31/12/2014 – Los últimos encuentros diarios de los videntes Mirjana, Ivanka y Jakov con la Reina de la Paz

-VD3A7369El último de los encuentros diarios de la vidente Mirjana con la Reina de la Paz el día de Navidad de 1982

Mi último encuentro con la Virgen fue el día de Navidad, el 25 de diciembre de 1981. En esa ocasión la Virgen estuvo conmigo cerca de 45 minutos. Unos meses antes, la Virgen me había preparado para este encuentro. Me lo había explicado todo de manera muy maternal.

Me dijo que ya había llevado a cabo lo que necesitaba de mí. Me dijo que yo era muy consciente y responsable y que debía volver a mi vida rutinaria del día a día, como todos mis vecinos.  Que debía continuar mi vida   sin sus consejos maternos y sin sus conversaciones tan útiles con Ella. Me prometió que estaría siempre conmigo y que me ayudaría en los momentos más difíciles de mi vida. Hasta el día que me vaya con Dios, Ella me ayudará.  Me ha dicho que ese iba a ser nuestro último encuentro pero que me hacía un regalo y era que la iba a ver siempre el día de mi cumpleaños hasta mi muerte.

Este último encuentro con la Virgen ha sido muy difícil para mí. Es complicado describir con palabras el dolor y la tristeza que he sentido sabiendo que ya no tendría encuentros diarios con Ella. Es como cuando en la vida tienes algo maravilloso y lo pierdes.  La Virgen era consciente de mi dolor y de mi sufrimiento y para alegrarme ha rezado conmigo y me ha pedido que cantara y alabáramos a Dios juntas. He rezado la oración que siempre rezaba cuando estaba a solas con Ella: la Salve Regina. Siempre tengo en mente las palabras de la Virgen: Mirjana te he escogido y te he explicado cuánto era necesario. Te he revelado muchas cosas terribles que deberás guardar para ti. Piensa que yo también lloro por ello. Deberás tener coraje siempre. Has comprendido rápidamente mis mensajes y, por lo tanto, ahora debes entender que debo irme.  Debes ser valiente. Me ha dicho más cosas pero son de tipo personal.  Los primeros meses han sido duros pero la Virgen ya me lo había dicho. He caído en una profunda depresión. Evitaba a todo el mundo, me encerraba en mi habitación donde esperaba a la Virgen. He llorado y la he invocado, he sentido su ayuda y la esperaba el día de mi cumpleaños. Desde el 2 de agosto de 1987, cada día 2 de mes, siento dentro de mí a la Virgen que me habla y alguna vez la veo y rezo con Ella por todos los que no creen.

-23-VD3A7358El último encuentro diario de la vidente Ivana Ivankovic con la Reina de la Paz el 7 de mayo de 1987

La noche del 6 de mayo de 1985 tuvieron aparición Ivan, Jakov e Ivanka. La aparición de Ivanka duró cerca de 8 minutos, seis minutos más que la de los otros dos. Durante esta aparición, la Virgen le confió a Ivanka el décimo secreto y acabó de hablar del futuro del mundo. La Virgen le dijo que los días siguientes la esperaba sola, sin los otros videntes.

EL 7 de mayo de 1985 Ivanka tuvo la aparición en casa.  Al padre Slavko Barbaric le escribió lo siguiente en una hoja: “Como todos los días la Virgen llegó, me saludó con un ‘Alabado sea Jesucristo’  y yo le respondí ‘Sean siempre alabados Jesús y María’. No había visto nunca a la Virgen María tan bella como ese día. Sus vestidos de oro y plata brillaban. Su corona y su velo también. Junto a ella había dos ángeles. Iban vestidos como la Virgen. Era tan bella que no encuentro palabras para describirla. Es necesario vivirlo.  La Virgen me preguntó qué quería y yo le pedí poder ver a mi madre terrenal.  La Virgen sonrió e hizo un gesto con la cabeza. De golpe, apareció mi madre, sonreía. La Virgen me pidió que me pusiera en pie y yo la obedecí. Mi madre me abrazó, me besó y me dijo ‘Hija mía, estoy orgullosa de ti’, me besó y desapareció.

‘Querida hija mía, hoy es nuestro último encuentro. No te pongas triste porque yo vendré a hacerte visitas los días de tu cumpleaños. Hija mía, no pienses que has hecho algo mal, algún error, y que por este motivo no vendré más a verte.  No has hecho nada. Tú has acogido todo con todo tu corazón y has realizado todos los planes que yo y mi Hijo teníamos. Sé feliz porque yo soy tu Madre que te quiere con todo su corazón. Ivanka, gracias por haber respondido a la llamada de mi Hijo y por haber sido tan perseverante como Él esperaba. Hija, diles a tus amigos que mi Hijo y yo siempre estaremos con ellos cuando nos busquen y nos invoquen. Lo que os he dicho sobre los secretos durante estos años no se lo reveléis a nadie hasta que yo os lo diga. Ivanka, las gracias que has recibido tú y tus amigos no las había recibido nadie hasta el momento aquí en la Tierra’. Después de estas palabras pregunté a la Virgen si podía besarla. Ella asintió con la cabeza y la besé.  Le pedí su bendición. Me bendijo, me sonrió y me dijo ‘ve con la paz de Dios’ Se alejó lentamente y con ella también los dos ángeles. La Virgen estaba tranquila y serena. Estuvo conmigo una hora.

-ZI9A6600El último encuentro diario del vidente Jakov Colo con la Reina de la Paz el 12 de septiembre de 1998

Durante su viaje a América, desde Miami, Jakov nos envió este mensaje:

El viernes 11 de septiembre durante la aparición diaria, la Virgen me dijo que me preparara para rezar de manera especial para la aparición del día siguiente, porque me diría el último secreto. El sábado 12 de septiembre, la Virgen vino a las 11.15 (hora local). Me saludó como siempre “alabado sea Dios”. Mientras me revelaba el último secreto estaba triste. Después con una dulce sonrisa me dijo. “¡Querido hijo! Yo soy tu Madre y te amo incondicionalmente. A partir de hoy no voy a aparecerme a ti cada día, solo el día de Navidad, el día del nacimiento de mi Hijo. No estés triste porque yo estaré siempre contigo como Madre y como una Madre de verdad no te abandonaré nunca. Tú continúa el camino de mi hijo, camino de paz y amor, y persevera en la misión que te he confiado. Sé un ejemplo de un hombre que ha conocido a Dios, al amor de Dios. Que los hombres vean en ti un ejemplo de cómo Dios trabaja en ellos y de cómo trabaja a través de ellos. Yo te bendigo con mi bendición materna y te doy las gracias por haber respondido a mi llamada. La aparición acabo a las 11’45 horas.”  Jakov llamó al padre Slavko  Barbaric y lloró durante mucho rato y le dijo que estaba  muy triste.

Fuente: http://www.medjugorje.hr/it/fenomeno-di-medjugorje/lultimo-incontriregolari/

Traducción del italiano a cargo del equipo de www.virgendemedjugorje.org