Niño se curó de un tumor durante la Aparición

Durante ocho meses, Josué de 2 años de edad, luchó contra un cáncer que en la última etapa le llevó a un trasplante, 80 curas de quimioterapia y 17 sesiones de radioterapia. Cuando nada funcionaba, sus padres llevaron a su hijo a Medjugorje. De vuelta a casa, las pruebas mostraron que los 19 tumores y todas las metástasis óseas habían desaparecido comenzando la recuperación de Josué que, ahora ha terminado.

Antes de cumplir los tres años, Josué de Nicolo ha experimentado más dificultades, drama y gracia que mucha gente en toda su vida.

El chico de Putignano, en el sur de Italia, nació con un neuroblastoma sin descubrir, la forma más común de cáncer de la infancia, en febrero de 2007. Le tomó 22 meses llegar a la condición en que Josué se encuentra en enero de 2009, cuando la enfermedad había progresado hasta su última etapa, 4D, donde a largo plazo las tasas de supervivencia son escasas a pesar de la terapia multimodal agresiva.

Los médicos le dieron a Josué sólo unos días o semanas de vida cuando sus padres lo llevaron a Medjugorje, en junio de 2009. Justo antes de la salida, el número de glóbulos blancos del niño había mejorado dramáticamente, y Josué, inmediatamente se sentió bien en Medjugorje, sus padres testifican. Josué se sintió mucho mejor después de la aparición de María a Mirjana Dragicevic-Soldo el 2 de julio de 2009, cuando fue puesto al lado de la vidente. Después de eso, parecía aliviado del dolor.

Al regresar la familia a Italia, las pruebas clínicas demostraron que las metástasis óseas de Josué, así como los 19 tumores diseminados por todo el cuerpo habían desaparecido. El único tumor que quedaba se había reducido de 7,5 a 3 centímetros, permitiendo a los médicos eliminarlo por completo. Desde que esta operación se llevó a cabo en noviembre de 2009, Josué se ha curado por completo.

Muchas personas, desde los padres de Josué, Elizabeth y Manuel De Nicolo, han sido testigos de la enfermedad de su hijo y su curación.

Los primeros síntomas fueron mal diagnosticados

Josué nació con un ojo medio cerrado, y su cabeza inclinada hacia la izquierda. Varios médicos dijeron a la pareja que no era nada grave, Elizabeth de Nicolo testimonió en un artículo publicado por el blog italiano Quotidianamente. El niño fue inicialmente mal diagnosticado cuando una pelota del tamaño de un grano apareció en la sien izquierda de Josué, los médicos lo vieron y la juzgaron no maligna.

No lo era, y estaba lejos de serlo, se mostró cuando Isabel y Manuel llevaron a su hijo para pruebas más a fondo en el hospital en San Giovanni Rotondo, cerca del santuario del Padre Pío.

Es de destacar que San Padre Pío profetizó Medjugorje en 1968, diciendo a peregrinos procedentes de Bosnia y Herzegovina que “pronto, la Virgen visitará su país”.

“Después del TC scan, el principal oncólogo Dr. Xavier Ladogana nos dijo que Josué estaba sufriendo de neuroblastoma medistinal en la cuarta etapa D, y que el tumor estaba unido al hueso de la pelvis, la médula ósea, los huesos del cráneo, el parte posterior del ojo izquierdo, y los ganglios linfáticos del cuello, penetrando el lado izquierdo del cerebro, y que, por desgracia, eso explica la inclinación de la cabeza de Josué, desde su nacimiento”, dice Elizabeth de Nicolo.

Un total de 22 tumores se encontraron, de acuerdo con el testimonio de su marido.

“Inmediatamente comenzó un tratamiento médico de ataque, un auténtico bombardeo con quimioterapia, radioterapia y trasplante” Elizabeth De Nicolo dice, su marido contó 80 quimioterapias y 17 sesiones de radioterapia.

“Sin embargo, los médicos le dieron a nuestro hijo pocas esperanzas de supervivencia. Parecía ser una cuestión de semanas o quizá días”, recuerda Manuel de Nicolo.

Cristianos no practicantes en busca de una esperanza

Mientras ninguno de los padres eran cristiano practicante, parecía que quedaba poca esperanza en junio de 2009. La pareja dice que se sintió dirigida todo el camino a Medjugorje. Y en su camino, tuvieron experiencia de varios signos.

“En la más negra desesperación, pensamos en llevar a Josué a Lourdes. Era el único Santuario mariano que yo conocía. Pero un día mientras estábamos en San Giovanni Rotondo, en un momento de desesperación, entré en la cripta del Padre Pío y le pedí directamente a su cara: “¿Por qué mi hijo? Dame una señal para restaurar mi esperanza”, dice Manuel de Nicolo.

“Luego volví al hospital y mientras caminaba por el pasillo de la sala, de pronto vi una computadora abierta con el rostro de la Virgen como imagen de fondo. Fue como un flash que me preocupó profundamente. Cuando entré en la habitación, me encontré con Elizabeth, quien me dijo que Josué no quería dormir, pero había encontrado la serenidad y la calma con algunos cantos marianos, y se había quedado dormido.” “Eran canciones dedicadas a Nuestra Señora de Medjugorje”.

