Entrevista a Sor Emmanuel – El Niño escondido de Medjugorje

Entrevista de Samuel Gutiérrez del semanario “Catalunya Cristiana” durante la visita de Sor Emmanuel a España en septiembre del año 2008.

¿Por qué “El Niño escondido de Medjugorje”?
Porque deseaba darles claves valederas a mis lectores para su vida actual y la del futuro, sobre todo a las personas que se encuentran en situaciones donde el sufrimiento, el vacío, o las carencias de toda clase hacen que su vida se les haga muy espinosa. En Medjugorje, la Sma. Virgen, nuestra Madre, tiene soluciones para todas las situaciones por las que sus hijos atraviesan. Quería ayudar a la gente a asegurar su paz en toda circunstancia que pudiera presentársele; porque la vida es una lucha, ¡y tenemos que triunfar! Es por eso que he contado muchas vivencias donde se ve a las claras la intervención de Dios, porque Dios está vivo en nuestras vidas.

¿Cómo es ese Niño Jesús que se esconde en los brazos de la Gospa?
Como todos los recién nacidos; ¡es pobre y está desnudo, y depende de su madre en absolutamente todo! Los videntes apenas si lo han visto porque le gusta pasar desapercibido, pero su madre parecía querer ponerlo en evidencia para que lo descubrieran y lo amaran. ¡De hecho, Él será quien dirija cuanto acontezca en Medjugorje! Es el Señor, que viene nuevamente en la desnudez, como en Belén, para devolverle la verdadera paz a su pueblo.

¿Qué novedades aporta este nuevo libro en relación a Medjugorje, el triunfo del corazón?
He intentado ser más personal en mis relatos, es por eso que muchos hechos conciernen mi propia vida. Por otro lado, habiendo vivido en contacto con los videntes y la gente de la aldea, pude descubrir y acopiar nuevas experiencias muy significativas, como la de Mate Sego por ejemplo, ¡historia que ignoraba por completo en tiempos de Medjugorje, el triunfo del corazón! Conservo el mismo estilo, pero los mensajes están mejor adaptados a los capítulos y no siguen un orden cronológico. Además, alrededor de un tercio del libro no tiene ninguna conexión directa con Medjugorje, porque quería plasmar otras circunstancias donde Dios ha actuado. Mi propósito es que los corazones sean tocados. ¡Creo que la avidez de novedades puede convertirnos en seres superficiales, privarnos de cuantiosas riquezas y conducirnos al vacío interior! ¡En lugar de disiparnos, tenemos que ahondar y perseverar en el esfuerzo antes de encontrar el agua de la que estamos sedientos!

¿Es el testimonio personal el género literario que mejor expresa el carisma de Medjugorje?
No necesariamente, ¡aún cuando el testimonio personal ocupa un lugar relevante! En efecto, no hay reglas preconcebidas para la transmisión de las gracias en Medjugorje: los videntes hacen lo que ya han hecho otros videntes en el pasado; transmiten a la audiencia las palabras que han recibido de la Virgen, sin adicionar su opinión personal. ¡Y la gente se convierte! Quienes como yo no ven ni oyen a la Sma. Virgen ciertamente pueden, con toda humildad, dar testimonio de lo que el Cielo obra en los corazones y en las vidas. Pero estas historias están siempre centradas en la escuela de vida de la Virgen, que nos es dictada desde Lo Alto; por eso intentamos dar un paso al costado. Creo que lo que mejor expresa el “carisma” de Medjugorje es la simplicidad con la cual el Cielo se manifiesta, y la simplicidad con la cual los jóvenes videntes viven este encuentro. ¡En Medjugorje el lado ficticio de nuestra sociedad y todas sus caretas se derrumban, porque el Cielo está al alcance de la mano!

¿Cuál es ese carisma?
El acontecimiento que se produce en Medjugorje nos centra en el Cielo que se abre cada día, y no sobre las personas. ¡Este acontecimiento lo realiza el mismo Dios! Antes que de carisma, yo hablaría de la gracia de tocar a un Dios real, a nuestros amigos del Cielo que son reales, y que viven con nosotros en la simplicidad del día a día.

¿Cómo logra atraer a tanta gente de todo el mundo y cambiar tantas vidas?
Para mí es evidente que la Gospa invita a sus hijos a que vengan a visitarla. Por ejemplo, a principios de agosto, para el Festival de Jóvenes se congregó tal cantidad de jóvenes que no puede ser obra humana. Se da porque el Cielo así lo ha querido; ¡y es Dios quien convoca! Si existiera un “truco” hecho por el hombre capaz de atraer a tantos jóvenes, ¡la mayoría de las parroquias ya lo habría utilizado para volver a encauzarlos hacia Dios!

