Entrevista a Monseñor Leo Maasburg, director nacional de MISSIO Austria

Monseñor Leo Maasburg, director nacional de MISSIO Austria, estuvo en Medjugorje en abril de 2009. Fue el acompañante durante muchos años de la Madre Teresa en sus viajes y con motivo de la apertura de nuevas casas en diferentes continentes. Estuvo aconsejando el retiro espiritual a hermanas de todo el mundo. Durante varios meses, el Padre Leo fue consejero espiritual de las hermanas cuando la Madre Teresa abrió sus primeras casas en Moscú y en Armenia en 1988, y fue así el primer sacerdote católico “oficial” en la Unión Soviética por aquel entonces. Después editó, en colaboración con una persona de negocios italiana, la mayor familia de radios católica “Radio Maria” la cual está presente , hoactualmente, en todos los continentes.

En el contexto de la beatificación. él es además el único miembro del equipo que no pertenece a la congregacion de la Madre Teresa.

Vd. conoció a la Madre Teresa y la acompañó en sus viajes. ¿Nos puede decir algo al respecto?

La Madre Teresa tenía mucha paciencia. Ahora veo, tras muchos años, de qué manera ella tuvo influencia en mi vida. El haberla conocido seguramente sea, después de la vida y el sacerdocio, el mayor don de mi existencia.

Ella ya fue llamada santa mientras vivía.¿Fue dificultoso su camino a la santidad?

Creo que sí, muy difícil. Creo que su camino a la santidad no fue muy corriente. Creo que es la santa del milenio. y creo que no hemos podido percibir aún el alcance de su santidad.y la grandeza de la gracia que Dios nos ha concedido por mediación de ella. Se desconocia completamente qué enorme proximidad tenía ella con Cristo durante la oscura noche del alma. Un observador superficial puede considerarlo como una forma de ateísmo. Dios esconde sus mayores gracias de los ojos del mundo. La segunda mayor gracia, que también es completamente desconocida. es que ella nos ha dejado más de 5000 páginas de escritos teológicos, que son aún desconocidos para el gran público. Una tercera gracia completamente desconocida para el público es su humor indescriptible en lo más profundo del sufrimiento. Ella era un alma contemplativa en medio de la vorágine, y siempre fue capaz de encontrar alegría y el sentido del humor de Dios en medio de cualquier adversidad.

Vd. participó en el proceso de beatificación de la Madre Teresa, que, gracias al Papa, se llevó a cabo de una forma inusualmente rápida. ¿Qué nos puede comentar sobre ello?

¡Gracias a Juan Pablo II y gracias también a los modernos ordenadores! Manipular con cierto orden 80.000 páginas sin la ayuda del ordenador es una tarea que llevaría 50 años. No sólo en ese sentido es la Madre Teresa una santa muy moderna. Creo que acabamos tan rápidamente la primera gran fase, porque fue relativamente fácil ver la profunda santidad de la Madre Teresa. Creo que el segundo paso, la canonización. también será una formalidad, que Dios concederá, con toda seguridad, en el momento adecuado. El próximo año, el 26 de agosto, celebraremos el centenario de la Madre Teresa. Posiblemente éste coincida con la canonización. Depende formalmente de dos aspectos: el primero de todos, en lo de los numerosos milagros, los cuales ya han ocurrido y están reconocidos oficialmente, y en segundo lugar, en que el Santo Padre en su responsablilidad pastoral escoja el momento apropiado.

Vd. ha sido consejero espiritual de las hermanas de la Madre Teresa en Moscú y en Armenia, y de esta manera el primer sacerdote católico, que fue admitido en la Unión Soviética. ¿ Cuáles son sus experiencias de este periodo?

La primera impresión es que no fuimos ni nosotros ni la Madre Teresa quienes llevamos la responsabilidad pastoral a la zona comunista, sino que fue la Madre de Dios, Rusia siempre fue la tierra de la Madre de Dios, y Ella nunca abandonó su responsabilidad pastoral. Ella ya anunció, a través de los niños de Fátima, la gran tragedia que golpearía a Rusia, pero al mismo tiempo, nos dio el remedio: la consagracion del Inmaculado Corazón de María. Esta consagración fue llevada a término por Pío XII, y más tarde completamente formalizada por Juan Pablo II. Seis años después de la consagración, el sistema soviético dejó de funcionar. De la misma manera que tras un pecado que ha sido perdonado, lo que queda es un gran daño. Es seguramente parte de nuestra tarea contribuir a sanar mediante la plegaria y el sacrificio, y también dando pasos concretos. Siento una profunda alegría en mi corazón cuando , durante el Festival de la Juventud en agosto, veo a tanta gente joven del antiguo bloque del Este. ¡Es del todo inconcebible que se acerquen al Corazón de su Madre, María, y no queden sanados!

La familia de “Radio Maria” es bien conocida en todo el mundo. Vd. también participó en su creación. ¿Cómo ocurrió?

