21/02/2016 – ¿Qué quiere la Virgen de nosotros?

11Vicka, Marija, Ivan, Jakov, Mirjana Ivanka, tienen las apariciones y siempre rezan por la paz con la Virgen;rezan por todos los peregrinos.  En función de lo que vemos aquí, se difunde el mensaje por todo el mundo y ya han venido a encontrar a la Virgen mucha gente incluso de otras iglesias, anglicanos, protestantes, bautistas…

Un pastor anglicano estuvo aquí durante tres semanas y comentó: “Yo he entendido que la Virgen no me pide la conversión a la Iglesia Católica, en cambio me pide que me vuelva mejor persona, porque yo también tengo el Evangelio”.  El año pasado vino de nuevo y me dijo: “Al volver a casa empecé a hablar con mis amigos y –se preguntaba– cómo podía ser que tanta gente nos escuchasecon tanta atención.  Hicimos casi treinta grupos de oración, anglicanos, bautistas, protestantes, pentecostales.  Algunos de los miembros de estos grupos de oración eran incluso budistas o ateos.  Decían que si una Virgen que se llama Reina de la Paz les invitaba a rezar, querían rezar ellos también.”

El pastor anglicano lo consideraba un gran milagro, porque me dijo: “Padre, tu sabes que la Virgen no tiene demasiado sitio en nuestra iglesia, fue casi expulsada; ahora nos invita y este mensaje se difunde”.

Viendo los mensajes, se puede decir que la Virgen nos invita a la oración para conseguir una alegría más profunda, para resolver las situaciones difíciles, para superar el cansancio.

Llegados a este punto podemos incluso volvernos egoístas; si rezas conseguirás tu alegría, superarás tu cansancio, resolverás tus problemas.  Entonces realmente podemos volvernos egoístas, pero si continuamos creciendo en paz, reconciliación, fuerza espiritual, en amor, la gente tendrá mucho más de nosotros, incluso todo el mundo.

Esta invitación a la paz no puede esperarse de los demás, debe empezar por uno mismo y este es el camino más difícil, porque es más fácil invitar a los demás a que tengan paciencia que ser pacientes nosotros mismos, es más fácil invitar a los demás a que perdonen que perdonarnosotros.  Debemos empezar nosotros.  Si nosotros, cristianos, empezamos a vivir radicalmente el mensaje del Evangelio que la Virgen repite aquí, el mundo se acercará a la paz.  Y esto es muy importante: sentirse un poco responsable por todo lo que sucede, aunque no seamos presidentes de la nación o del estado, no importa; la paz depende de todos nosotros: de nuestra oración, de nuestrocomportamiento.

 

Fuente: http://medjugorjetuttiigiorni.blogspot.com.es/2014/02/che-cosa-vuole-la-madonna-da-noi.html

traducción del italiano a cargo del equipo de www.virgendemedjugorje.org