11/2/2017 – El Papa nombra un comisario para Medjugorje, escenario de presuntas apariciones marianas

El Papa oficia una misa en San Pedro del Vaticano. MAURIZIO BRAMBATTI | EFE

El Papa oficia una misa en San Pedro del Vaticano. MAURIZIO BRAMBATTI | EFE

El Papa Francisco ha nombrado un enviado especial de la Santa Sede para Medjugorje, la ciudad bosnia donde desde hace más de 30 años se aparece presuntamente la Virgen. El lugar, de unos 4.000 habitantes, es, junto con Lourdes, Fátima o Guadalupe, uno de los centros marianos más visitados del mundo.

El representante vaticano que viajará en los próximos meses hasta Bosnia Herzegovina será monseñor Henryk Hoser, arzobispo-obispo de Varsovia-Praga. En un comunicado de prensa la Secretaría de Estado vaticana explica que la misión de monseñor Hoser tendrá un carácter exclusivamente “pastoral”. El objetivo es conocer la situación pastoral de la comunidad y las necesidades de los fieles que viajan en peregrinación hasta allí.

“La misión del enviado especial es una señal de la atención del Santo Padre hacia los peregrinos”, ha subrayado el portavoz del Vaticano, Greg Burke. El objetivo no es “inquisitorio”, ha añadido, sino “estrictamente pastoral”. “El enviado -continúa Buke– no entrará en la cuestión de las apariciones marianas, que son competencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y estará en contacto con el obispo diocesano, los frailes menores franciscanos -a los cuales se ha confiado la parroquia de Medjugorje– y con los fieles del lugar”. En resumen, concluye Burke, se trata de una misión “para los peregrinos, no contra nadie”.

La aclaración es importante ya que no en pocas ocasiones se ha acusado al Papa Francisco de mostrarse algo incrédulo respecto a este tipo de fenómenos sobre los que nunca se ha pronunciado abiertamente. El caso de las apariciones de Medjugorje en particular ha sido estudiado por una Comisión Internacional presidida por el cardenal Camillo Ruini, creada por la Congregación para la Doctrina de la Fe durante el pontificado de Benedicto XVI. La comisión elaboró un informe que fue, en parte, filtrado a la prensa, y en donde se ponía en duda la veracidad de las apariciones marianas. Ahora se espera la decisión final del Papa Francisco.

Recientemente el Pontífice advirtió de la importancia de reconocer a la Virgen “verdadera” y no a la “Virgen jefe de la oficina de correos que cada día manda una carta diferente diciendo: ‘Hijos míos, haced esto; y el día después, haced esto otro’. No, no es esta. La Virgen verdadera es la que genera Jesús en nuestro corazón, que es Madre. Esta moda de la Virgen superestrella, como una protagonista que se pone a sí misma en el centro, no es católica”.

Las supuestas apariciones marianas en Medjugorje se iniciaron en 1981 cuando seis chicos -de entre diez y dieciséis años– vieron supuestamente a la VIrgen María en el monte. Entonces Medjugorge era un pequeño pueblo de la antigua Yugoslavia, de mayoría musulmana, y que vivía bajo una dictadura comunista. Desde entonces, miles de peregrinos acuden a rezar al santuario construido en esta localidad.

Fuente: http://www.elmundo.es/sociedad/2017/02/11/589f469ee5fdea9b788b4699.html