedes y sus familias.

3 – El padre Jozo declaró recientemente a un grupo de peregrinos: “Sus familias son un desierto, les falta agua. Tienen los Derechos del Hombre, tienen trabajo, muchos de ustedes tienen un buen pasar, pero carecen de la bendición de Dios. ¿Por qué hay tanto sufrimiento en sus familias? ¿Por qué no hay alegría? ¿Cuándo se convirtieron en un desierto? Cuando dejaron de tener tiempo para rezar, ¡la lámpara que ardía en el seno de sus familias se apagó!”

El abandono a Dios nutre nuestra alma de paz y de alegría. Cuando pensamos que no tenemos tiempo para rezar, es signo que hemos comenzado a utilizar la lógica humana. Nuestra carga se torna entonces demasiado pesada, nos sentimos deprimidos, solos y perdemos esa luz interior. Recuerdo el momento en que Jesús me pidió que fuese su esposa, sabía que iba a seguirlo, pero por dos meses no me dijo dónde debía ir. No tenía idea de qué ruta tomar, solamente sabía con Quién la tomaría. Ese tiempo fue una de las experiencias más bellas de mi vida. Solamente tenía que asirme de Jesús; El conocía el camino. Ahora que comenzamos el 2004, experimento el mismo sentimiento de urgencia: ¡Necesito asirme fuertemente de Jesús! No tengo idea alguna de lo que este año nos deparará. Sólo sé que estamos en el barco de Jesús, con María. Entonces, al igual que Colleen, tomémonos de la mano de Jesús y no busquemos seguridades humanas para el 2004. Y ya que nuestra única conexión con Dios es por medio de la oración, estemos dispuestos a modificar nuestros horarios para incluir la oración en nuestra vida diaria. Acostémonos más temprano para poder orar más temprano por la mañana. Perdamos menos tiempo frente al televisor y en conversaciones vanas; llevemos menos trabajo de la oficina para hacer en casa. Sin la oración, nuestra “computadora” interior se encuentra desconectada de la línea telefónica de Dios. El entramado de nuestra vida comienza a aflojarse y le imponemos a nuestra alma una vida en cámara lenta. La dejamos morir de hambre. No le damos a Dios su espacio de tiempo. Cambiemos entonces AHORA la dirección de nuestra vida. La Virgen dijo: “¡Comiencen a orar!” … ¡después de 22 años de apariciones! Quien ora tiene una identidad, una meta. Sabe por qué ora y tiene conocimiento de su vocación. Le permite a Dios ser Él mismo en su vida y posee la llave del Corazón de Dios.

La calidad de nuestro Año 2004 será proporcional a la calidad de nuestra oración.

Querida Gospa, ¡gracias por el don de la oración!
¡Queremos ofrecerte un muy feliz 2004!

Sor Emmanuel +

 © Children of Medjugorje2004