Muchas personas nos preguntan al llegar a Medjugorje: “¿Qué hay de tan especial aquí? Sabía en mi corazón que tenía que venir, y lo hice de inmediato, ¡pero no sé por qué estoy aquí, ni qué debo hacer ahora!” La respuesta es clara: “Si no lo sabes, ¡la Gospa por su parte, sí lo sabe! Lo comprenderás más tarde, no te preocupes.”

Los jóvenes son simplemente invitados, ¡y muy cariñosamente! La Gospa conoce sus pruebas y sus aspiraciones, y posee las mejores llaves para abrir sus corazones a la vida.

Algunos ejemplos:
- La Virgen es esencialmente madre, ¡y son numerosos los jóvenes que experimentan por primera vez en sus vidas el amor maternal en Medjugorje! Muchos no tienen más a su madre en casa. Frente a las heridas engendradas en la actualidad por la crisis de la maternidad, la presencia maternal de la Gospa es para ellos una fuente de profunda sanación, un bálsamo vital para sus corazones. ¡Ella les infunde ese sentimiento de seguridad al que tanto aspiran! Experimentan la indefectible ternura maternal de su corazón comprensivo. Algunos jóvenes declaran: “No me quiero ir de este lugar, aquí tengo la impresión de estar en el seno de mi Madre, necesito pasar más tiempo con ella”. En efecto, su verdadera identidad se fortalece con este contacto.
- ¡Como una madre, la Sma. Virgen viene cada día! También esto es fuente de sanación, porque la fidelidad en un compromiso parental se ha vuelto poco frecuente. Si a las personas de más de 50 años les parece raro que la Madre de Dios se aparezca todos los días, nunca escuchamos ese comentario por parte de los jóvenes. ¡Al contrario, para ellos es un signo de que conoce sus necesidades y responde a ellas! ¡Ellos, que padecen tanto stress, necesitan de esta seguridad!
- ¡Como una madre, la Virgen viene cada día a la misma hora! Estos puntos de referencia regulares ayudan a los jóvenes a edificarse en la paz.
- ¡Como una madre de familia, la Virgen habla con sencillez y sus palabras brotan del corazón! Como muchos jóvenes carecen de una vida de familia y de relaciones familiares, las palabras de la Virgen son faros que los guían, en el seno de la confusión del mundo y de los excesos de información. María es la enfermera que cura sus heridas.
- ¡La Sma. Virgen es una educadora exigente, y es lo que los jóvenes ansían! No es una madre permisiva con ellos, no hace concesiones con el Evangelio, y no teme perder sus corazones al ser firme, contrariamente a lo que sucede con muchos padres. Al igual que Juan Pablo II, confía profundamente en ellos. Ella les hace tomar conciencia de lo preciosa que es su vida. Muchos de ellos se han salvado del aborto y aprecian descubrir que su vida es una bendición. La Virgen les dice: “¡Agradezcan a Dios, el Creador, queridos hijos, porque los ha creado de manera tan admirable! Ellos descubren con sorpresa cómo crecen al seguir su escuela. María no minimiza las capacidades de los jóvenes y no tiene reparos en mostrarles la verdad. Los incita a que se conviertan en lo que realmente son, y no en lo que el mundo quisiera que fueran.
- Ella demuestra ser audaz con ellos, llamándolos a la santidad. Muchos son los que aceptan el desafío.
- En síntesis, en Medjugorje se sienten en su casa y pueden permitirse ser ellos mismos.
- La Sma. Virgen les hace sentir que Jesús no es en primer lugar un juez, sino un corazón amante que los espera con sus tesoros.
- María es la Reina de la Paz, y los jóvenes ansían esta verdadera paz; están hastiados de falsas paces, y falsas luces.
- La Sma. Virgen los ayuda a encontrar su camino y su vocación en este mundo. Ella les infunde mucha esperanza en el porvenir.
- María invita siempre a nuevos hijos a ir a visitarla, y así los jóvenes tienen la ocasión de relacionarse y de trabar amistad con gente que comparte su misma fe. ¿La Gospa acaso no llama a Medjugorje “el lugar del encuentro de los corazones”?
- En Medjugorje especialmente, María es refugio de los pecadores. Los jóvenes pueden abrir allí su corazón, confesar sus faltas sin ser rechazados ni juzgados. Entonces, aceptan que Jesús los purifique para volver a comenzar.
- La Virgen les hace descubrir lo que significa ser católico y formar parte de la Iglesia Universal. Se encuentran con católicos venidos de Asia, de África, de Australia, de Europa, de todo el continente americano ¡y se alegran por ello!
- En 1982 ocurrió algo único en la historia de la Iglesia. La Virgen formó su propio grupo de oración y eligió a los jóvenes que lo integrarían. Les pidió que permanecieran en su escuela durante cuatro años. Incluso nuestra Madre del Cielo les ha dado un reglamento: cómo pertenecerle y llegar a la santidad. Hoy en día los jóvenes peregrinos pueden unirse a ellos y participar de las apariciones nocturnas en la montaña. Allí, hacen la experiencia de su increíble cercanía maternal.