Viaje a tierras desconocidas

Antes de junio de 2009, Isabel y Manuel de Nicolo nunca habían oído hablar de las apariciones de la Virgen María en Medjugorje.

“Nosotros ni siquiera sabíamos de la existencia de un pueblo llamado Medjugorje. Pero Nuestra Señora nos llamó allí y de inmediato recibimos otro signo. Entre las revistas esparcidas en la sala de espera del hospital, había una edición especial de la revista Oggi, acerca de las apariciones de la Virgen a seis personas de Medjugorje desde 1981 y los milagros de curación. Después de leer este artículo, decidimos salir de inmediato” el padre de Josué atestigua.

Pero Josué estaba débil: “Los médicos nos aconsejaron en contra de este viaje porque Josué tenía muy bajo número de glóbulos blancos, unos 5.000, pero estábamos muy decididos. Y en el día que nos fuimos el número de glóbulos de nuestro hijo subió a 160.000” dice además Manuel de Nicolo.

“Ya en esto vi el primer milagro. El niño no podía enfrentar el viaje en esas condiciones. Pero el aumento del número de glóbulos blancos en muy poco tiempo era una primera señal”, dijo Elizabeth de Nicolo en vivo en el principal canal de televisión italiana Rai Uno el 28 de febrero de 2010.

Delante de la Virgen

Desde muy temprano Josué se sintió bien en Medjugorje. Sus padres notaron una diferencia casi desde el momento en que pisó por primera vez el pueblo:

“Una vez en Medjugorje, apenas se bajó del autobús Josué parecía misteriosamente, pero fuertemente, atraído a ese lugar santo. Como resultado del tumor, el niño casi no podía caminar más. Pero él parecía mejorar” declaró Manuel de Nicolo.

El periodista italiano convertido, Paolo Brosio, allanó el camino para que Josué fuera colocado junto a la vidente justo en frente de la Virgen María, durante la aparición a Mirjana Dragicevic-Soldo el 2 de julio.

“Después de la aparición, para nuestra sorpresa, Josué empezó a sentirse mejor, y no pareció experimentar mas dolor“, dice el padre.

“Pero tuvimos la gran sorpresa cuando llegamos a casa.”

Dice el Doctor que la curación de Josué es un milagro

Isabel y Manuel de Nicolo regresaron al hospital de San Giovanni Rotondo encontrando que los médicos no podían explicar lo que vieron:

“Los ensayos clínicos subrayaron el hecho de que los 19 tumores diseminados por todo el cuerpo habían desaparecido, y las metástasis óseas se curaron completamente. Sólo detrás de los pulmones, un neuroblastoma se había mantenido, pero el tamaño del tumor se había reducido de 7,5 a 3 centímetros”, dice Manuel de Nicolo.

“El médico nos dijo que Josué fue sanado milagrosamente”. Y el Dr. Xavier Ladogana, el director del departamento de oncología, fue más allá: “lo que pasó con su hijo es científicamente inexplicable. Con los recursos y conocimientos que tenemos a nuestra disposición, no podemos dar una explicación médica precisa e incontestable. Sólo podemos decir que el niño ya no tiene la misma enfermedad que tenía antes de la peregrinación”, Elizabeth de Nicolo cita lo que los médicos han dicho a la pareja.

Josué tiene más experiencias místicas

La disminución en el tamaño de los últimos residuos del tumor permitió a los médicos de Josué operarlo. Esto tuvo lugar el 17 de noviembre de 2009:

“La cirugía fue un éxito total y los médicos, incluso dijeron que esto era, en cierto sentido, en sí mismo un milagro, ya que era inexplicable: La operación duró menos de una hora y se esperaba que durara de cuatro a seis horas“, dice Manuel de Nicolo.

“Después de la cirugía el niño tenía que pasar varios días en cuidados intensivos, y de hecho pasamos menos de media hora, porque se despertó de inmediato y comenzó a respirar sin problemas, más allá de las previsiones más optimistas. Para nosotros esta intervención fue un segundo milagro.”

“Al despertar de la operación, me dijo que había estado en el cielo con Jesús, y que había recibido un gran regalo, el gran don de la vida”, dijo Elizabeth de Nicolo.

Un año después de su primera visita la familia volvió a Medjugorje para dar gracias. Para Josué, significó una experiencia inusual más:

“Después de doce meses, regresamos con el niño curado” dijo Elizabeth de Nicolo.

“Allí vi a Josué alzar sus ojos y sonreir. Yo sabía que algo especial estaba sucediendo. Cuando le pregunté por qué sonreía y miraba al cielo dijo: “Ten una pacífica y alegre Navidad”, me dijo que estaba viendo a la Virgen y a su lado estaba el Padre Pío, que le sonreía.”

“Estamos seguros de que el santo de Pietrelcina es el ángel de la guarda de nuestro hijo, que lo protegió desde el comienzo de esta prueba, y sigue velando por él para siempre.”

Fuente: http://www.medjugorjetoday.tv/
Jakob Marschner para Medjugorje Today, Signos de estos Tiempos