La Madre de Dios en el momento en que recibió la llamada, probablemente no se dio cuenta del todo de la grandeza de su vocación. Lo mismo ocurre con los que son llamados por Ella. No llego a imaginarme cuan deprisa, con qué rapidez tuvo lugar tal desarrollo. En siete años, Radio María estaba presente en 31 países y actualmente lo está en más de 60. Parece ser que Nuestra Señora tenía prisa. Hay diversas indicaciones, provenientes tanto desde dentro como desde fuera de la Iglesia, de que hay motivo para tanta prisa.

¿En qué modo puede la Iglesia evangelizar hoy haciendo uso de los medios de comunicación?

En mi opinión, la evangelización siempre se da mediante la proclamación de la palabra. Hace 10 años, en Japón, había aproximadamente 350.000 católicos en una sola parroquia. Las investigaciones demostraron que más de 600.000 personas se consideraban católicos. Respondiendo a la pregunta, dónde habían oído hablar de la Iglesia, la respuesta fue que en la televisión o en la radio. Eso significa que la radio y la televisión son seguramente una pre-evangelización, que puede abrir el camino a la verdad de Dios. Más tarde sin duda se necesitará el contacto personal entre un pastor y el individuo.

¿Cómo ve vd. a los jóvenes de hoy, cómo se les puede atraer a la Iglesia?

Ahora casi sólo que veo jóvenes de Austria. Dos cosas están ocurriendo. Son realmente pobres en el sentido en el que la Madre Teresa entendía la pobreza. Ella hablaba sobre pobreza física, pobreza social y pobreza espiritual. Esa pobre gente jóven padece una terrible pobreza espiritual. Cristo no les fue nunca anunciado ni mostrado. Al mismo tiempo, un milagro está ocurriendo: aparecen pequeños grupos, comunidades y grupos de oración, y los jóvenes están muy abiertos a esos grupos. Estoy sorprendido de cuan abiertos están y cuanta añoranza tienen de la verdad. En un tiempo, en el que no se cesa de repetir que la verdad no existe, de que todo es relativo, los jóvenes son llamados interiormente a la búsqueda de la única verdad estable, que es la que encontramos en Cristo.

Esta no es su primera peregrinación a Medjugorje. ¿Cuáles son sus experiencias, siente la presencia de la Madre de Dios?

Hoy, me podría identificar a mí mismo con el pequeño Joseph – el hijo de uno de nuestros cooperantes. Aún no tiene un año. Estaba ahí sentado en su cochecito, sonriendo y obviamente pasándolo bien. Asi es exactamente como me siento.

¿Cómo ve vd. a Medjugorje dentro de la Iglesia?

Creo que Medjugorje tiene que jugar un papel muy. muy importante dentro de la Iglesia. La Iglesia está pasando por un momento muy difícil en todo el mundo, y las personas dispuestas a acusarse unos a otros. Creo que la misma presencia de Nuestra Señora puede provocar la unidad. Percibo esto entre los grupos de austriacos que vienen a Medjugorje. En medio de todas las tensiones de la Iglesia, permanecen quietos y completamente fieles. Muestran de una forma maternal lo que es esencial en la Iglesia y lo que no lo es.

Se dice que “Por sus frutos los conoceréis”. En su opinión ¿Cuáles son los frutos de Medjugorje?

Yo sólo puedo citar a mi cardenal Christoph Schönborn quien dijo que el 90% de todas las nuevas vocaciones en su diócesis venían de una manera u otra a través de Medjugorje. En Austria, he notado en diferentes partes del país que en algunas parroquias ocurren cosas que son poco usuales en la vida corriente de una parroquia. como por ejemplo grupos de adoración para niños. Y ¿Quiénes son esos niños? Los que estuvieron aquí, en primera fila, en el santuario ayer y anteayer. Esto significa que Medjugorje se irradia en las familias, en las parroquias. Otra vez, al estilo de María: Ella no hace nada excepcional, Ella es excepcional.

¿Se puede comparar Medjugorje con Lourdes o Fátima?

Ahora puedo citar al obispo Hnilica, quien dijo: en las apariciones de María en Europa, uno puede ver exactamente la pedagogía de la Madre de Dios, que es la pedagogía de la Iglesia. La primera gran aparición – Lourdes – tiene que ver con el sacramento del Bautismo. “Soy la Immaculada Concepción”, el agua como un símbolo de purificación. En Fátima, se puede reconocer el segundo sacramento de la iniciación – la recepción del Espíritu Santo – la Confirmación. El ángel les preguntó a los niños¿ Estais dispuestos a ofrecer vuestro sufrimiento, vuestras plegarias, etc. por los pobres pecadores? Fátima no versa sobre la santificacion personal, sino sobre la misión de santificar al prójimo. Y en Medjugorje, nos hallamos ante el tercer Sacramento – la Eucaristía – la cual está íntimamente relacionada con la preparación de la recepción del Señor- la Santa Confesión. Creo que hay una estrecha conexión. Estamos en el camino de la santidad.

¿Añadiría vd. algo más?

En estos tiempos, la fidelidad es importante. La Madre Teresa dijo ” Dios no me ha llamado para tener éxito sino para ser fiel”. Esa es también nuestra vocación.

Interviu: Sanja Pehar
Fuente: http://medjugorje.hr