Este año 440 sacerdotes provenientes de todos los países estuvieron al servicio de los jóvenes durante el Festival. Trabajaban de día y muy frecuentemente también por la noche escuchándolos y confesándolos… ¡Fue una muy bella cosecha!

¿Qué proceso ha seguido para elaborar este libro? ¿Le ha costado reunir tantos testimonios?
¡Esto ha sido una gran alegría para mí! Porque al escuchar tantas confidencias de parte de gente tan diversa, me hace comprender sus necesidades y desear darles respuesta. ¡La urgencia es frecuentemente grandísima! Ahora bien, en Medjugorje, con los mensajes de María Santísima y su escuela de vida, tenemos Fuego en las manos ¡porque nuestra Madre tiene respuesta a todo! Mi plan consistía por tanto en describir en cada capítulo una necesidad real de la actualidad, una situación humana determinada y señalar la respuesta del Cielo que es ofrecida con tanto poder.
¿Qué criterios ha seguido para ello?
El criterio en mi elección de los relatos es doble: que contengan una sabiduría que pueda alimentar la vida cotidiana de los lectores, y difundir esta sabiduría a través de un relato tomado de la vida real que capte su interés y los cautive.

¿Cuál es el testimonio que más le fascina?
¡El de la pequeña Li, al final del libro! ¡Pero si lo coloqué al final, es para que no comiencen por él! ¡Se llega a él después de toda una preparación!

¿Qué mensaje le gustaría trasmitir a los lectores del libro?
¡
Que Dios es fantástico, y que vivir con Él, de Él y por Él da la verdadera felicidad y la verdadera paz! Caminar con Él es una aventura apasionante. Hoy en día, por diferentes razones, la gente cree que Dios es fastidioso. ¡Y esto no es así! Si hablo de Dios y aburro, debo callarme porque no estoy hablando del Dios verdadero. Dios no es absolutamente fastidioso, de ninguna manera, ¡está vivo y obra con poder! Dios es un Niño que quiere jugar con nosotros. ¡Si acogemos a este Niño en nuestro hogar, Él va a transformarlo todo, transfigurarlo todo, jamás querremos separarnos de Él!

¿Le preocupa que el libro no cuente con el “nihil obstat”?
¡De ninguna manera, tanto menos cuanto que la versión de este libro editada en el Portugal ha obtenido el “Imprimatur” y el “Nihil Obstat”, sin siquiera pedirlos!

¿Para cuándo un juicio oficial sobre los sucesos de Medjugorje?
No soy el Buen Dios para poder responder a la pregunta del “cuándo”, ¡pero esto no es lo esencial! Pero si LA IGLESIA DIJERA MAÑANA QUE LOS OBISPOS Y LOS CURAS PÁRROCOS pueden organizar peregrinaciones oficiales a Medjugorje, ¡quienes no quieren creer, no creerían más por ello, por cierto! No, lo esencial es velar en dar fruto hoy, durante este tiempo precioso donde la gracia nos es dada en abundancia, porque la Iglesia juzgará el árbol por sus frutos y no en el vacío. Puede ser que la Iglesia, para pronunciarse, espere el cese de las apariciones. Pero como los videntes afirman que la Virgen se les aparecerá hasta su muerte (una vez por año cuando terminen sus apariciones diarias), seamos pacientes y aprovechemos lo que ya nos es ofrecido hoy en día por la Iglesia: ¡ella permite que todos vayan a Medjugorje en peregrinación privada!